9/12/11

Alcorcón rinde su homenaje a la Constitución con la plantación de un cedro

El municipio de Alcorcón ha rendido hoy su propio homenaje a la Carta Magna con su lectura y la plantación de un cedro de cinco metros en el Parque Los Castillos, un día después del trigésimo tercer aniversario de la aprobación de la Constitución española.

El nuevo Gobierno local que preside el PP ha organizado por primera vez este evento en el castillo grande, con vocación de convertirlo en una tradición en el municipio.

A él han asistido el alcalde, David Pérez, miembros de su gobierno, así como representantes de los tres grupos de la oposición, PSOE, IU-Los Verdes y UPyD.

El homenaje a la Carta Magna ha comenzado con la lectura que de ella han realizado una treintena de alumnos de entre 9 y 10 años de siete colegios de la ciudad, el centro religioso Virgen de los Remedios, y los colegios públicos Bellas Vistas, Jesús Varela, Parque de Lisboa, San José de Valderas, Santiago Ramón y Cajal, y Santo Domingo.

Los estudiantes han leído algunos artículos seleccionados de la Constitución, al igual que el alcalde, David Pérez, que ha escogido el artículo 20 que garantiza la libertad de expresión e información, por su faceta de periodista.

Posteriormente el regidor y el resto de portavoces de los grupos políticos que integran la corporación han izado la bandera de España en el balcón del castillo y posteriormente han acudido a la plantación del "Árbol de la Constitución".

Se trata de un cedro de cinco metros de altura, que el gobierno local pretende convertir en símbolo de homenaje permanente de Alcorcón a la Carta Magna.

Dicho árbol, "es símbolo de algo vivo, que sigue creciendo y dando sus frutos, y que representa la ilusión de la ciudad por seguir prosperando y mejorando", según el alcalde, que ha reconocido "los años de concordia, bienestar y paz" que ha facilitado la Constitución a los españoles.


FUENTE: AGENCIA EFE

1 comentario:

Anónimo dijo...

pues mas vale que lo cuiden bien, por que los de mi barrio estan cada dia peor (por no decir secos!)