21/3/10

Ruta por el menudeo de droga en Alcorcón.

Los vecinos denuncian que el tráfico de droga ha crecido y que se ha suprimido la unidad de la Policía Local.

Sus vecinos lo tienen asumido desde hace tiempo. Para su pesar, Alcorcón es conocido por ser «el Rif» de la Comunidad de Madrid, una localidad donde los bares regentados por ciudadanos de origen marroquí se cuentan por decenas. A priori, no sería ningún problema si no fuera porque en muchos de esos bares se vende droga, sobre todo hachís, lo que le ha costado al municipio el triste seudónimo de la «costa marrón». El problema del tráfico de drogas es que atrae a otros muchos, como la delincuencia, algo a lo que sus vecinos, desgraciadamente ya están más que acostumbrados.

Sin ir más lejos, hace un par de semanas se produjo un intento de secuestro a plena luz del día y en un lugar de constante tránsito de personas y vehículos: a la entrada de la estación de Renfe de Alcorcón, justo enfrente de la parada de taxis.

Intento de secuestro
Serían cerca de las cinco de la tarde cuando varios taxistas observaron atónitos cómo un grupo ciudadanos de origen marroquí pretendía llevarse a la fuerza a otro compatriota por algún asunto de drogas. Cuando dos dotaciones de la Policía Local de se personaron en el lugar observaron cómo estos individuos discutían acaloradamente y, al observar la presencia policial, tres de ellos pusieron pies en polvorosa. Los dos detenidos tenían preparada una furgoneta con todo lo necesario para llevar a cabo el secuestro.

Según cuentan los vecinos, no es la primera vez que algo así ocurre. «Estamos cansados de los trapicheos que se trae esta gente. Primero les cierran los bares pero si luego los vuelven a abrir ¿de qué sirve?», se queja una vecina del barrio de Torres Bellas. En la plaza donde vive esta mujer se concentran más de cinco bares que, cuanto menos, «toleran el consumo» de droga. Se ha convertido en la nueva «zona cero» del hachís en el municipio.

Alcorcón era una localidad «modelo» en la lucha contra el menudeo de droga en bares hasta mediados del pasado año, cuando el concejal de Seguridad, Salomón Matías, decidiera hacer un cambio en la cúpula de la Policía Local. Desde 2007 y hasta esa fecha, los agentes lograron que el Ejecutivo regional cerrase 29 bares que «toleraban el consumo» de drogas y los agentes municipales llevaron a cabo más de un centenar de detenciones por tráfico de estupefacientes (en muchos de estos bares también se vende cocaína).

La última tanda de cierres se produjo en mayo del pasado año, justo antes de que se realizara un relevo en la jefatura de la Policía Local. Desde entonces, el número de cierre de bares ha caído, directamente, hasta el cero.

Esto ha provocado que muchos locales que habían echado el cierre obligatorio hayan reabierto y retomado su negocio. La sanción general fue de unos seis meses de cierre pero de ésto ha pasado ya un año. Según las fuentes consultadas por este periódico, de los 29 que se cerraron, casi la mitad ya han vuelto a abrir y siguen vendiendo droga.

El PP de la localidad también asegura que desde que se produjo este cambio en la jefatura de la Policía Local se ha deteriorado las buenas relaciones y la coordinación que existía con la Policía Nacional. Su portavoz adjunta, Laura Pontes, solicita al equipo de Gobierno de Enrique Cascallana (PSOE-IU) recuperar estas relaciones al tiempo que denuncia el aumento de los agentes que se dedican a tareas administrativas. «Los agentes que antes se dedicaban a luchar contra el menudeo de droga ahora les han destinado a hacer labores administrativas o de tráfico», afirma.

Este periódico se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento de Alcorcón pero no han explicado cómo trabaja ahora el gobierno de Cascallana para luchar contra este problema.

En la puerta del colegio
En la calle Guindales de Alcorcón se concentran varios locales dedicados a la venta de hachís y otras sustancias estupefacientes. Al menos uno de ellos fue de los que cerraron en una operación realizada en 2009 por las fuerzas de seguridad, pero ya ha vuelto a abrir y vende droga a cualquiera que entre por la puerta y lo pida. Un poco más abajo hay un colegio, con el consiguiente peligro e inseguridad que esto supone. Un vecino cercano a la calle Guindales explica cómo este bar en concreto «lo cerraron el año pasado ya ha vuelto a lo de siempre». «Notarán que hay menos policías vigilándoles y por eso siguen a lo suyo», comenta indignado.

Fuente: La Razòn.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Desde la llegada del nuevo subinspector, se esta cargando la buena tarea realizada por el anterior Director General de Seguridad. Mas agentes de paisano, unidad de policia judicial, la llama. Mas tareas administrativas, diligencias de detenidos que hace CNP e intento de crear una unidad cuasi antidisturbios, eso si la POlicia de Barrio creada como tal ha desaparecido y el numero de patrullas en la calle a disminuido. Y el señor Matias, ni se entera o no quiere enterarse por no reconocer que la pifio con la destitución del Director, y ya van tres...genio y figura!!

Anónimo dijo...

Esta noticia ya es de hace tiempo y fue originaria de Telemadrid.
Precisamente, según mis fuentes, fue el CNP quien expresó su malestar porque la Policía Municipal se estaba dedicando al tema del menudeo y empezaba a molestar, ya que el tema de drogas era una competencia exclusiva del CNP.
De hecho, alguno de los cabos que con anterioridad se dedicaban a esto tuvieron ciertos problemas con mandos del CNP.
El CNP exigió hacerse cargo del tema, y la Policía Municipal recibió la orden de actuar ante hechos flagrantes, pero nada de investigación para no "molestar".
Ahora se demuestra que ha sido un error, que si la Policía Municipal no se dedica a luchar contra esto, nadie va a hacer nada.
Así que lo que hace falta es que los políticos dejen de acomplejarse con la Delegación del Gobierno y den la orden de ponerse a trabajar nuevamente en ello.
Si en lugar de ser del mismo signo político el Ayuntamiento y la Delegación del Gobierno, fueran distinto, esto no hubiera tenido lugar.
Lo realmente importante no es hablar de competencias, sino que el trabajo se haga, dando igual quien.

Anónimo dijo...

¿Tú crees que si al jefe de la Policía Municipal le dan la orden de trabajar este tema, en lugar de ordenarle que se abstenga porque lo va a llevar la Policía Nacional, se va a negar?
Macho, te guste o no, sabes tan bien como yo que esto no es un problema suyo, sino de mucho más arriba.
Y se llama Delegación del Gobierno-Alcaldía.

Anónimo dijo...

Oye, no serás la compañera sindicalista que vivía como Dios y ahora se le ha acabado el chollo...
Hay que joderse, toda la vida despotricando de tener que comparecer en Comisaría, y cuando intentan profesionalizarnos, nos quejamos.

Anónimo dijo...

Que pena y que asco de pueblo. Mano dura es lo que hace falta. Han convertido Alcorcón en el centro neurálgico del tráfico de drogas. Que asco

Anónimo dijo...

Intentos de secuestro.
Tráfico de drogas.
Asesinatos.
Camellos.
Pistolas y tiros.
Ni en el mejor capítulo de Sin Tetas no hay paraiso.
Eso sí, falta el guapo del Duque.
¿Y la oposición no abre la boca?
Se escuchan rumores, amigo Pedro, que puedes ser de la partida en el Partido Popular.
Que duda cabe que el PP dará un salto cualitativo y cuantitativo en cuanto a trabajo y cercania con los ciudadanos.
Pero piénsate bien si te interesa pasar a formar parte de esa banda, o por el contrario te interesa más ir con UPD, con Los Verdes o con IU.
El PP contigo mejoraría pero tendrías muchos problemas por tus inquietudes y tu forma de no parar de trabajar.
Si lo haces ahora si entras en política tienes que ser demoledor.

Anónimo dijo...

Somos referente en España. en,en, Europa, que coño en el mundo que diría Cascallana.
No puedo creer que pase esto en Alcorcón con la cantidad de polis que hay, nacionales y locales.
¡¡Somos referente alcalde !!pero "pa" lo que queremos.
A que no salimos los primeros en educación en la Comunidad ??
A que no salimos los primeros en bajar el paro ??
A que no salimos en tener los sueldos más bajos de los concejales ??

En droga tenía ser joder.

Anónimo dijo...

uuuuuuuuu

Anónimo dijo...

Creo que este junto a otros artículos que he leido del blog son una exageración con el unico objetivo de crear desconfianza o miedo.
Me hace gracia que hables de todos estos bares y del "menudeo" que hay dentro con toda la seguridad del mundo, no se si es que has ido a todo ellos y has pedido una ficha de hachis o un gramo de cocaina para poder hablar con tanta confianza de esos hechos.
Creo que todo esto tiene un par de problemas de fondo: el primero es que la policía en mi humilde opinión no le presta la suficiente importancia porque no la tiene en realidad porque como bien habeis dicho es unicamente menudeo no es trafico de drogas a gran escala. Y segundo que todo esto se solucionaría con una medida legal muy simple y es la legalización de este tipo de sustancias porque mientras haya demanda va a existir una oferta, con esta medida las administraciones obtendrían grandes ingresos a través de los impuestos que se le aplicarían a estos productos (algo que no vendría mal en una situación de crisis económica como la actual) y además se ahorraría todo el dinero que invierte en la lucha contra el trafico de drogas que es como un gran pozo sin fondo en el que se gasta dinero pero nunca se llega a una victoria total porque se encuentran nuevos métodos para introducir la droga en el país, lo que reafirma mi opinión en que siempre que haya demanda habrá oferta.
Pero bueno no creo que esta medida encaje en las mentalidades de mucha gente jejejeje