23/3/15

Y van dos....

Tras la derrota electoral de mi partido, el PP, en las elecciones Andaluzas, llega el momento de las reflexiones.

Comenzamos este sendero con las elecciones al Parlamento Europeo, con una pérdida de votos y eurodiputados considerable. El argumento que esgrimieron desde la dirección de mi partido fue que, los resultados de las elecciones europeas no se podían extrapolar a lo que pasaría en las elecciones autonómicas y municipales, y menos aún a las generales.

Ahora, turno de las elecciones Andaluzas, donde mi partido ha sufrido un serio retroceso, perdiendo 17 diputados en la cámara andaluza.

Europeas, andaluzas.... y van dos.

Toca reflexionar de manera seria, coherente, con sentido común y de forma veraz. Se terminaron las medias tintas.

Las casas se comienzan a construir por el suelo y no por el tejado. La campaña de Juan M. Moreno Bonilla ha sido buena. Los dos debates televisados los ganó de calle. Pero esto no basta.

El candidato a la Junta de Andalucía por el Partido Popular, mi partido, fue designado, una vez más, sin contar con los afiliados, que dicho sea de paso, tenían dos candidatos en mente antes que a un señor que, nos guste escuchar o no, no lo conocían. Pero era una imposición del Presidente.

El PP tiene que comenzar abriendo ventanas y puertas. Necesitamos una regeneración desde arriba hasta abajo. Es más necesario que nunca que cuenten con los afiliados y los votantes. Cuando se dice que los liberales, los conservadores y los defensores de la vida no tienen hueco en el partido.... pues se marchan y no votan. Es sencillo.

El PP debe recuperar la esencia y los valores que le llevaron, por dos veces, a la Presidencia del Gobierno. Hay que alejarse de la social democracia, ideología que está tocando a su fin en toda Europa. Sabias palabra de Esperanza Aguirre cuando dijo que le gustaría que el PP volviera a ser el partido donde cabían todos los que estaban a la derecha de la izquierda....

El PP debe de recuperar la velocidad a la que marcha la sociedad y atender las peticiones de los ciudadanos. El PP debe encabezar una regeneración democrática que desbloquee las listas para las elecciones. El PP debe abrirse de par en par con primarias internas para que los afiliados puedan elegir a sus representantes.

El tiempo del dedazo se ha terminado, y cuanto más tarden en la dirección de mi partido en darse cuenta y en reaccionar, no serán dos las derrotas, serán más.

Basta de depotismo. Los afiliados al PP queremos un PP con sus valores tradicionales, pero un PP nuevo y regenerado, donde los afiliados, que son la parte más importante del partido, tomen el protagonismo que se merecen.

O nos ponemos al día, o llevamos mal camino.

Van dos, que no sean mas.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Estoy contigo. No solo el PP sino el PSOE también. Me considero de izquierdas pero con sentido de Estado y de España. Espero que la transición que deben hacer los dos Partidos llegue pronto para así olvidar al populismo barato que nos invade. Sueño con que algún día el PP y PSOE llegado el caso formasen gobierno para no estar eternamente hipotecados a los nacionalistas. Dejemonos de una vez de complejos y tenganos altura de miras. Un abrazo.