28/4/11

Pérez promete actuar sobre los impuestos a empresas, en la vivienda y en las tasas a la hostelería en Alcorcón

El candidato del PP a la Alcaldía de Alcorcón, David Pérez, ha asegurado que si gana las elecciones municipales el próximo 22 de mayo actuará sobre los impuestos a las empresas, los que afectan a la vivienda y sobre las tasas que afectan a la hostelería de la localidad con el fin de dinamizar la actividad económica.

"La bajada de impuestos es una norma reguladora de todas las decisiones que se tomen. En principio la bajada, la eliminación cuando pueda ser y la congelación cuando no se puedan bajar. Esa va a ser la norma general y la instrucción horizontal para todas las concejalías y por supuesto la de Hacienda", ha subrayado en una entrevista concedida a Europa Press.

A pesar de reconocer que su grupo municipal no tiene margen para bajar algunos impuestos, ha manifestado que actuará sobre todas aquellas áreas en las que le sea posible. "Estoy hablando del ámbito de las empresas de los polígonos industriales --como Urtinsa y Ventorro del Cano--. Nos interesa que estos polígonos sean los más competitivos posible y vengan empresas a generar empleo", ha agregado.

A esta actuación se sumará el estudio de los impuestos que afectan a la vivienda o las tasas como la que se pone a la hostelería. A su juicio, "la línea general" del alcalde de Alcorcón, Enrique Cascallana, es subir las tasas, pero "no se da cuenta de que eso es un error" porque al subir las tasas a los bares a lo mejor se "impide" la contratación "de un par de personas en verano".

Por ello, insiste en que, en el caso de gobernar, revocará "todas las subidas que se están haciendo de tasas" y eliminará o bajará las que pueda. Además, ha avanzado que realizarán una auditoria externa cuando lleguen al Gobierno para ver cuál es la situación del Ayuntamiento y, a partir de ahí, tomarán las decisiones que crean adecuadas.

A su entender, "no tiene sentido la política de asfixia de impuestos cada vez más altos que el alcalde socialista actual está practicando y que hace que se expulse posibilidades de creación de empleo en Alcorcón".

FOMENTO DEL EMPLEO
Pérez entiende que el Ayuntamiento de la localidad hace "cinco cosas contrarias" a la creación de empleo: "subir impuestos, abandonar los polígonos industriales y no dotarles de accesos para revitalizarlos, no pagar a las empresas, impedir el acceso a los comercios del centro" y no ayudar a grandes multinacionales a quedarse en la ciudad.

En este punto ha citado el caso de Ikea, empresa que quería iniciar su ampliación en la localidad y había destinado 25 millones de euros a tal fin. "Después de invertir, el Ayuntamiento ha incumplido su parte, no ha urbanizado el polígono, no ha solucionado los problemas de accesos, no ha llevado las infraestructuras necesarias de servicios, electricidad, acometidas...", ha precisado.

A su entender, el Consistorio "ha puesto a Ikea en una situación muy complicada porque su modelo de negocio no se puede permitir tener empantanada una inversión tan grande como esta tanto tiempo y con una interlocución con el Ayuntamiento muy deficitaria".

El candidato a alcalde ha recordado que la situación en la que se encontraba este proyecto salió a la luz "tres meses antes de las elecciones", momento en el que el Ayuntamiento "se movilizó para intentar evitar que se fueran de Alcorcón".

Por ello, ha asegurado que le ha trasladado a la multinacional que, si gana las elecciones, "tendrá una interlocución distinta en el Ayuntamiento porque las personas que estarán allí apoyan la actividad empresarial ya que genera empleo".

"El empleo de vecinos de Alcorcón que una empresa como esta garantiza es sagrado. Creo que no habría peor noticia que por la incompetencia de un alcalde como el señor Cascallana se perdieran 700 empleos más en Alcorcón aparte de los que ya se están perdiendo por sus malas políticas y su mala cabeza", ha señalado.

Gran parte del programa electoral del PP para Alcorcón está basado en la economía, ya que Pérez buscar aplicar la "austeridad, el equilibrio presupuestario, el rigor, la transparencia, la bajada de impuestos y el control del déficit".

Para poder conseguir su objetivo, se ha rodeado de personas que tuvieron alguna relación con la materia en los gobiernos de José María Aznar. Así, ha contado con la ayuda del consejero de Economía y Hacienda, Antonio Beteta --que cierra su lista para Alcorcón--, José Folgado, Elvira Rodríguez o Cristóbal Montoro.

"Cuento con ellos para sacar adelante un programa económico en Alcorcón con el que sacar de la ruina en la que nos deja el Ayuntamiento del PSOE con un plan de saneamiento, con una racionalización del gatos, con una política de estímulo a la actividad empresarial, con bajadas de impuestos, es decir, con una serie de políticas de quienes ya les correspondió hacer eso a nivel nacional cuando heredamos un país destruido por el PSOE", ha concluido.

EUROPA PRESS

No hay comentarios: