7/1/11

Comenzamos la segunda década del Siglo XXI, década de cambios.

Comenzamos la segunda década del Siglo XXI y este año debe ser el año de la ilusión y la esperanza pues debe ser el inicio desde el que se recupere la normalidad política en Alcorcón, normalidad perdida hace ocho años. Y ese comienzo debe comenzar con un final: el de Cascallana como Alcalde de Alcorcón.

No cabe la menor duda de que 2011 será un año duro en cuanto a lo económico. Haciendo referencia únicamente a nuestro Municipio, 2011 será el año en el que nos enteremos, por fin, de las cuentas reales del Ayuntamiento de Alcorcón, mejor dicho, nos enteraremos como dejan Cascallana y los suyos las arcas municipales en cuanto David Pérez tome las riendas del mismo y se realicen las auditorias que ya ha anunciado que se llevarán a cabo.

Estoy seguro que 2011 también será el año en el que se inicie en nuestro Municipio una verdadera participación ciudadana en el que los vecinos y las Asociaciones se involucren sin ningún tipo de cortapisa, censuras, manipulaciones ni insultos, en las decisiones importantes que tengan que ver con sus barrios y con Alcorcón.

También será el año de la restructuración de los partidos políticos en Alcorcón. Son multitud las voces que piden una regeneración en los partidos políticos. En el PSOE de Alcorcón esta restructuración vendrá obligada y derivada del batacazo electoral que Cascallana y los suyos se llevarán, lo que no hará sino que regenerar y mover piezas en el seno socialista de Alcorcón. En Izquierda Hundida, tres cuarto de lo mismo. Ser el apéndice garrapatil de Cascallana durante todos estos años le pasará factura y lo convertirá en un partido marginal en nuestro Municipio, lo que obligará a las bases de dicho partido a tomar las riendas del mismo para regenerarlo de cabo a rabo.

Otro de los grandes cambios que se puede dar en nuestro Ayuntamiento es la incorporación al mismo de UPyD y Los Verdes. Ambas formaciones tienen serias posibilidades de incorporarse al consistorio con representación, lo que no hará sino que enriquecer los debates y la calidad democrática del Ayuntamiento.

Pero el cambio más importante será el del Alcalde de Alcorcón. Este cambio debe darse por muchos motivos, existen multitud  por los que debemos cambiar de Alcalde pero sobre todo y por encima de todo, por higiene democrática.

Los vecinos de Alcorcón tenemos una gran responsabilidad sobre el futuro de Alcorcón. En las urnas decidimos quien queremos que nos gobierne y tenemos la gran responsabilidad de votar al proyecto que pensemos que debe sacar a este Ayuntamiento del agujero en el que está metido gracias a Cascallana y los suyos. Debemos votar sabiendo quien quiere recuperar Alcorcón para los vecinos, quien gobernará por, para y con los vecinos.

En Alcorcón, más que en otras partes, parece ser cierta la frase aquella según la cual “más vale conocido que bueno por conocer”, ha juzgar por la terquedad con que, de tanto en tanto, volvemos siempre a lo mismo: los mismos equipos de personas en un Ayuntamiento que ya huele a añejo, los mismos politicos... y eso ha llegado el momento de cambiarlo. Y quien realice estos cambios en el seno de su equipo mercerá todo el apoyo de los vecinos de Alcorcón.

El cambio político en Alcorcón, que se despertará de una pesadilla cuyo protagonista indiscutible ha sido Cascallana, se encontrará que el nuevo gobierno no podrá hacer nada en los próximos años, al tener una deuda tan grande heredada de estos últimos años de desgobierno socialista que tendrán que conformarse con poder pagar al personal del Ayuntamiento y a las empresas a las que se les debe dinero, que no son pocas.

En mi opinión nunca debemos perder el optimismo, pero la mejor solución para Alcorcón es el cambio político y cuanto antes mejor, porque todo lo que dure el actual desgobierno y de todos los que llevan viviendo de la política en nuestro Municipio tanto tiempo, será alargar aún más esta catastrófica situación a la que nos ha llevado Cascallana con el beneplácito de una oposición inexistente.

Hace falta un cambio político, con las municipales y autonómicas, que auguran un desastre para el PSOE. Si eso se produce, será el comienzo del cambio necesario. Ya es lamentable que para que se produzca tenga que llegar la debacle de un partido... Pero es el camino elegido tanto por Zapatero en España como por Cascallana en Alcorcón.

2 comentarios:

INICIATIVA VECINAL INDEPENDIENTE de ALCORCÓN dijo...

Hola Pedro:

Dentro de nuestra humildad, vamos a intentar presentarnos también a las próximas elecciones en nuestro municipio de Alcorcón.
-Somos un pequeño grupo que estamos creciendo y afianzándonos poco a poco:

INICIATIVA VECINAL INDEPENDIENTE DE ALCORCÓN (I.V.I.A)
Nuestros Blog son estos:

http://iniciativavecinalindependiente.blogspot.com/

http://vecinoporalcorcon.blogspot.com/

Tenemos las puertas abiertas a todo aquel que quiera participar en este nuevo Proyecto.

..YO.. lo digo. dijo...

Buena reflexion, amigo PEDRO.
Aunque un poco larga, y, ya me conoces, me gustaria fuese mas contundente, en lo referente al "FUELLE" y sus NEFASTOS, ese equipo de encefalograma plano.
Se lo merecen por ser tan:
INUTILES
IRRESPETUOSOS
SOBERBIOS
Y lo que es peor CARISIMOS.

En ese deseado y ansiado cambio que necesitamos en Alcorcon, seria muy importante y gratificante, para los vecinos y Ciudadanos, el poder verte en alguna lista, si hay algo que tengo clarisimo, es que llegarias cargado de ilusion, ganas y un buen saco de votos, que a buen seguro te dariamos los muchismos vecinos que te conocemos.

Es mas que interesante y emocionante, ese nuevo proyecto llamado: Iniciativa Vecinal Independiente de Alcorcon-IVIA-
Ciudadanos y Vecinos, indagar en el asunto, de veras que resulta interesantisimo.

Ya queda menos para despojar de su trono al SOPLON.
Para acabar voy a recurrir a la historia y en concreto a:
Cayo Julio Cesar Augusto Germanico,
tambien conocido por Caligula, a parte de la gran similitud en los hechos, de su corta,pero intensa y caotica vida, con nuestro Cesar, tambien conocido como el "FUELLE"
a Caligula se lo cargaron al grito de: "A LA HISTORIA CALIGULA"
Nosotros nos cargaremos (electoralmente) a Enriquito, al grito de: " A LA HISTORIA CASCALLANA".