29/10/09

Las elecciones municipales se acercan; la demagogia entra en escena.

La maquinaria del PSOE en Alcorcón ya está engrasada y con estrategia. Esta maquinaria se centrará en reuniones con un número limitado de vecin@s de Alcorcón para intentar explicar y convencer de lo buena que ha sido su gestión al frente del Ayuntamieto. Se escuchan también ciertos rumores que nuestro Alcalde entregará una de las fases del Ensanche Sur uno o dos meses antes de las proximas elecciones municipales. También se escucha que se quiere intentar realizar el sorteo de un número de viviendas en lo que se ha denominado el Ensanche Norte. Todo esto indica que las elecciones están cerca.

Si Cascallana sale reelegido, no será desde luego por su gestión que ha sido menos que mediocre, francamente negativa en casi todos los ámbitos municipales. Si Cascallana sale reelegido será gracias a las promesas electorales, esto es, a la demagogia. Lo cual, dicho sea de paso, dice muy poco sobre las cualidades críticas y analíticas de nuestro electorado.

Se aproxima la hora en la que a l@s vecin@s se nos prometerá casi de todo. Resulta un misterio el porqué el electorado no castiga estas muestras de demagogia y oportunismo. Porque, de hecho, si ahora se pueden hacer bien las cosas, ¿por qué no se ha hecho antes?.

Este país tiene la buena fortuna de que cada cuatro años hay elecciones. Los “avances sociales” se realizan sólo en los seis meses anteriores de acudir a las urnas. Pasada la convocatoria, regresa el erial de la justicia social, tres años y seis meses; casi como una condena.

En las proximas elecciones no va a ser diferente. Entramos en la recta final de esta legislatura triste, gris, repleta de exámenes parciales en las que el Alcalde y tod@s sus Concejales, casi sin excepción, han obtenido notas mediocres, tirando a bajas, siempre más próxima al cero absoluto que al aprobadillo raspado. Los próximos meses vamos a vivir una dinámica infernal en la que el electorado va a ir como una pelota, de un partido a otro, a ver quién da más.

Nadie pedirá responsabilidades, en democracia, nunca se piden, sobre las promesas incumplidas. Tierno Galván se permitió el lujo de decir que las promesas electorales están para eso, para incumplirlas. Nadie le apedreó; más bien se le subió a los altares.

En los últimos años hemos visto como la frase del “viejo profesor” era tomada, por los unos y por los otros, como primer mandamiento de las tablas de la ley del político, so pena de no salir elegido para la poltrona.

Eso es lo terrible: que un tema tan importante como por ejemplo la vivienda, está sometido a todo tipo de juicios y declaraciones frívolas, en manos de demagogos de poca monta, del género de “... quillo, vótame que regalo pisos a cuatro euros”.

Todo esto es una burla cruel a las personas con pocos medios económicos que dependen de un salario para sobrevivir. Una burla que descalifica moral y éticamente a quien basa su campaña electoral en fantochadas como ésta, suscitando falsas esperanzas en los electores más ingenuos.

De hecho no hay gran cosa nueva. Los socialistas están habituados al noble arte de la improvisación. A falta de planificación, a falta de políticas a medio plazo, cuando los pulsómetros electorales lo indican, lanzan la primera propuesta que les sale de la neurona.

Así que si vuelve a salir a la luz la promesa de viviendas en el Ensanche Norte, no hay absolutamente más que demagogia electoral.

Hoy se trata de tranquilizar, mañana de ser reelegido, pasado de culpar a otros. Afortunadamente para toda esta patulea, en España nadie pide responsabilidades históricas, y en cuanto a las responsabilidades políticas se reducen a “si te quemas, que te zurzan y que te quiten lo bailado”. Habitualmente, el político que ha retornado a la vida civil es que ya se ha lucrado suficiente y, por tanto, las presuntas responsabilidades políticas se la traen al fresco. Total, nunca va a volver a la política.

Responsabilidades históricas no existen. Nadie le ha pedido al pobre Suárez, ni siquiera en su demencia senil, responsabilidades por los muchos muertos de la transición. Nadie le ha pedido responsabilidades a Felipe González por los casos de corrupción que asolaron su reinado, ni por la desertización industrial de algunas regiones que empezó entonces, ni por la liquidación de sectores productivos enteros, ni mucho menos a José María Aznar por el destrozo causado con su alineamiento con EEUU en la cuestión irakí. ¿Responsabilidades históricas? No existen.

Sin embargo, la política se convierte en “gran política” cuando construye la historia, no cuando va a remolque de la misma. Hoy la política es el arte de quienes viven de la política y de sus amiguetes. Algo completamente banal.

Su demagogia es su impotencia.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo, con la mayoria de lo que dices.
Pero que le vamos hacer estamos bajo el yugo de los manipuladores como profesion.

Si a los contribuyentes no les gusta el Cascallana y no ven nada en Fernando Diaz y vuelven a salir como lo partidos mas votados.

Algo estan haciendo mal los otros partidos que no acaban de llegar al contribuyente.

Creo que lo que hacen los otros partidos es andar alrededor de ellos, por si se cae alguna migaja y la pueden coger.

Porque mucho protestar por lo mal que lo hacen, pero estan esperando alguna señal para hacercarse.

japo99 dijo...

Pedro...no te conozco, pero creo que no me pierdo nada. Eres un anciano...,¿ te has mirado al espejo?, a lo mejor te sorprendes. ¿Ves mejor los que se ha hecho anteriormente con Zúñiga y su desafortunado acólito Fernando Díaz?, solo hay que ver en los plenos lo que da de si. Creo que no merece la pena darte cancha puesto que demuestras lo que eres en cada artículo que escribes...... Dan ganas de bomitar ( frase muy utilizada últimamente, pero real en tu caso).

Anónimo dijo...

os invito a ver la pagina de los verdes de alcorcon para muestra un botón de la manipulación mediatica.

http://verdesgrupoverdealcorcon.com/

Pedro dijo...

¿bomitar? Significado de esa palabra con B, por favor.

Put Call 11500 dijo...

Manipulación es la mejor palabra que le cuadra a nuestro alcalde.
Que es manipular ? Manipular puede ser, adulterar, amañar, trucar, mangonear, urdir.... o sea todo eso le queda que ni pintado por los pinceles de Murillo.

Queda no mucho para empezar período electoral y hara lo que haga falta para embadurnar a la Comunidad, el PP, los Verdes, y todo el que se le ponga delante.

Anteayer hizo un acto con jovenes en el Buero, fue vergonzoso como se pueden dejar engañar de esa manera; es como si les prometiera regalar los pisos. Cómo se pueden creer tantas milongas.

Es un encantador de serpientes lo reconozco, yo le oía y me decía por dentro, si no le conociera diría que este tío dice verdades; pero amigo, eso solo se lo creen los que te siguen sin condiciones.
Ya espabilarán.

Qué ha hecho este alcalde en Alcorcón ?
Cemento, cemento, cemento, talar, talar y talar.
O eso no lo sigue nadie.?
Es el mayor talador de árboles y como le dejen va a dejar Alcorcón sin un centímetro donde poner un pino.

Como salga adelante, sin merma, el Ensanche Norte, Alcorcón volverá a los años 70 de tráfico y caravanas.
Seremos el tapón del sur. Nos odiarán hasta en el Norte.
Tendremos el Ensanche Norte, que ya pasará factura el despliegue de cemento.
Tendremos el CREAA, destrucción de un parque, pinares únicos, y ahora cemento.
Tendremos plazas públicas reformadas, que tendrían que haberlas puesto a todas el nombre de "Plaza del ínclito Cacallana", para que se inmortalice; donde había un árbol, matojo, seto o aligustre, ahora hay cemento, hierro.
De los parkings tambien hablaremos; merece un título exclusivo.
Esto es el desarrollo sostenible del que habla tanto el señor alcalde de nuestro pueblo.
No hace falta agua, ni jardineros, no hay mantenimiento, ni nada de nada y la gente que pasee el cemento que es muy sano para los alérgicos.

ASI NOS VA CON ESTE ALCALDE.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. Hace falta una renovación de partidos y en los mismos partidos de siempre. Ambas cosas son necesarias. A día de hoy ni el PP ni el PSOE son de fiar con la gente que componen ambos partidos. Profesionales políticos y amiguismo es lo que prevalece como mérito para estar en las listas de candidatos. La discrepancia no caben en esos partidos. Son como cuando un humano dicta lo que debe hacer un perrito y este obedece de forma tácita. Pero estas formas serán las propias tumbas de los partidos pues son las que están haciendo que los ciudadanos se mantengan lejos de los partidos. Por esos motivos, personas preparadas y con formas distintas de ver, sentir y hacer política, son separados y apartados de los partidos y tildados de rebeldes. Por esos motivos gente como Juan Carlos Martinez, Vicente Blanco o tu mismo sóis apartados de los partidos tradicionales y os véis empuajados a militar en partidos pequeños o independientes y sin recursos. No interesáis para los partidos y menos aún para los políticos que componen estos partidos. La rebeldía, la cercanía y la preparación que mostráis y poseéis es desdibujada de forma interesada por la panda de políticos que dirigen el cotarro. Vuestra revolución, tarde o temprano, tendrá éxito.