11/1/10

Cascallana y sus contínuos ataques a Esperanza Aguirre.

Que Cascallana ataca con saña a Esperanza Aguirre es algo que tod@s nosotr@s observamos y leemos a diario. Contínuos ataques como si de una extraña fobia se tratara.

El "caso jabonería" es otro frente más abierto por nuestro consistorio contra Esperanza Aguirre, pero esta vez reflejado en la imágen de nuestra vecina Ana Isabel Mariño, Consejera de Vivienda.

Muchos frentes abiertos contra la Comunidad de Madrid pero con un único fin. Cascallana es "perro viejo" en esto de la política y una persona inteligente. No da punzada sin hilo.

Cascallana es conocedor, más que sobrado, que su proyecto en Alcorcón ha muerto. Él sólo ha enterrado su proyecto con una gestión bastante deficiente. Pero también es conocedor que en Alcorcón no tiene una oposición política que le desgaste en demasía. Si el proyecto de Cascallana está caducado después de estos casi ocho años, el del PP en Alcorcón ha muerto antes de nacer.

Cascallana se emerge como Caudillo de los municipios del Sur contra la política de la Comunidad de Madrid. Del mismo parece querer crear una PSM paralela. Es decir, parece querer suceder a Tomás Gómez al frente de la PSM.

Cascallana conoce, reconoce y le duele, que Esperanza Aguirre obtiene en Alcorcón unos resultados electorales muy por encima de lo que obtiene el PP a nivel local. Es más, Esperanza Aguirre obtendría mayoría absoluta aplastante en Alcorcón.

Pero hete aquí que Esperanza Aguirre tiene ciertos anticuerpos, defensas naturales contra los virulentos ataques que pueden revelarse especialmente eficaces cuando la infección del mismo se produce en un periodo pre-electoral como en el que nos encontramos.

Las declaraciones de Cascalllana están montadas al aire como una piedra de bisutería en un aderezo. Se sustentan en una premisa falsa.

Para mí está claro que Cascallana juega al mus, algo fácil de adivinar para cualquiera, porque no para de hacer señas, que pocos pueden entender y que en muchas ocasiones equivocan hasta los más allegados. El mus es un juego de envite, inteligente, divertido sí, que no arruina a nadie, pero que hace perder mucho tiempo. Y creo que no estamos en momentos para perder el tiempo.

Pienso que para ser un buen político hay que saber cuándo toca dejar a un lado las ambiciones personales, aunque sean legítimas, y hacer sacrificios por el interés general, que es el menos general de los intereses (como el sentido común es el menos común de los sentidos).

Espero que la Presidenta de la Comunidad de Madrid tome nota y le ponga las pilas, de una Santa vez, al PP en Alcorcón.

4 comentarios:

Put Call 11.500 dijo...

Espero que los alcorconitas se den cuenta y vean las patrañas y artimañas del alcalde.

Se va a ir, y quedará Alcorcón como la perla "negra" del sur. Del sur del Missisipi claro.

No ha parado de darse bombo y platillo, de hacer cosas por la causa;por su causa; ha querido vender que son por el bien del pueblo y no se da cuenta que no estamos en 1950 ó mejor en 1980. La gente tiene tiempo , conocimiento y ganas para saber quien miente y quien no quiere decir la verdad.

Se va a ir y nos va a dejar en Alcorcón, para él logros, para los demás lacras, incluyendo el Ensanche Sur (cementazo), el CREAA (cementazo innecesario) y el entramado judeo masónico del ayuntamiento que para ver luz harán falta años.

Dices bien con la "Espe". Alcorcón la ha votado arrolladoramente y al P.P. de Alcorcón tambien. De hecho las dos últimas consultas las han ganado; solo falta ver si la gente, da el paso y se atreve a darle el bote a Cascallana y su tropa.

Esto se pone interesting.

Anónimo dijo...

Espe tiene que apoyar a Fernando Díaz y apoyar un cambio en el PP que ya debería estar produciéndose en el seno del PP alcorconero.

Anónimo dijo...

los verdes alternativa para alcorcón
http://asociacionplanetaverde.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Cascallana tiene cuerda para rato.
Y la tiene porque el pp de Alcorcón está muerto.
Hace oposición a Esperanza Aguirre, y por contra, él no tiene oposición en Alcorcón.
Esperanza Aguirre debe enseñarle los dientes de una vez a este demagogo, y por otra parte, debe dar un golpe de autoridad en el descalabro que supone el pp de Alcorcón, con su "¿Portavoz?" a la cabeza.

Jamás se vió tal cantidad de inútiles juntos (y que nos cuesten tan caros) como en el Grupo Popular de Alcorcón.

Por favor, que los quite a todos ya, empezando por el Sr. Díaz, como máximo responsable por su incompetencia, y su pasividad.