25/6/14

A ti, afiliado al PP: La regeneración pasa por la batalla de las ideas.

El sistema, tal y como lo conocemos, está es crisis. Nadie duda de ello a estas alturas. La política está en quiebra técnica. En mi partido huele a cerrado y muy pocos de los que están ahí dentro, en la cúpula, tiene la más mínima intención de ponerlo a ventilar, o eso parece. No hablemos de congresos abiertos ni de un afiliado un voto para la elección de candidatos y cargos, que asusta.  Pero esto, tal y como transcurren las cosas, el día a día, tiene poca gracia.


El PSOE está en crisis en toda España,  porque no tiene proyecto, porque quienes lo representan no saben ni que hacer. Ahora parece que está de moda el podemizarse, para ver si arrastran votos de la izquierda más radical. No se dan cuenta que esa no es la solución.

Ante esta situación de impasse, los ciudadanos, la sociedad civil que está más viva que nunca, cometería un grave error si tomara la decisión de caer en lamentaciones. Más aun cuando el PSOE se hunde por méritos propios, anquilosado en la vieja política y mi partido sigue, a día de hoy, sin poner a funcionar el ventilador para que se realice esa apertura que democratice el partido y ese acercamiento del partido a los ciudadanos.

Ante todo esto pienso que, como dice la Presidenta Esperanza Aguirre, que hay que dar la batalla de las ideas. Una batalla pacífica, tranquila, amistosa, alegre y que consiste sencillamente en elaborar propuestas viables y en positivo, tanto para mejorar el partido, como para mejorar la democracia. Para empezar, propongo la más que necesaria modificación de un ya caduco sistema electoral, por un sistema como el alemán. Con esto, como mínimo, revitalizaríamos la democracia.

Mi partido, el PP, debería adherirse a las declaraciones de Esperanza Aguirre y ponerlas en funcionamiento, tanto en el cambio del sistema electoral como en el cambio de la elección de candidatos y cargos en el partido. Más democracia interna, tan extendida en otros paises de nuestra Europa, por no hablar de los Estados Unidos. Así, los políticos deberán rendir cuentas ante sus ciudadanos y sus afiliados, y no al lider del partido de turno, que lo ha colocado a dedo en una lista electoral o en un puesto de responsabilidad en el partido.

En mi partido, ante el inmovilismo, toca discutir y avanzar. Todo está por hacer. Se trata de debatir con fórmulas abiertas y en positivo. Al fin y al cabo, quitando a unos pocos, la gran mayoría estamos muy interesados en defender desde el sentido común, el sentido de lo común. Y es a vosotros, militantes del PP, a los que va dirigido este artículo con el que tan solo quiero sentar unas premisas desde las que iniciar un debate, que a estas alturas de la legislatura, ya se tiene que comenzar a dar: Un afiliado, un voto. Que el partido sea lo que quieran todos sus afiliados, no unos pocos en una mesa. Luchemos por dar la batalla de las ideas y de la regeneración y, como dice la Presidenta Aguirre, o nos movemos o nos mueven los ciudadanos.



1 comentario:

Anónimo dijo...

Perdona que te diga, Pedro, pero tu Esperanza Aguirre es la que impone los candidatos a los demás y ... huelga decir que "vaya candidatos"...