28/2/13

Alcorcón estudia anular 620 empleos que el PSOE 'blindó' antes de las municipales tras el demoledor informe de la camara de cuentas


Dos días antes del 22-M, día en que perdió las elecciones, el socialista Enrique Cascallana convirtió a 620 empleados del Ayuntamiento de Alcorcón en funcionarios a través de una oposición hecha a medida. El Confidencial denunció que el PSOE convocara una oposición ad hoc para blindar el contrato de cara a futuros posibles despidos de estos empleados, que pasaron de poseer un contrato indefinido o eventual a ser funcionarios de carrera el 20 de mayo de 2011. Esta semana, la Cámara de Cuentas ha hecho público un informe demoledor en el que confirma “importantes defectos” de este proceso de funcionarización, tanto en el fondo como en la forma.

El órgano confiscador denuncia casi dos años después la manera en la que Cascallana blindó a sus empleados ante la inminente llegada de los populares, ya que ni siquiera publicaron la oferta de empleo público con anterioridad a la convocatoria. Además, en el extenso informe al que ha tenido acceso El Confidencial también se resalta que 19 trabajadores tomaron posesión en dos puestos de trabajo, mientras que tres empleados figuran en tres. Otros 56 aspirantes no ocuparon la plaza por la que tomaron posesión, sino la que ocupaban antes del proceso, y 28 compañeros ocupaban puestos de una categoría superior a la que lograron.

El informe recuerda que la funcionarización es un proceso que sólo debe extenderse a aquellos puestos que necesariamente tienen que ser funcionariales, pero no para los que la ley sigue permitiendo su desempeño por personal laboral. Por tanto, “el ayuntamiento debería haber identificado los puestos de funcionarios ocupados por laboral ciñéndose dicho proceso a dichas plazas”. Sin embargo, no se proporcionó por el ayuntamiento la revisión de la Relación de Puestos de Trabajo donde se estableciera que las plazas convocadas estaban reservadas a funcionarios. Muchas de de las cubiertas corresponden a personal de oficios que no tienen esa condición. El alcalde de Alcorcón, David Pérez, asegura que a partir de ahora habrá que analizar “qué hacer con los puestos de las personas que se han hecho funcionarias y que no se debieron hacer”.

El PP podría anularlo

Según el primer edil, habrá que analizar también las cuestiones relativas a este proceso “irregular” de conversión de trabajadores en empleados públicos mediante el cual podrían haber sido “lesionados” los intereses del ayuntamiento y que podría dar pie a una posible anulación.

La Comunidad de Madrid hizo público en su Boletín Oficial la oferta de empleo el 2 de marzo, día en el que el Ayuntamiento de Alcorcón abría, por un “proceso extraordinario de funcionarización”, el plazo para presentar las instancias a los 620 trabajadores del Consistorio que quisieran participar. Como condición indispensable se exigía que los demandantes pertenecieran al personal laboral fijo de la plantilla del Ayuntamiento de Alcorcón.

El sindicato CSIF lo impugnó en su momento, y solicitó la suspensión cautelar del proceso alegando que muchos de estos nuevos funcionarios disfrutaban de contratos eventuales, interinos o por obra y que, “a través de una simple entrevista hecha a principios de mayo”, se convirtieron en funcionarios, "manteniendo incluso hasta la antigüedad de su anterior contrato". El Grupo Municipal Socialista sostuvo que “ninguno de los trabajadores que han optado a este cambio pertenecía al personal eventual”. El PP municipal asegura ahora que, si el proceso es anulado, los afectados “volverán a sus puestos”, ya que la mayoría eran trabajadores laborales.

http://www.elconfidencial.com/espana/2013/02/28/alcorcon-estudia-anular-620-empleos-que-el-psoe-blindo-antes-de-las-municipales-115855/

1 comentario:

muelle dijo...

Que deje de decir siempre lo mismo y lo haga, SI PUEDE, de una puñetera vez.
Alguien dse cree a esta altura de la "partida" que si hubiera posibilidad no lo habría hecho ya.
Tan membbrillo como en el instituto... no cambia!!