24/5/10

Libertad sin ira.

En el día de ayer, tomando una coca cola con un grupo de amigos en un bar de Alcorcón por la zona en la que vivo, un señor, socialista tal y como él mismo ha reconocido y ha gritado en varias ocasiones, me ha reconocido para acto seguido insultarme y acusarme de ser uno de los culpables de que nuestro equipo de desgobierno tenga la mala imágen que tiene ya que, siempre según este señor, Cascallana y l@s suy@s son los únicos que han llevado una gestión decente en nuestro Municipio.

Este buen hombre me ha increpado por pensar diferente al actual equipo de desgobierno y me ha acusado de hacer el trabajo que el PP no sabe o no quiere hacer. Me ha increpado por participar en asambleas vecinales y organizar reuniones y manifestaciones. Me ha increpado por colaborar con las Asociaciones que no piensan y le bailan el agua al degobierno de Alcorcón. Ha sido imposible dialogar con él pues su nivel de intolerancia rayaba el autoritarismo más rancio y no ha querido escuchar. Y esto me ha hecho pensar muchas cosas.

Creo que lo que vivimos en Alcorcón es preocupante ya que si uno no piensa como el que manda, es malo. El actual desgobierno de Alcorcón se rasga las vestiduras diciendo que es tolerante y plural, sin embargo existe un discurso mayoritario que quiere pasar a ser el pensamiento único.

Es cierto que el discurso del actual desgobierno ha calado durante muchos años en l@s vecin@s de Alcorcón, pero ya no cuela. Ahora bien, ¿ese pensamiento es el único?Yo creo que no, y creo que si el actual desgobierno tiene un mínino de coherencia deben aceptar la existencia de voces diferentes a las que concuerdan con ell@s.

Cuando se habla de tolerancia y democracia, y cuando se llega al poder y se censura y se ataca al que piensa diferente, está claro que hay incoherencia.

La democracia es un principio que involucra el respeto a las voluntades de las mayorías, pero también la tolerancia a las ideas de las minorías. La democracia es la convivencia pacífica en medio de consensos y disensos. La democracia es el poder de la aceptación más allá de nuestras subjetividades.

Invito a tod@s l@s vecin@s de Alcorcón a no decir que sí a pensamientos totalitarios, a pensar por si mism@s, a expresarse libremente, a mostrar su verdad, aunque sea su verdad.

Yo seguiré por el mismo camino.

2 comentarios:

Pedro García dijo...

Adelante Pedro, no hay que hacer caso a estos intolerantes, mas bien nos tendrían que dar pena.
El hecho de que una persona sea socialista, o derechista, no le da derecho para insultar o increpar a los demás. Este hombre que te abordó ayer lo único que ha demostrado es que es un panfletario al que has puesto en su sitio con la indiferencia y con el disco que tan sabiamente le has dedicado.

Saludos,

Pedro García

Anónimo dijo...

Pedro, desgraciadamente estos socialisto tienen un problema, saben que el chollo de vivir del cuento se les está acabando. y se dedican a medrentar a los que no piensan como ellos, ESTO ES EL FASCISMO.

Estan acostumbrados a tener el cotrol de los vecinos de Alcorcón y los ciudadano se han cansados de ellos.
Tranquilo que por fin tendremos un nuevo gobierno en nuestra ciudad y cada uno estara donde les pertenece.