11/6/13

Dos nuevas sentencias dan la razón al Ayuntamiento de Alcorcón

El juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 30 de Madrid considera que “ningún reproche jurídico merece la actuación administrativa impugnada que se somete plenamente al ordenamiento jurídico”, en relación al cese de una funcionaria interina El TSJM da la razón al Consistorio frente a una demanda de UGT que consideraba que los servicios mínimos establecidos por el Gobierno municipal durante la huelga de la empresa encargada de la limpieza de colegios vulneraban los derechos fundamentales


Martes, 11 de junio de 2013.- Dos nuevas sentencias vienen a dar la razón al Ayuntamiento de Alcorcón. La primera de ellas está relacionada con la demanda de una funcionaria interina que consideró su cese improcedente y recurrió la decisión del Consistorio. Dicha trabajadora fue cesada por “la necesaria organización de la estructura administrativa acorde a las circunstancias económicas sobrevenidas junto con la aplicación de los principios de racionalidad, economía y eficiencia que deben presidir las plantillas de las Administraciones Públicas”.

En el Presupuesto General del Ayuntamiento de Alcorcón para el año 2013, aprobado por el Pleno de la Corporación en su sesión celebrada el día 26 de diciembre de 2012, se establece “la necesidad de reducir costes de personal en un porcentaje de 12,32%” para poder adherirse al Plan de Pago a Proveedores y para poder hacer frente a la situación de insolvencia de EMGIASA (…). Según recoge la sentencia, “se trata de una decisión -no dotar presupuestariamente dicho puesto de trabajo- tomada por el Ayuntamiento dentro del ejercicio de su facultad de autoorganización, debiendo recordar la reducción de costes en personal fue una decisión aprobada, incluso, por el Pleno del Ayuntamiento de Alcorcón en sesión celebrada el día 26 de diciembre de 2012”.

“(…) la relación funcionarial del interino es esencialmente temporal -continúa la sentencia- y puede finalizar por libre remoción de la Administración en tanto desaparezcan a juicio de la misma las razones de necesidad o urgencia que motivaron el nombramiento, pues dichos funcionarios no gozan del derecho de inamovilidad, es evidente que corresponde a la Administración determinar las necesidades personales que precisa para el cumplimiento de sus fines. Y ese juicio subjetivo (consecuencia de su facultad de autoorganización) debe ser respetado salvo que se acredite que ha hecho uso de tal potestad con finalidades distintas de las previstas en el ordenamiento jurídico. En el presente caso, nada se ha probado”.

“Procede, en consecuencia, desestimar el presente recurso contencioso administrativo. Ningún reproche jurídico merece la actuación administrativa impugnada que se somete plenamente al ordenamiento jurídico”.

Esta sentencia, ante la que cabe recurso de apelación, condena a la demandante al pago de las costas, que ascienden a 200 euros.

Los servicios mínimos planteados por el Ayuntamiento durante la huelga de la empresa de limpieza de colegios no vulneraron los derechos fundamentales

Por otro lado una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) da la razón al Consistorio frente a la demanda planteada por el sindicato UGT que consideraba que el Ayuntamiento había vulnerado los derechos fundamentales de los trabajadores en el establecimiento de los servicios mínimos durante la huelga de la empresa responsable de la limpieza de los colegios municipales.

El Tribunal ha decidido “desestimar la acusación de unilateralidad que se achaca a la imposición municipal de tales servicios mínimos, porque consta que el Ayuntamiento solicitó a la empresa concesionaria la fijación de los mismos, al igual que se hizo al comité de empresa, sin que se obtuviera contestación alguna. Ante ello la Administración no podía permanecer impasible porque la huelga no se agotaba en la relación entre dos partes privadas sino que afectaba a servicios públicos esenciales y especialmente a ciudadanos vulnerables, como son los menores o usuarios de servicios asistenciales de salud, cuyos derechos son al menos tan relevantes como el derecho a la huelga”.

No hay comentarios: