29/9/10

El pensamiento único es reflejo de dictadura y totalitarismo.


Cuando ví el pleno en directo no me lo podía creer. Tras visualizarlo varias veces creció en mí el estupor, la vergüenza, la pena, el asco. Totalitarismo es estado puro.

Sería más que recomendable que en el futuro, por exigencia legal, toda persona que se proponga para ser Presidente del Pleno del Ayuntamiento de Alcorcón pasara un rigurosísimo examen psicológico que permita establecer de antemano que la persona en cuestión es válida para desempeñar esa función, considerando que tiene que velar por el cumplimiento de la normativa legal vigente y amparar a todos los representantes políticos. A todos. Pero por ahora, no parece posible y el Presidente del Pleno en el Ayuntamiento de Alcorcón no es capaz de velar y amparar a l@s Concejales del Partido Popular de las hordas de dictarores de tres al cuarto que acuden al Pleno Municipal para insultar, pleno tras pleno, a estos. Y no es una invención, es una realidad que cualquiera puede observar acudiendo al Pleno.

Parece ser que hay un grupo de esbirros socialistas a los que les encantaría un Alcorcón sin oposición, un Alcorcón aborregado y manso, un Alcorcón con un pensamiento único, porque esa es la forma más fácil de hacer lo que les da la real gana. Como si no supieran gobernar de otra forma. En esto se parecen enormemente a Fidel Castro: Socialismo o muerte. Sin términos medios, sin cortarse un pelo, sin medias tintas, sin oposición, sin conversaciones, sin compromisos, sin democracia... nada de nada. Todo para el pueblo, pero sin el pueblo. Despótico y dictorial total.

Así parece que entienden la política la manada de palmeros: o piensas como nosotros o eres un esperpento podrido que no tienes sitio en Alcorcón. Hordas adoctrinadas de pacotilla. Planos y simplones.

El papel de la oposición es ser una alternativa a una forma de Gobierno, es auditar al Gobierno, es representar a una gran parte de l@s vecin@s de Alcorcón que han apostado por otra forma de hacer política distinta a la de Cascallana y l@s suy@s. Otro debate diferente sería si lo están haciendo o no, y si de verdad son oposición y están cerca de l@s vecin@s y todo eso que ya he contado en multitud de ocasiones. Pero de ahí a llamarles terroristas, va un trecho largo.

Bajo mi punto de vista estas descalificaciones e insultos no son más que fruto de la falta de argumentos políticos para intentar callar las verdades que no les gustan. Pero con ello no deben conseguir que la oposición no trabaje mejorando la calidad vida de l@s vecin@s de Alcorcón.

En Alcorcón hace falta una regeneración política imperiosamente. Hace falta otras formas de hacer política y otras personas que lo lleven a cabo. Hacen falta gestores, no oradores de tres al cuarto que puedan decir que son servidores del Municipio y no como sucede actualmente con l@s polític@s en Alcorcón a quien bien pueden considerarse, de acuerdo con su capacidad de daño, como los enemigos públicos número uno para los intereses generales de l@s vecin@s de Alcorcón.

Señor Cascallana: enseñe tolerancia, respeto y democracia a sus hordas para que sepan mantener la compostura y dejen de insultar a quien piensa de forma diferente. El pensamiento único es reflejo de dictadura y totalitarismo. Quizás a sus hordas les guste eso, al resto de l@s vecin@s de Alcorcón, no.

No hay comentarios: