18/4/10

La oposición tiene que fiscalizar y hacer oposición desde ya.

A estas alturas, tod@s l@s vecin@s de Alcorcón conocemos a Cascallana, sus formas de hacer política y su nefasta gestión al frente del Ayuntamiento. Pero también pedimos más a la oposición. Mucho más, como hacemos much@s vecin@s que no pertenecemos a ningún partido político, al menos por ahora, e intentamos colaborar con vecin@s y asociaciones en lo que podamos. Es decir, estamos con l@s vecin@s involucrados en la vida de nuestro Municipio.

Hay quien fiscaliza y controla la labor del desgobierno, y hay quien trata de sacar rendimiento de ese trabajo. Hay quien realiza un estrecho marcaje de las actuaciones de un desgobierno sin rumbo ni dirección trabajando en el día a día con asociaciones y vecin@s, y hay quien hace una oposición de salón mirando a los flashes de los fotógrafos. El PP en Alcorcón tiene que dejar de hacer oposición de salón. Y ya es tarde para hacer lo que tienen que hacer.

Los errores de Cascallana y los suy@s salen caros a las arcas públicas, y el PP va a rueda esperando ganar en el sprint final. El PP en Alcorcón quiere aparecer como oposición beligerante, pero sin mojarse mucho, que estamos a pocos meses de las elecciones, porque no quieren volver a oír que están haciendo una oposición simbólica. Pero es que así.

A much@s de nosotr@s no nos han callado y no nos vamos a callar ahora, que está más que claro que la acción de control del PP en Alcorcón es necesaria, mucho más necesaria que núnca con Cascallana al frente del Ayuntamiento.

El PP en Alcorcón tiene que dejar de pensar en el día después de las elecciones. Tiene que pensar en hacer su trabajo ahora.

A Fernando Díaz le están pidiendo a gritos cambios, tanto en las formas de hacer oposición como en la gente que tiene con él. Y los tiene que hacer cuanto antes, pues el tiempo apremia.

Si esperan coger la cabeza de carrera en los últimos meses está claro que en el sprint final van a pinchar.

No hay comentarios: