18/9/10

Transparecia no va unido a eficacia.

El estudio publicado hace pocas fechas por la Organización de la Transparencia Internacional sitúa a nuestro Ayuntamiento como uno de los Ayuntamientos màs transparente. Dentro de ese estudio cabe destacar que en el apartado que peor nota sacan es en su relación con los ciudadanos. No hacía falta realizar ningún estudio para llegar a esa conclusión, pero sírvame para realizar una serie de apuntes.

Ya me habéis leído otras veces en el sentido que ahora la haré. Está muy bien, y además me alegro, que nuestro Ayuntamiento tenga una gestión transparente pero esa transparecia no significa, ni mucho menos, que las cosas se estén gestionando bien y de forma eficaz para l@s vecin@s de Alcorcón. El barniz de populista les puede servir de camuflaje para confundir a l@s incaut@s y darles una coartada a l@s palmer@s, pero a estas alturas, ya quedan pocos palmeros y menos incáutos.

Alcorcón se halla en una ruina económica, siendo el Ayuntamiento de la Comunidad de Madrid con la deuda más alta por habitante únicamente por detrás de la capital, sus instituciones pisoteadas, humilladas y sometidas al arbitrio despótico.

El despotismo ilustrado, moviento famoso por su gran lema "todo para el pueblo, pero sin el pueblo" es un ejemplo válido para lo que a día de hoy es un reflejo del mismo en el Gobierno Municipal de Alcorcón.

Uno puede hacer una obra o tomar una decisión y gestionarla de forma transparente pero l@s vecin@s, a quien se deben, estar en contra de la ejecución de esa obra. Muy transparente, pero despótica decisión. ¿A que os suena? En efecto, os suena a nuestro Municipio.

El actual Gobierno ha desgobernado de espaldas a l@s vecin@s una y otra vez. Ha derrochado arrogancia, soberbia, prepotencia y autoritarismo por los cuatro costados. De forma transparente, eso sí. Tan transparente que todo el mundo tiene claro que el Gobierno de Cascallana es nefasto para los intereses generales de nuestro Municipio y en las próximas elecciones se lo vamos a demostrar en las urnas.

1 comentario:

..YO.. lo digo. dijo...

Muy buen apunte PEDRO.

Has estado "sembrao" con tu referencia al Despotismo Ilustrado,
porque el alcalde se cree, que Alcorcon es propiedad de el.

Eres Pedro, nuestro J.J. ROUSSEAU.

Pero utilizar el adjetivo arrogante
para definir a un politico,suena un poco cursi y mas tratandose de Cascallana, en este caso hay sinonimos que son mas, digamos,
contundentes.
IMPERIOSO
DESPRECIATIVO
DESPECTIVO
CHULO
ENVARADO