14/1/11

Cascallana elimina más de 100 aparcamientos en superficie con la construcción de un tramo de carril bici

Nota de prensa del PP en Alcorcón.

El portavoz del grupo municipal del Partido Popular de Alcorcón, Fernando Díaz, ha denunciado hoy que el alcalde del municipio, el socialista Enrique Cascallana, ha eliminado más de 100 plazas de aparcamiento en superficie con la construcción de un tramo de carril bici en la calle Nardos.


Esta obra se ha aprobado sin criterios y sin tener en cuenta los perjuicios que iban a ocasionar a los vecinos de la zona.

Según Díaz, Cascallana “está realizando las obras del carril bici de la ciudad provocando más perjuicios que beneficios a los alcorconeros. El Gobierno municipal ha destruido muchas plazas de aparcamiento en superficie durante esta legislatura, y los vecinos están muy indignados por ello porque los socialistas les están abocando a comprar plazas en parking a quienes no tienen capacidad económica para hacerlo”.

“Además, con las obras se han eliminado espacios que los restauradores de la zona utilizaban para colocar sus terrazas en la temporada de verano, ocasionándoles perjuicios económicos, lo que puede dificultar el mantenimiento de algunos locales en los tiempos de crisis que estamos atravesando”, ha apuntado.

Así mismo, ha asegurado que con la construcción del carril bici “muchas aceras de Alcorcón se están quedando muy estrechas, impidiendo que los peatones puedan caminar por nuestra ciudad tranquilos y con seguridad”.

El primer edil popular ha manifestado su preocupación ante obras de este tipo porque “estos proyectos terminan ocasionando que las obras tengan que modificarse una vez terminadas, suponiéndole al Ayuntamiento un nuevo desembolso económico innecesario si el Ejecutivo local tuviera previsión e hiciera las cosas correctamente desde el principio”.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Querido Pedro.
Hago, después de muchos dias de ver este artículo sin ninguna opinión de nadie, esta aportación para constatar que el Sr. Diaz es un "juguete roto".
Tan roto, que ni en tu blog ya nadie se molesta en comentar lo que piensa, o lo que manifiesta como aún "portavoz" de ese inexistente Grupo Popular.
Lo mejor que podría hacer el Sr. Diaz, por dignidad, es irse a su casa, porque ya pinta poco. A las pruebas me remito.
Pero bueno, unos mesecitos más de sueldo no le vienen mal a nadie, y menos en estos tiempos.
Lo del PP de Alcorcón no tiene nombre: Tutelados por Madrid hasta el punto de imponerle un candidato extraño, hasta el punto de haber tenido durante varios años a un presidente extraño(¿alguien se acuerda ya de Beteta?)...
¿Qué ha sido de este gran partido que gobernó, lideró, y dinamizó la vida política de Alcorcón?.
Hecho de menos a Vilumbrales, y por qué no decirlo, a Zúñiga también. El político más hiriente, más cañero, más trabajador, y por ello más odiado y perseguido por todo el rojerío local.
A años vista. El tiempo demuestra que lo que se quedó fué lo más impresentable.
Y ahora, tampoco pinta nada bien.
Según mi opinión, si este Sr. Pérez quiere sacar algo en claro en Alcorcón, no debería confiar en el mero desgaste de Cascallana y los suyos (que lo tienen). El último empujón,el que de verdad le hará ser alcalde de Alcorcón, se lo tiene que ganar él mismo, con esfuerzo, con trabajo, con presencia en la calle (no en los periódicos ni los medios afines que le hacen encuestitas a la medida), y con la suficiente inteligencia como para saber de qué tiene que rodearse en sus listas, y qué tiene que "jubilar".
(Que desde luego, tiene mucho).

Anónimo dijo...

¿Fernando ... qué?.

Qué lejos suena ese nombre.

Lo del PP de Alcorcón no tiene parangón en ningún lugar.

Un Presidente efímero (eso sí, llegó a tener más votos que minutos para ejercer el voto). Un Candidato que no es nada en Alcorcón más que eso, Candidato por la gracia de Dios. (Bueno, Diosa). Un Portavoz, que no ejerce, salvo contadas excepciones, como esta, para "dejar cancha" al ínclito candidato a la Alcaldía, "que ya se vé alcalde" antes de que lleguen las elecciones.
Un Grupo dividido, partido, y desnortado, donde van a sus despachos a hacer una notita de prensa, mientras otros ajenos al mismo son los que se preocupan de la "precampaña" del candidato. Eso sí, con menos conocimiento de la realidad alcorconera que ganas por medrar.
Una autoproclamada directora de no se qué, que luego resulta que no lo es, pero que parece mandar más que antes. Por lo que ella estará muy feliz, pero la mitad del partido, que no puede verla, cabreado hasta límites insospechables.
Algún que otro concejal mosqueado que suelta por su boquita lo que no está escrito porque ya se huele que no repite y no lo recolocan.

En fin, un descalabro.

Conmigo, que no cuenten, de antemano. Quien no sabe organizar su casa, poco puede hacer en la Casa de todos.

Como Cascallana apriete un poquito, y ponga la maquinaria a punto, a pesar de su incompetencia, de su prepotencia, y de lo denostado que está en la opinión pública, les da a los peperos un disgusto. Eso al tiempo.