13/1/12

El «caso Neira» de Alcorcón

Pedro Gil golpeó brutalmente a un policía que le recriminó su actitud con una mujer en un hotel. Ella dice que «no tienen nada que ver»


12 Enero 12 - - Laura L. Álvarez MADRID- El caso es prácticamente clavado al que sucedió en verano de 2008 en un hotel de Majadahonda. Los tres personajes de la historia se hicieron entonces famosos: Antonio Puerta (el agresor, que tras su paso por prisión acabó muriendo de una sobredosis en octubre de 2010), Violeta Santander (la mujer maltratada, que acudió a un programa del corazón a defender la inocencia de su novio) y un «héroe» que acabó siendo destronado, Jesús Neira.

El pasado 23 de diciembre ocurrió algo muy parecido en el mismo escenario: la recepción de un hotel, en este caso un Ibis de Alcorcón. Pedro Gil González, de 32 años y con residencia en Ibiza es el presunto maltratador; Rebeca Díez de Diego, de 28 años –vive en Palazuelos de Eresma, Segovia– la presunta agredida, y Javier Moreno, un agente de la Policía Nacional destinado en Valencia, el «mediador». El caso fue denunciado ayer por el sindicato Unión Federal de Policía (UFP).

Al parecer, Pedro y Rebeca se conocieron el pasado verano en Ibiza. El presunto agresor vino unos días antes de Nochebuena a la capital, donde viven algunos familiares y quedó con Rebeca la noche del 22. Después de haber estado tomando unas copas por la noche, la pareja llegó al Ibis pasadas las ocho de la mañana. Según declararon ante la Policía, estuvieron discutiendo en la habitación y ella, que sufrió un ataque de ansiedad, quiso llamar a su hermano para que fuese a buscarla a Alcorcón pero Pedro insistió en llevarla él. Bajaron en el ascensor y llegaron a recepción, donde se encontraba Javier, un policía nacional de Valencia que pasaba unos días en Madrid. Según la declaración del agente, Rebeca estaba llorando y solicitó al recepcionista que llamara a su hermano. Pedro le insistía en llevarla él pero la joven se encontraba muy nerviosa y no se quería ir con él, según fuentes policiales. En un momento dado, Pedro agarró a Rebeca del brazo y la trató de sacar a la fuerza del hotel, según las mismas fuentes. Fue entonces cuando el agente le recriminó su actitud. El supuesto agresor metió a la mujer en su coche y bajó los seguros pero Javier, dentro de la recepción, ya estaba llamando a sus compañeros de la Policía. En ese momento, Pedro salió de su vehículo y se dirigió al agente, a quien propinó un fuerte golpe en la cara. Javier cayó al suelo y allí, según la Policía, Pedro le da «alguna patada más». El agente tuvo que ser ingresado en el hospital de Alcorcón, donde de operaron una fractura en el suelo de la órbita izquierda.

El presunto agresor fue citado en el Centro Unificado de Seguridad (CUS) de Alcorcón, donde declaró el día 27 de diciembre y quedó detenido. Las imágenes captadas por las cámaras del hotel ya están a en poder del juez.

«A mí no me ha pegado nadie»

Rebeca Díez de Diego no se siente una ninguna mujer maltratada. En declaraciones a LA RAZÓN, la supuesta agredida por Pedro Gil, asegura que a ella «no la ha pegado nadie». Se siente abrumada por la trascendencia que ha tomado «lo que pasó» aquella mañana de diciembre en Alcorcón. «No entiendo tanto alboroto, yo no he visto ninguna agresión a nadie ni tengo nada que ver en todo esto». A falta de que las imágenes demuestren qué fue lo que ocurrió en aquella recepción de hotel, Rebeca, que iba en las listas de su pueblo por Alternativa Segoviana Independiente en las municipales de 2007, afirma que sailó del hotel, se metió en el coche y bajó los seguros, «todo de forma voluntaria». «Que hablen con el que se supone que ha pegado a alguien, no conmigo».

http://www.larazon.es/noticia/4735-el-caso-neira-de-alcorcon

No hay comentarios: