20/6/10

El Alcorcón consigue el ascenso ante el Ontinyent en medio del caos

Caótico. Ese es el adjetivo que define el final de la eliminatoria de ascenso a la Liga Adelante entre el Alcorcón y el Ontinyent y de la que, finalmente, salió airoso el club madrileño. El conjunto de la capital consiguió el ascenso a la división de plata con un gol marcado en el minuto 94 de partido, obra de un jugador rival en propia puerta. En ese momento se desató la locura en el estadio de Santo Domingo y, sin que el árbitro llegara a dar por finalizado el encuentro, se produjo la invasión del terreno de juego por parte de más de un centenar de aficionados locales.

Ante ese panorama, el cuarteto arbitral abandonó el césped y se encerró en los vestuarios, permaneciendo allí durante un largo período de tiempo en el que la incertidumbre se apoderó de todos los presentes en el estadio. Los jugadores del Ontinyent decidieron también retirarse a los vestuarios al comprobar que el colegiado del encuentro no estaba en disposición de reanudar el juego.

Conviene señalar que el Alcorcón había fallado un penalti pocos minutos antes con el empate a dos en el marcador que le daba el ascenso al Ontinyent. Algunos jugadores locales, valga como ejemplo Iñigo López, pensaron que el árbitro había dado por finalizado el partido ante la invasión que se produjo tras el gol y tuvo tiempo de desprenderse de sus pantalones y su camiseta antes de que los dispositivos de seguridad desalojaran a los aficionados que habían saltado al césped. Así, el jugador quedó semidesnudo sobre el terreno de juego y hubo que proporcionarle una nueva camiseta y unos nuevos pantalones con su dorsal para que concluyera el partido.

Tras una larga espera de un cuarto de hora, tanto el colegiado como los futbolistas del Ontinyent regresaron al terreno de juego. La decisión del árbitro fue salomónica e indicó que se disputarían dos minutos más de partido y se daría por terminada la eliminatoria. Con el pitido final, se produjo una nueva invasión del césped de Santo Domingo por parte de la afición alcorconera, pero esta vez de forma correcta y para celebrar el ascenso de su equipo a la Liga Adelante.

Remontada épica

El Alcorcón logró el ascenso tras una épica remontada en un disputadísimo encuentro frente al Ontinyent. Los hombres de Juan Antonio Anquela tuvieron que superar los goles iniciales de Fran Moreno y Raúl Muñoz que pasada la media hora de encuentro adelantaron por dos veces a los valencianos, lo que obligaba al conjunto alfarero a marcar tres goles para ascender.

En la segunda mitad, llegó la reacción amarilla y al cuarto de hora de la reanudación Iñigo López recortaba distancias para los madrileños mientras que diez minutos más tarde Cascón empataba el partido. Los minutos que restaban para el final fueron un asedio constante por parte del Alcorcón que desperdició un penalti a cinco minutos del final en las botas de Mora.

Cuando parecía que el premio del ascenso se marcharía a tierras levantinas, un gol en propia meta del Ontinyent en el descuento culminó la remontada alfarera y dio el ascenso al conjunto local.

De esta forma, el Alcorcón, que este año eliminó al Real Madrid en la Copa del Rey tras un sonado 4-0 en Santo Domingo, consigue así el primer ascenso a Segunda División de toda su historia.

Diario AS.

No hay comentarios: