16/10/10

Madrid dice que el Distrito Norte de Alcorcón provocará nuevos problemas.

La capital contrapone el "urbanismo responsable" que promueve en Campamento con el del Distrito Norte de Alcorcón

El Ayuntamiento de Madrid ha contrapuesto el "urbanismo responsable" que promueve en la operación Campamento con el llevado a cabo por el Consistorio de Alcorcón en el Distrito Norte ya que creen que éste únicamente provocará "nuevos problemas".

Así lo ha expuesto a Europa Press la coordinadora general de Urbanismo en el Ayuntamiento de la capital, Beatriz Lobón, después de que se conociera la pasada semana que Campamento había recibido un nuevo impulso con la intención de la Entidad Pública Empresarial de Suelo (SEPES), adscrita al Ministerio de Vivienda, de comprar a la Gerencia de Infraestructuras de la Defensa (GIED) el 51 por ciento del suelo de la operación por 150 millones de euros.

Ya en marzo del año pasado, cuando la Corporación de la capital aprobó por unanimidad el Plan Parcial y el convenio urbanístico entre el Ministerio de Defensa y el Ayuntamiento, la delegada de Urbanismo, Pilar Martínez, lanzó una advertencia hacia el desarrollo vecino de Alcorcón, donde se prevé la construcción de 28.000 viviendas.

En juego están las más que previsibles afecciones en la carretera de Extremadura (A-5). Entonces, la 'popular', detallaba que con el Distrito Norte de Alcorcón se produciría "un incremento del parque de viviendas del 46 por ciento", lo que vulneraría "el principio de suficiencia de la ordenación urbana" al no evitar concentraciones con "repercusiones negativas en la funcionalidad de los espacios públicos y en la movilidad".

RECURSO INTERPUESTO

El Ayuntamiento de la capital --que interpuesto un recurso contencioso-administrativo contra Distrito Norte-- teme que el peso de las 28.000 nuevas viviendas de Alcorcón recaiga en la A-5, que la colapse, a pesar de las nuevas infraestructuras en materia de transportes que incorpora la operación Campamento (un intercambiador en la estación de Metro de Aviación Española al que está ligado un aparcamiento disuasorio para 2.000 vehículos, un túnel bajo la Carretera de Extremadura que dará continuación al existente en la avenida de Portugal y una mejora de la propia A-5).

A todo esto, desde el área de Urbanismo han recordado que el desarrollo de la Operación Campamento estaba previsto desde que se aprobó el Plan General de Madrid en el año 1997 aunque su puesta en marcha no ha sido posible hasta que no se han solucionado los problemas de la zona , ampliando y mejorando las infraestructuras viarias y de movilidad existentes.

"El desarrollo del distrito norte de Alcorcón no ha seguido este modelo, sino que al contrario de lo que ha hecho Madrid, prevé un desarrollo para más de 70.000 habitantes sin tener en cuenta ni la operación Campamento, ni las graves afecciones que producirá en la A-5", han destacado desde Urbanismo.

El Consistorio madrileño ha apuntado que el nuevo desarrollo de Alcorcón prevé un crecimiento que "duplica el de Campamento" pero "carece por completo de soluciones sobre la movilidad de la zona siendo muy escasas las infraestructuras previstas, fundamentalmente para transporte público, lo que tendrán que solucionar antes de que se inicien las obras de urbanización".

EUROPA PRESS

1 comentario:

Anónimo dijo...

Esto es verdad y por una vez estoy de acuerdo con Gallardón. Pero en Alcorcón el gran problema es tener a Cascallana como Alcalde y a Fernando Díaz liderando la oposición. Un PSOE perdido, un PP inexistente y nos ciudadanos informándonos de todo y siendo ayudados por personas como el dueño de este blog que nadie opta por llevarlos con ellos para que no se vea lo vagos que son.