29/10/12

Un posible «pelotazo» de 16 millones en Alcorcón, ante los tribunales

El Ayuntamiento denuncia a un líder del PCE que gestionaba vivienda pública

El desfase millonario viene de aplicar un contrato caducado que favorecía a García Madrid

Posibles delitos
El cobro, supuestamente irregular, podría suponer prevaricación y malversar caudales públicos

Por aplicar un contrato fuera de vigor para la promoción de vivienda pública en Alcorcón, la sociedad Gesmasur ha cobrado de forma supuestamente irregular más de 16 millones de euros a las arcas municipales. Gesmasur está presidida, desde su creación en 1993, por Julio García Madrid, un «histórico» del antiguo Partido Comunista de España (PCE). El actual Ayuntamiento, del PP, ha pedido la fiscalización del caso a la Cámara de Cuentas y lo ha denunciado ante el Juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid.

El objetivo de las denuncias del actual equipo de gobierno de Alcorcón es que se precise si Gesmasur ha incurrido en posibles delitos como el societario, prevaricación e, incluso, malversación de caudales públicos. El desfase de facturación y, por lógica, el supuesto cobro indebido de 16 millones de euros consta en un dictamen pericial al que ha tenido acceso ABC.

Todo se remonta a 1992. Ese año, se crea, en Alcorcón, la empresa pública Emgiasa, encargada de la promoción, ejecución y venta de vivienda pública. En 1993, el gobierno municipal, del PSOE, contrata a Gesmasur y le asegura el cobro de un 2% de la venta de cada una de las promociones que ejecute Emgiasa. Ese contrato se modifica seis años después, en 1999 y gobernando Alcorcón el PP. Se estipula una importante rebaja a Gesmasur: en lugar de cobrar ese 2% se pasa a 150 pesetas (todavía no estaba el euro) por metro cuadrado que ejecute la empresa de García Madrid. Éste acepta y firma. El contrato, con la rebaja, se prorroga automáticamente en 2001.

En 2001 el alcalde es el socialista Enrique Cascallana. Se pone en marcha la operación inmobiliaria del Ensanche Sur cuya gestión será, cómo no, para Gesmasur, la sociedad de Julio García Madrid. Curiosamente, sin que nadie «lo note» o lo denuncie, «se olvida» que Gesmasur debía facturar por 150 pesetas el metro cuadrado (según el contrato vigente de tiempos del PP) y no por el 2% de la venta de cada promoción, que había caducado.

Con el contrato legal, Gesmasur debería haber facturado un máximo de 2,06 millones de euros. Como, al menos durante seis años, lo hizo con un contrato caducado, la cifra llegó a los 18,7 millones. Ahí están los 16 millones de diferencia: el supuesto cobro indebido cuya devolución reclama ahora, por la vía legal, el actual alcalde de Alcorcón, David Pérez. Fuentes municipales no descartan, incluso, acudir a la vía penal.

Deuda arrastrada
En los últimos cinco años de gestión de Enrique Cascallana (2007-2011), cuando las facturas de Gesmasur (y su presidente, Julio García Madrid) se dispararon, la empresa pública de vivienda de Alcorcón, Emgiasa, arrastraba ya una deuda de 333 millones de euros. Una deuda del equipo PSOE-IU hasta 2011, con Cascallana al frente, que contribuyó a la quiebra técnica en que dejaron el Ayuntamiento tras su derrota el 22-M de ese año.

Fuente: Diario ABC

No hay comentarios: