18/6/14

La llamada justicia social no es representada por la izquierda, todo lo contrario.

Para iniciar este artículo debemos tener claro el concepto de justicia social. Entendiendo por justicia social es aquella que se encarga de que todas las personas pudieran disfrutar y acceder a una serie de bienes imprescindibles como podía ser la educación, la sanidad o el trabajo, entre otras cosas.
Teniendo claro el concepto, podemos comprobar como, ni por lo más remoto, la izquierda española puede enarbolar la bandera de la justicia social. Todo lo que la izquierda habla sobre este tema es un auténtico fraude.

Comencemos por la educación. Todas y cada una de las leyes educativas que han regido en la actual democracia en España han sido modificadas y creadas por gobiernos de izquierdas. Jamás entró en vigo una ley que no fuera de un gobierno de izquierdas. Que resultado se han obtenido? No hay más que ver el informe PISA donde deja la calidad de la enseñanza en España en un muy mal lugar. Por lo tanto, el primero de los pilares de la justicia social que enarbola falsamente la izquierda, se cae.

Continuemos por la sanidad. En España existe un modelo de sanidad, no creado por la izquierda, que es la envidia en el mundo. Con sus defectos y sus virtudes, como todo, pero el peso específico de las virtudes pesa mucho más que el de sus defectos. Tomemos como ejemplo nuestra Comunidad, Madrid. Mientras que el PSOE en Madrid cerró más de 2700 camas cuando gobernaba nuestra Comunidad, un gobierno de izquierdas, el PP en Madrid lleva abiertas más de 2500 camas, visualizadas en la apertura de bastantes nuevos hospitales en nuestros hospitales, 75 quirófanos nuevos, no recuerdo cuantos centros de salud... otro de los pilares de justicial social que enarbola falsamente la izquierda que se cae.

Y para no extenderme mucho, termino este artículo con el trabajo. Solo hace falta darse una vuelta por internet, y mirar varios comparadores sobre este asunto. Los datos son los datos y demuestran, una vez más, como la izquierda no puede enarbolar la bandera de la justicia social. Todo lo contrario, destruye la justicia social.






No hay comentarios: