16/7/10

Cascallana&Zapatero.

Los Gobiernos de Zapatero y Cascallana tienen paralelismos y semejanzas preocupantes. Y digo preocupantes porque ambos Gobiernos están siendo ruinosos, desastrosos y penosos en todos los frentes. Personalmente pienso que ambos son los peores de la historia, si bien es cierto que ambos han tenido aciertos en decisiones puntuales, la balanza es negativa para su gestión. Errores garrafales que han ido haciendo mella en sus liderazgos y los están llevando al desastre. Incluso alguna encuesta indica que Zapatero tiene en estos momentos tiene peor valoración que la que tenía Aznar en plena guerra ilegal de Irak. Y lo mismo le pasaría a Cascallana, sin lugar a dudas. A estas alturas ambos carecen de la mínima credibilidad que necesita un gobernante de cualquier índole.

Tanto Zapatero como Cascallana han destruido la capacidad movilizadora del PSOE. Uno a nivel nacional, el otro a nivel Municipal. Únicamente se mueven y palmean al toque de queda de los señores feudales. Han destruido al Partido Socialista y todo lo decide la cúpula con el beneplácito de Zapatero en el primero de los casos y Cascallana en el segundo. Olvidan ambos a la cantidad de votantes y afiliados que tiene el PSOE.

Ambos Gobiernos destacan por una pésima gestión económica: el despilfarro, la ruina, la deuda y la gran cantidad de personal de confianza son rasgos característicos de ambos Gobiernos. Si a Zapatero le costó muchos años reconocer la crisis, a Cascallana parece que le cuesta más, pues cuando todos los Ayuntamientos recortan personal de confianza, Cascallana llega y presenta a la nueva Directora del CREAA, con un sueldo de más de cien mil euros anuales y que, casualmente, ha trabajado en el grupo PRISA. Pues una nomina más a pagar cuando han existido momentos que los trabajadores que dependen del Ayuntamiento de Alcorcón, han cobrado fuera de fechas algo que ha sido histórico en muchos casos, pues nunca se había pagado tarde.

Casualmente ambos tienen la suerte de no tener una oposición fuerte. Parece como si la oposición no se diera cuenta que una persona con limitaciones en el liderazgo personal necesitan a su lado equipos muy potentes. Incluso en eso coinciden los Gobiernos Zapatero&Cascallana.

Otro de los graves errores en los que ambos gobiernos coinciden es en, una y otra vez, pensar que se puede avanzar en políticas sociales dejando de lado la política económica. No parece que ni Zapatero, ni Cascallana hayan tenido en cuenta que cuando es así, o se incurre en un coste muy grande que hay que financiar o simplemente se diseñan medidas que luego no se pueden llevar a la práctica, lo que hace que la gente se frustre y pierdan confianza en unos gobiernos que las han vendido como grandes avances sociales.

Tanto Zapatero como Cascallana están Gobernando de espaldas a la gente y se han encargado de desmovilizar y desarmar a su propio partido, no sea que entre los militantes existan personas coherentes que critiquen sus gestiones y pidan una regeneración tan necesaria no sólo en su partido, sino en todos. Y ahora no les queda otra cosa que aguantar ellos solitos al chaparrón, arrastrando en su caída a su propio partido.

El PSOE no puede, ni debe, centrarse únicamente en la imagen de un líder, por muy necesaria que esta sea, tal y como han hecho Zapatero y Cascallana. Cuando se centra únicamente en esto, cuando la imagen del líder se ve deteriorada tal y como actualmente la tienen tanto Zapatero como Cascallana, el proyecto tarde o temprano fracasa estrepitosamente.

A día de hoy, ni Zapatero ni Cascallana tienen crédito. Sus imágenes están más que deterioradas, sus políticas no tienen ni pies ni cabeza y se realizan a golpes de intuiciones, es decir, sin un plan estratégico, sin un programa y con una improvisación indigna de cualquier Gobierno y, sobre todo, Gobiernan de espaldas a la gente, lo que es sin lugar a dudas el mayor de los errores de un político de cualquier índole.

3 comentarios:

..YO.. lo digo. dijo...

MORALEJA.

De donde no hay no se puede sacar.

Dios los cria y ellos se juntan.

Cuando el tonto coje la linde
la linde se acaba, pero el tonto sigue. ( en este caso en plural )

Y poco mas se puede decir.

Anónimo dijo...

Tanto monta, monta tanto.

Anónimo dijo...

Pues yo no votare ni a Cascallana ni a Zapatero. Joder que duo!