7/6/10

La Policía de Alcorcón usó las Bescam para una competición privada

Las jornadas de seguridad estaban dirigidas por una marca norteamericana de productos policiales.

A más de cincuenta kilómetros de su municipio, para participar en unas jornadas privadas sobre seguridad acudió la Policía de Alcorcón en uno de los vehículos oficiales de la Brigadas de Seguridad Ciudadana del municipio.

El «5.11 Challenge España 2010» reunió en Alpedrete a más de cuatrocientos profesionales de la seguridad en un evento en el que los participantes compiten por equipos y de forma individual. Además reciben cursos y entrenamientos en «escenarios criminales reales». Una de estas prácticas fue grabada por Telemadrid el pasado fin de semana. En las imágenes puede verse un vehículo de las Bescam de Alcorcón.

Su presencia en este evento privado ha provocado la denuncia del PP local ante un posible caso de malversación de fondos públicos. Los medios materiales de las Bescam sólo pueden destinarse a labores de seguridad en el municipio al que pertenecen.

Pese a que estos coches están financiados con dinero público de la Comunidad de Madrid, los agentes de Alcorcón lo utilizaron para desplazarse hasta Alpedrete donde se celebró, el fin de semana pasado, el «5.11 Challenge España 2010»: unas jornadas sobre seguridad en las que participan y compiten diferentes cuerpos de seguridad a nivel nacional e internación.

Era la primera vez que este evento se celebraba en España y más de cuatrocientas personas (la gran mayoría agentes de seguridad) se trasladaron durante todo el fin de semana al municipio de Alpedrete para participar en los talleres, ponencias, ejercicios y competiciones de tiro que giran en torno a este evento, que tuvo lugar en las instalaciones de Fyrs la localidad, una empresa que ofrece cursos de formación y reciclaje para profesionales de la seguridad.

Fue dirigido y patrocinado por la marca norteamericana «5.11 Tactical Series», el precio de la inscripción fue de entre 30 y 45 euros, sin alojamiento, que corría a cargo de cada participante y que permitió a los hoteles de la zona colgar el cartel de «completo». Sin embargo, para los agentes de la Policía Local de Alcorcón, el transporte fue gratuito.

Acudieron hasta allí en, al menos, un vehículo de las Bescam, unos efectivos que creó y que financia la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, exclusivamente para labores de seguridad ciudadana. Su presencia en los municipios de la región depende de convenios que el Gobierno regional firma con los ayuntamientos a través de los cuales las arcas regionales costean parte de la seguridad ciudadana del municipio.

En el caso de Alcorcón, su alcalde, Enrique Cascallana (PSOE), rubricó un acuerdo con la Comunidad en 2007, a razón del cual, Aguirre transfiere cada año unos 50 millones de euros, que el municipio está obligado a emplear en las Bescam. Esta cifra permite la financiación de cien agentes municipales y de sus vehículos y uniformes, que sólo puedan dedicarse a velar por la seguridad de los alcorconeros.

Explicaciones al alcalde
Tras conocer que uno de estos vehículos había sido utilizado por agentes de Alcorcón para acudir a la competición del pasado fin de semana en Alpedrete, el PP de la localidad preguntó a este respecto en el Consejo de Seguridad del municipio, celebrado el pasado martes día 1.

Según denunciaron los populares, el jefe de la Policía Local del municipio no negó los hechos, mientras que, por su parte, el alcalde y el concejal de Seguridad aseguraron no ser conocedores de lo sucedido. Por este motivo, el presidente y portavoz del PP en la localidad, Fernando Díaz, exigió, en declaraciones a este periódico, la apertura de un expediente sancionador al jefe de la Policía Local, ya que Díaz consideró que podría tratarse de un caso de «malversación de fondos públicos, puesto que se habría utilizado un vehículo público para una actividad privada».

Prohibición de última hora
Pero la competición «5.11 Challenge España 2010» no sólo no tuvo un final feliz para los agentes municipales de Alcorcón. Y es que, ya desde el inicio del evento surgieron problemas.

El primer día del fin de semana en el que se celebró, a las 16:00 horas, cuando iban a dar comienzo las actividades de tiro con armas de fuego, más de una veintena de agentes de la Guardia Civil de Tres Cantos se personaron en la finca de Alpedrete para evitar que se realizaran algunas de las actividades programadas.

El motivo, según explicaron agentes de la Benemérita, estaba en la galería de tiro cubierta, que contaba con 48 puestos, de las instalaciones Fyrs de Alpedrete, que no cumplía con todos los requisitos para la competición que se había programado. Según declararon los organizadores de la «5.11 Challenge España 2010» a Telemadrid, en los próximos días presentarán una querella contra la Guardia Civil por prevaricación.

Un alcalde reincidente
No es la primera vez que las Bescam de Alcorcón están en el punto de mira. Estas Brigadas de Seguridad Ciudadana son financiadas por la Comunidad de Madrid, pero únicamente pueden dedicarse a las labores que su nombre indican, aunque no siempre se respeta. Así sucedió a principios de diciembre del pasado año en Alcorcón.

La Comisión de Seguridad y Seguimiento del convenio de las Bescam con el Ayuntamiento abrió un expediente al alcalde, Enrique Cascallana, por incumplimiento del acuerdo. Según pudo saber la Comunidad de Madrid, las Bescam de esta localidad habían sido destinadas a regular el tráfico e incluso habían puesto multas. Dos funciones que no entran dentro de sus cometidos.

Cascallana, incluso, llegó a poner en duda los requisitos del convenio al afirmar que, como agentes de Policía, estaban al mando de la Concejalía de Seguridad y por tanto a la orden de lo que el Ayuntamiento (y su alcalde) les mandara. Los acuerdos para que un municipio pueda tener en su plantilla a estos agentes pasan porque éstos sólo se dediquen a la seguridad. A cambio, el Gobierno regional financia su sueldo, los vehículos e incluso el uniforme. En el caso de que se confirme su uso indebido, la Comunidad podría llegar a retirar la ayuda.

Además del de Alcorcón, la Comunidad ha abierto expedientes a los municipios de Fuenlabrada, Coslada y Parla por los mismos motivos; sin embargo, hasta la fecha, el Ejecutivo de Aguirre no ha rescindido ninguno de los convenios Bescam.

Fuente: La Razón

No hay comentarios: