8/9/09

Terroristas y enemigos de la democracia en Alcorcón.


Cuando desde un puesto de responsabilidad se crea crispación. Cuando desde un puesto de responsabilidad se cree tener la verdad absoluta. Cuando desde un puesto de responsabilidad se expresa que los que no piensan como uno son fascista y enemigos de l@s vecin@s, pasa lo que pasa. Cuando se enciende la mecha, la bomba explota y se les da alas a los enemigos de la democracia.

Los Verdes en Alcorcón han sufrido un ataque al más puro estilo kale borroka en su carpa del recinto ferial. Han intentado quemar la carpa de Los Verdes en Alcorcón y han tenido que acudir Bomberos y Policía Local. Una panda de terroristas han intentado intimidar y atacar a los que no piensan como ellos. Una panda de talibanes han obligado a la Policia a tener vigilancia permanente en la caseta de Los Verdes en el recinto ferial. El pecado de pensar y opinar diferente casi lo tienen que pagar muy caro.

Creo que lo que vivimos en Alcorcón es preocupante: Si uno no piensa como los que mandan, es malo. Esto es más grave que la ignorancia cívica, porque estamos ante enemigos declarados de la democracia que crecen y se desarrollan dentro del seno de algunos partidos políticos, hacen política, utilizan sus herramientas, sus derechos y libertades e, incluso, gracias a ellas, pueden permitirse, en algún momento, reclamar el voto para ocupar cargos del Ayuntamiento.

En este caso, es probable que la educación cívica del resto de la sociedad no pueda actuar sobre esos sujetos, pero sí para aprender a reconocerlos y evitar su influencia; una influencia que pretenderá hacernos creer, a partir de la generación del caos y la convulsión social, que la democracia es débil y que no sirve para solucionar los problemas de la gente.

Es indispensable entender que si bien la democracia, al exaltar la libertad, genera cierto grado de conflicto social, también reclama la elección de gobernantes que pongan las cosas en su lugar, tornándola absolutamente compatible con la existencia de autoridades, de autoridad, de orden y de normas que regulen el funcionamiento de las instituciones y la convivencia social.

Pero estos pseudo atentados no hace más que darnos más fuerzas para seguir luchando por la libertad y la democracia. Si pensar diferente es delito, yo soy un criminal.

Invito a l@s vecin@s de Alcorcón a pensar diferente, a no decir que si a pensamientos totalitarios, a pensar por si mism@s, a expresarse libremente, ¡a mostrar su verdad! aunque sea...su verdad.

TERRORISTAS NO
DEMOCRACIA SÍ.

Mi solidaridad a Los Verdes en Alcorcón que, una vez tras otra, sufren ataques y persecuciones.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Eres una bestia chaval. Encantado de conocerte en la mesas de la carpa de sural. Una verdadera pena que estés fuera de la política en Alcorcon. Ya sabes que cuentas con el apoyo de muchos ciudadanos estes donde estes. Un abrazo de Lorenzo

Pedro García dijo...

Mi solidaridad con los Verdes de Alcorcón.
Supongo Pedro que estos actos son cosas de fascistas como dirían algunos entendidos en la materia que entran en tu Blog y así lo ven todo a bote pronto. Pero creo que NO, eso es cosa de gentes descerebradas que como no tienen argumentos claros, recurren a la razón de la fuerza bruta para hacerse notar y sentir. No tienen más argumentos en sus débiles mentes.
Así es el país que nos está tocando vivir, y que podemos cambiar, pero que no lo estamos haciendo, al menos hasta el momento.
Espero y deseo que poco a poco nuestros ciudadanos vayan abriendo los ojos y se den cuenta donde están sus verdaderos intereses y que no es oro todo lo que reluce.

ROSI dijo...

Para los antidemocráticos:

ªUna piedra, por mucho que la entierres, seguirá estando ahíª.

Para los Verdes:

Seguid fuertes.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

No hagamos un mundo de algo que puede no serlo y no le demos una importancia a unos vándalos que ni tienen ni merecen.