29/12/09

Alcorcón, un desastre.

Alcorcón es un desastre en todos los aspectos. Pero hoy me centro en el desastre urbanístico. Sí, desastre urbanístico al que nos ha llevado Cascallana.

Alcorcón, a día de hoy, es una ciudad caótica. Es un caos en el que reinan el vandalismo, el incivismo y la mala organización. Hay caos de tránsito en todo Alcorcón. Calles cortadas por obras sin terminar, obras mal realizadas en las que se forman verdaderos pantanos, calles cortadas por colas de autobuses que no pueden pasar, alcantarillas atascadas por las hojas...

Ya ni recuerdo cuando comenzó todo este sin sentido. Alcorcón está insufrible por la gran cantidad de obras no terminadas que lo dejan impresentable, intransitable y poco habitable para los que aquí vivimos.

Está sucio, incómodo y horroroso. Las obras son casi eternas y no parece que vayan a acabar nunca.

La ciudad está llena de pinturas y diseños de los graffiteros.

Todo lo citado, junto a socavones y reparaciones habituales, nos ofrecen un aspecto de abandono que muy pocas ciudades tienen en la actualidad.

Bienvenidos a Alcorcón, la ciudad del caos circulatorio, de las zanjas y de las obras eternas.

1 comentario:

Melocotón dijo...

Tienes toda la razón, Alcorcón, que es una de las ciudades más prestigiosas de la zona sur de madrid; está perdiendo su encanto con tanta obra!
Destrozan una calle para supuestamente arreglarla y la dejan peor de lo que estaba y para colmo no queda bien y deben volver a levantarla.
es un desastre. lo has definido con una sola palabra!


http://alcorcon2010.blogspot.com/