22/7/13

Totalitarismo anticristiano. David Pérez en el punto de mira.

Es de sobra conocido como en países musulmanes es muy común la intolerancia, que incluso muchas veces llega al asesinato salvaje, de personas que pertenecen a otra religión como la Cristiana, y no por ser de sobra conocido resulta reprobable y repugnante.

Pero tampoco hace falta irnos muy lejos para comprobar que la intolerancia y el linchamiento hacia una persona por mostrar abiertamente su fe religiosa está la orden del día. Y le ha tocado el turno a David Pérez.

El Alcalde de Alcorcón, tras el incendio declarado en El Molar agradeció desde de su cuenta de Twitter a los Bomberos y la patrona de la localidad haber evitado que el fuego llegase a las viviendas. Concretamente el tuit fue: «Gracias a la eficacia de los #bomberos @112cmadrid y a la protección de la Virgen del Remolino las casas de El Molar se han salvado de arder».

No tardaron los intolerantes en salir a la palestra para mofarse e insultar a David Pérez por este twett.

Lo grave de todo esto es que nuestra Carta Magna, la Constitución, defiende la libertad religiosa, por lo que con esto únicamente ya debería existir una garantía en la libertad religiosa de cada cual. Pero no. Para la izquierda rancia de España en general y la de Alcorcón en particular no, y los ataques, mofas e insultos hacia el Alcalde de Alcorcón no se hicieron esperar.

El delito contra la libertad de consciencia y el sentimiento religioso está tipificado en nuestro código penal. Concretamente, el definido por el artículo 525 del Código Penal, que dice lo siguiente:


1. Incurrirán en la pena de multa de ocho a doce meses los que, para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican.

2. En las mismas penas incurrirán los que hagan públicamente escarnio, de palabra o por escrito, de quienes no profesan religión o creencia alguna.

En un país como el nuestro, donde la libertad debe ser eje de todas las actuaciones, no tendría ni que hacer falta que este tipo de cosas esten tipificadas. Pero observando el radicalismo de la izquierda en general, veo con pesar que los que hiceron la ley conocían perfectamente los motivos por lo que incluirla en el Código Penal. Una verdadera lástima.

Pero mucha más lástima me da ver como, este tipo de personas, única y exclusivamente vierten sus patochadas, insultos y mofas contra una persona que muestra abiertamente su cristianismo. ¿Donde están esas personas a las que el Cristianismo les molesta cuando en otras religiones vejan a la mujer con el burka o la ablacion? Pues calladitas, ya que su animadversión es única y exclusivamente contra el cristianismo y no contra las religiones, como muchos de ellos se encargan de escribir y decir de forma fraudulenta.

Ahora le ha tocado el turno a David Pérez, mañana puede ser cualquiera. Lo más grave de todo esto es ver como determinados sujetos de la izquierda en España no han evolucionado nada y se asemejan mucho a los sujetos que, en la segunda república española, se encargaban de quemar conventos e iglesias, matar curas, violar y asesinar monjas y atacar de manera vil y cobarde a las personas que profesaban el cristianismo.

Mal camino llevamos en España si la evolución que ha sufrido la izquierda es cero.

Libertad, libertad, libertad.... LIBERTAD.

Todo mi apoyo a David Pérez.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Parece mentira como manipulas las cosas, en tu caso lo habitual. No explicas que España es un estado aconfesional, que Davicito es un representante del estado y por lo tanto no debe hacer declaraciones de índole religiosa ni superponer su religión frente a las demás, cosa que debería ser delito también si no lo es ya.
Hartitos estamos de que todo cristiano, católico, apostólico o lo que sea, rancio como nadie, nos quiera imponer su confesión a los que no la profesamos, como si fuera acto divino lo que ha luchado el hombre, en este caso los bomberos.
Y es que en su partido de señoritos caducos y trasnochados es común confundir santos y milagros con personas y hechos.
Lean más y adquieran la cultura que les falta para saber que los rayos no son los dioses enojados.
Pobres ignorantes que encima nos quieren imponer sus creencias religiosas.

Anónimo dijo...

Estoy cansado de que la izquierda de este país nos diga a los demás en quien tenemos que creer. Se les llena la boca de democracia y luego no aceptan las creencias religiosas de los demás.Soy de izquierdas por mi condicion de obrero,pero nadie tiene que decirme en que religión debo o no debo creer. Mi religión es la católica y cristiana, no solo por convicción sino porque es la religión de mis padres y de mis abuelos y el simple hecho de que yo tenga esa creencia no es motivo para ser insultado ni ofendido como es el caso del Sr. David Pérez alcalde de Alcorcon.Si no les gusta nuestra religión o la del alcalde de alcorcon y que esta en su perfecto derecho de profesar esa creencia religiosa, ¿ Quien coño son estos izquierdosos para decir enquien creer o no? Si no les gusta esta religión me parece muy bien ,pero eso no quiere decir que tengan que insultar ni menospreciar a quien si cree. ya que tienen el valor de meterse con la religión católica, que tengan los mismos cojones de meterse con el islam o los musulmanes, pero claro como el insulto y las amenazas salen gratis............Por mi parte dar muchos ánimos al alcalde de alcorcon y a los demás decirles que con respeto y educación se recogen buenas cosechas. Estos deben de saber que no todo el mundo tiene que pensar como ellos y que tenemos el derecho de tener nuestras creencias religiosas, lo contrario seria el totalitarismo de alguien que no acepta que hay personas que pensamos distinto.