14/5/15

Dedicado a vosotros/as, que perdéis el tiempo.

“Es fácil esquivar la lanza, mas no el puñal oculto”, Proverbio Chino
Hablar mal por la espalda de otra persona es una manera intentar destruirla frente a los demás pero sobre todo de hacerlo dentro de nuestra mente y de nuestro corazón. Es una manera de agredir y violentar al otro para así crear la fantasía que yo soy superior.


Maledicencia es la acción y efecto de hablar mal de alguien y desacreditarlo.
La traición habita entre el fuego y el hielo. Su sombra es tan alargada como temida, pues tiene la capacidad de cambiar el curso de los acontecimientos en tan sólo un instante. 
El poder que ejerce es tal que a lo largo de los años ha esculpido cambios cruciales en el ámbito de la política, la cultura y la sociedad en general. 
Quien habla mal de otro crea también la fantasía de tener “el poder de destruir” a la persona sobre la que habla, siendo esto realmente irreal. Hay quienes rajan en grupo para así poder creer que tienen autoridad para permitir que alguien sea” igual a ellos” o diferente de ellos.
“Mejor tener un enemigo que te da una bofetada en la cara que un amigo que te clava un puñal por la espalda”, Arthur Schopenhauer
Uno de los problemas emocionales más frecuentes de los que hablan por la espalda es la envidia, que suele definirse como la tristeza por el bien ajeno; un sentimiento desagradable que se produce al percibir en otro algo que se desea y que dificulta el desarrollo del que lo sufre y sus relaciones con los demás. 
La envidia se produce como consecuencia de dos tendencias que llevan al individuo a desear lo que no tiene y a compararse con los demás; pero sobre todo busca destruir. El envidioso es incapaz de ponerse en el lugar del envidiado, para poder comprender su situación, o de sentir empatía hacia él.
Y SABÉIS QUE DIGO Y PRACTICO CUANDO ME ENTERO DE ESTO: FÁCIL. 

CUANDO ESCUCHES UN CHISME DE TI SOLO VUELA ALTO… CUANDO TE CRITIQUEN SOLO VUELA MÁS ALTO… Y CUANDO QUIERAN HACERTE DAÑO… SOLO VUELA MÁS ALTO....
Recuerda....LAS RATAS NO RESISTEN LAS ALTURAS

No hay comentarios: