31/8/11

El Gobierno del PSOE en Alcorcón no pagó desde 2009 las cuotas de la Seguridad Social.


El nuevo gobierno municipal se enteró del «pufo» de 10 millones que dejó el equipo socialista por una carta de embargo de la Tesorería General

ADRIÁN DELGADO / MADRID

La sombra de los escándalos económicos de Enrique Cascallana es muy alargada. A pesar de que el socialista salió de la Alcaldía de Alcorcón hace tres meses, su mala gestión de las arcas públicas sigue, a día de hoy, siendo noticia. Ayer, el nuevo alcalde, David Pérez, descubrió una nueva deuda del Ayuntamiento con la Seguridad Social. El anterior equipo de gobierno dejó de ingresar desde 2009 los 7.242.168,19 euros correspondientes a los seguros sociales de los trabajadores del Ayuntamiento. Esta deuda se une a la ya existente de la empresa pública ESMASA —encargada de la limpieza y recogida de basuras de la ciudad—, que ascendía a 3,5 millones de euros en concepto de Seguridad Social e IRPF. Es decir, que el equipo de Cascallana dejó un «pufo» de más de 10 millones de euros.

Dada la extrema gravedad de esta situación, el actual ejecutivo local del PP ha puesto en manos de los servicios jurídicos del Ayuntamiento estos hechos para su estudio, y no descartan que puedan derivarse de él las correspondientes responsabilidades penales. De momento, el Consistorio se ha visto obligado a satisfacer de inmediato una parte de la deuda. Concretamente 847.533 euros, que es la partida correspondiente a la cuota obrera de los últimos dos años, un pago legal inaplazable que llegó a descontarse de las nóminas de los trabajadores, pero que no se ingresó en la Seguridad Social. Para el resto de la deuda, el Ayuntamiento ha conseguido un aplazamiento de cinco años.

«Los servicios jurídicos del Ayuntamiento y, en su caso, los tribunales, tendrán que depurar las responsabilidades, ya que el anterior ejecutivo podría haber incurrido en un delito muy grave», afirmó el nuevo regidor. Pérez añadió: «Nadie sabe donde ha ido ese dinero pero, en cambio, cuando el gobierno socialista se marchó, pagó puntualmente los salarios de los trabajadores del PSOE colocados a dedo, sin haber pagado la seguridad social de los empleados y funcionarios municipales cuya cuota obrera sí se descontó de sus nóminas».

Eduardo Serrano, el nuevo concejal de Personal del Ayuntamiento de Alcorcón, relata a ABC la sorpresa que se llevaron al conocer el caso tras las elecciones de mayo: «La Tesorería General nos envió una carta de embargo y fue cuando tuvimos noticia de la deuda. Nadie del anterior equipo nos informó de la situación que teníamos». Y añade: «A pesar del daño que el equipo socialista ha hecho al Ayuntamiento, dejando de pagar las cuotas obligatorias e ineludibles a la Seguridad Social desde el año 2009, hemos conseguido el aplazamiento del grueso de esa deuda».

El nuevo ejecutivo ha puesto todo su empeño en pagar las cuotas a la Seguridad Social desde que tomó cargo en mayo, algo que ha servido como condición para lograr retrasar el pago. «Creemos que esta situación que nos ha dejado el PSOE es irregular y debe ser, cuanto menos, estudiada en profundidad para averiguar dónde ha ido a parar ese dinero, que nadie en el Ayuntamiento sabe dónde está», concluye el concejal.

Más deudas
Como ya adelantó ABC al principio del verano, el equipo de David Pérez no ha dejado de trabajar para tratar de solucionar el estado pésimo en que quedó el Ayuntamiento tras la salida de Enrique Cascallana. El ex alcalde ha dejado tras de sí 253 millones de deuda. Una herencia que está suponiendo más de un quebradero de cabeza para el equipo popular. Y es que las irregularidades económicas no se circunscriben sólo a la Seguridad Social: el Consistorio debe más de 115 millones de euros a sus proveedores. Entre ellos, a los hosteleros que ofrecieron los ágapes en los que Cascallana gastó más de 110 millones de las antiguas pesetas. Alcorcón debe también dinero a los bancos, en concreto 135,5 millones de euros.

Haciendo cálculos, si los ingresos corrientes que se generan en el Ayuntamiento ascienden a 137 millones, eso significa que de cada 100 euros, 99 están destinados a pagar la deuda bancaria. Una situación económica que desde este municipio definen como «desesperante» y que calculan que supone más de 1.400 euros de deuda municipal por habitante. ¿Cómo se ha podido llegar a esta situación? Desde el nuevo ejecutivo responden que todo es fruto de la irresponsabilidad política del anterior gobierno. «Cascallana despilfarró el dinero durante su último mandato en eventos, regalos y “comilonas”», apuntan fuentes del Consistorio. Entre ellos, actos como la celebración de Día de la Mujer, al que se destinaron 1.926 euros, y otras más paradójicas como la presentación de un plan de Saneamiento Económico que nunca se ejecutó, por 1.000 euros.

Pero hay mucho más. Entre los últimos obsequios que el equipo socialista realizó con cargo a las maltrechas cuentas de Alcorcón, se encuentran 40 libros electrónicos —por valor de 4.000 euros— que Cascallana regaló las pasadas navidades a periodistas. Lo hizo durante los últimos coletazos de vida de una gestión que llevó al entonces alcalde a perder por goleada las elecciones de mayo.

Fuente: ABC
http://www.abc.es/20110831/madrid/abcp-alcorcon-pago-desde-2009-20110831.html

3 comentarios:

AMISA dijo...

" Los socialistas mientras tanto, permanecen callados"...

Y así seguirán siempre que se les saque las miserias a la luz, habriran la boca para negarlo y de paso soltar alguna que otra incoherencia y acusación para disimular.
En cuanto a las pruebas, no dudo que las habrá, un ayuntamiento (serio)no hace unas acusaciones de ese tipo sin tener las pruebas del delito.
No dudo que se harán públicas las que se puedan y deban y las restantes a los juzgados que es dónde hay que dar la cara y responder de los actos.

Anónimo dijo...

Que el Alcalde deje de tanto amagar y golpee de una vez. Al juzgado ya!

Anónimo dijo...

Es el momento de demostrar que existen gobiernos austeros y eficientes
Es el momento de demostrar que existen POLITICOS con MAY, que quieren servir a los ciudadanos que han depositado en ellos su confianza.

Este macarra ( Enrique Cascallana) o Cascanalla, como le llaman los vecinos de Alcorcon,esta mala persona, ha hecho lo que le ha salido de sus cojo..s, lo que le ha venido en gana.
Nos ha estado jodiendo durante OCHO años y lo que es aun peor, nos ha jodido para DECADAS.

Se destapan mas y mas fechorias y seguimos resignados y calllados.

YA ESTA BIEN.
BASTA YA.

Pregunto:

¿ Es que tenemos que asumir con abnegada resignacion esto?
¿ Es que somos idiotas?

Ya esta bien de GENTUZA PROFESIONAL
de MISANTROPOS en la Politica.

Que leches justicia, al paredon con el.

CASCALLANAS, NUNCA MAIS.