31/8/09

Cinturón sanitario a Cascallana. Carta abierta a los militantes y simpatizantes del PSOE en Alcorcón.

El proceso político de regeneración emprendido por partidos políticos a nivel local, organizaciones y Asociaciones de Vecinos en Alcorcón se ha iniciado en un clima de colaboración y voluntad de entendimiento, lo cual no es poco. Se trata, de partidos, organizaciones y Asociaciones que enfatizan el tema de la política municipal.

Es evidente que no están todos los que son... pero vale la pena seguir intentando que militantes y personas que se han alejado del PSOE en Alcorcón gracias a la nefasta gestión política de Cascallana y los suyos, se sumen al más que posible nuevo proyecto político municipal, ya que su partido en la actualidad no les representa.

En las últimas reuniones que tuvieron lugar estas personas sí estaban presentes. Al menos en nombres. Le toca a Cascallana y los suyos asumir las responsabilidades de sus actos y afrontar un aislamiento político por parte de l@s vecin@s que les va a ser muy difícil de superar.

Sin embargo, el PP en Alcorcón aún puede representar un intento de renovación del ambiente político: las tesis contrarias a Cascallana en su nefesta política pueden ser válidas si se suman al proyecto popular personas diferentes y dejan de lado determinado lastre político que aún tienen encima. Con lo que llueve políticamente en Alcorcón es inexplicable que el PP no despegue. Y esto es lo que tiene que plantearse Fernando Díaz: buscar esa explicación que l@s vecin@s tenemos claro pero que a él parece costarle entender, ¡y mira que lo pedimos todos los dias!. Esto no hace más que agravar la situación por la que pasa el Partido Popular y Fernando Díaz tiene que pensar en los motivos por lo que esto pasa. Aunque yo se lo he dicho y se lo vuelvo a decir: REGENERACIÓN, CERCANÍA A L@S VECIN@S, POLÍTICA PARTICIPATIVA, MUNICIPALISMO Y POLÍTICAS SOCIALES.

Pero si el PP en Alcorcón no responde a las necesidades y expectativas creadas, no responde con esa regeneración tan necesaria, no responde a la participación ciudadana real, no responde a las políticas sociales tan necesarias, no responde al acercamiento vecinal que urge, no responde a la incorporación de gente jóven y preparada, no responde al Municipalismo necesario, esta carta abierta también sería válida para los militantes y simpatizantes del PP en Alcorcón y Fernando Díaz deberá responder por ello. Por el contrario, si el PP gira en sus formas de hacer política y se convierte en el Partido que much@s vecin@s demandan, el proyecto político que habría que apoyar quedaría muy claro para tirar por las cloacas de Alcorcón la política despótica de Cascallana y los suyos.

Como ya he dicho muchas veces, en política municipal l@s vecin@s tenemos que mirar los proyectos y las personas que los componen, no el nombre de los partidos.

La regeneración en el PP de Alcorcón necesita sumar y quitar personas que restan. Esa es la única forma que tendría el PP en Alcorcón de pasar a ser un partido creible, cercano y poder plantar batalla política. Esta es la única forma de que el PP en Alcorcón despegue de una vez.

Desde hace muchos años el PSOE en Alcorcón ha ido segregando distintas promociones militantes socialistas de tal manera que seguramente en la actualidad existen más militantes y simpatizantes válidos para la política fuera del PSOE de Alcorcón que en él. Por otra parte, los principios que dieron vida al PSOE parecen haberse difuminado.

Y esto es lo que todos tenemos claro: que el problema del PSOE no es la militancia y los simpatizantes que, fácilmente podría integrarse en el proceso unitario que hemos emprendido; los problemas son sus dirigentes que no quieren emprender ese camino regenerador, sobre todo Cascallana que ha cerrado el núcleo y lo ha dejado abierto únicamente a sus personas más afines. Va siendo hora de que los militantes del PSOE en Alcorcón pidan explicaciones a sus dirigentes.

Durante estos años, para los que estamos, o intentamos estar, al día de la política municipal en Alcorcón, ha resultado evidente que Cascallana ha dirigido el Ayuntamiento y el PSOE en Alcorcón como si se tratara de una secta: ha estimulado una visión paranoica de la realidad. Y está durando demasiado.

La militancia y los simpatizantes del PSOE en Alcorcón deben de entender que el cinturón sanitario creado en torno a Cascallana no es gratuito: está forzado por su actitud abiertamente hostil hacia cualquier persona que opine diferente, hostil hacia otras formas de ver la política, hostil hacia la participación ciudadana real, hostil hacia el propio socialismo, etc...

Hoy, en un momento en que es preciso concentrar esfuerzos, la militancia y los simpatizantes del PSOE en Alcorcón se encuentran cada vez más aislados, incluso por su propio partido. Es preciso recordar que nadie, absolutamente nadie, alberga el menor resquemor contra la militancia y los simpatizantes del PSOE en Alcorcón. Lamentablemente no puede decirse lo mismo de la actitud hacia su máximo responsable, Cascallana, que cosecha un rechazo casi unánime en todo nuestro Municipio.

Desde este punto de vista, la militancia y lo simpatizantes del PSOE en Alcorcón deben de hacer un esfuerzo para tomar el tren que está arrancando: informarse bien sobre la situación real del partido, plantear los problemas mediante escritos a la dirección y afrontar la sustitución del actual manda más.

Y luego estamos los que en un momento de nuestras vidas, por diversos motivos, nos hemos alejado de los partidos en Alcorcón. También a nosotros nos compete cierta responsabilidad en la resolución del impás que viven los partidos en Alcorcón. Va siendo hora de que los ex del PP y del PSOE en Alcorcón recordemos qué reflexiones políticas e ideológicas nos llevaron a incorporarnos al partido y luchar por el Alcorcón que de verdad queremos.

Os lo diré claro: quienes impulsamos el proceso de un partido político a nivel municipal y vemos como pasan los días con Cascallana y su política tan nefasta empeorando día a día como un cancer para Alcorcón, queremos que la militancia del PSOE en Alcorcón se integre en el mismo en plano de igualdad al proceso regenerador tan necesario en Alcorcón. Pero, para eso, la militancia y los simpatizantes del PSOE en Alcorcón tienen que poner algo de su parte y manifestar interés y decisión. Por mi parte estoy dispuesto a apoyarles.

También expreso públicamente a estos mismos militantes y simpatizantes socialistas que si el PP en Alcorcón forma un equipo competente y sus políticas giran en torno a lo que necesitamos en Alcorcón, se apoye a Fernando Díaz para quitar de enmedio al mal endémico que, políticamente, sufrimos en Alcorcón llamado Cascallana. Una vez que Cascallana sea desplazado a las letrinas políticas, será el momento de comenzar a regenerar el PSOE en Alcorcón y redirigir al partido a lo que siempre ha sido y a lo que l@s vecin@s piden.

Pero, eso sí, hay una persona incompatible e irrecuperable para cualquier proceso político en Alcorcón llamado Cascallana y es a la militancia y los simpatizantes del PSOE en Alcorcón a quien corresponde decidir como resolver este conflicto.

Recibid un saludo.
Pedro.-

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Es duro predicar en el desierto.
Por una parte, Cascallana.
Por otra, Fernado Díaz.

No entiendes que, desde posiciones antagónicas, están unidos por un mismo objetivo: el egoísmo particular.

Eres una persona noble, amigo Pedro. Amigo de tus amigos, como demuestras en este blog. Idealista, comprometido, soliario... Sólo por eso, ya estás a años luz de estos dos, y sus respectivas tropas.

Sus intereses pasan por ellos mismos, no por la ciudad a la que dicen representar. Muerden la mano de sus propios compañeros (dudo que tengan amigos), haciendo "alianzas" incomprensibles, de un día para otro. Mienten, a sabiendas, por puro interés político-personalista.

La solución pasa por el rapapolvo ciudadano. Por movilizar a los descontentos. Por ser conciencia cívica colectiva que mueva del sillón a los que siempre se creyeron seguros en él. Unos para cobrar como Alcaldes. Otros para cobrar, eternamente, en la oposición , que es a lo máximo que aspiran.

Sobra mucho malo, mucho. Pero para bien o para mal, es lo que hay. Por eso no sirve. Sólo algo nuevo, que tu puedas ayudar a construir, con tus mismos valores, puede ser novedoso, y sano. Y ahí, estaremos muchas y muchos apoyando, con la fuerza de un humilde voto. Y con la satisfacción de que no tódo está perdido, que aún quedan ilusiones por cumplir.

Gracias Pedro. No cambies.

Eternauta dijo...

No sé si me he enterado bien Pedro: Osea que la gente que nos fuimos aburridos del psoe nos podemos integrar en el pp (ese hervidero de ideas cachondón) si éste hace políticas socialistas...Y que Cascallana es el coco y Fernando Díaz un joven valor de la política municipal que sólo necesita un empujoncillo ciudadano para que se le ocurran políticas progresistas que contribuyan al desarrollo de nuestro pueblo..

No, no puede ser esto, debe ser que no lo pillo o el sol de agosto ha fulminado la única neurona que me quedaba sana.

Pedro dijo...

Amigo Eter, el sol ha podido contigo. Parece mentira que no me conozcas, aunque sea un poquillo.

El fin, único fin, es quitar de enmedio a Cascallana, tanto del Ayuntamiento como del PSOE de Alcorcón. Ese es el fin.

Ciudadano de Alcorcon dijo...

¿El fin justifica los medios?

Ahi esta la cuestión y lo que se pregunta Eter.Imagino.

La verdad es que es complicado. Yo casi que me conformo con que ambos partidos, no lo tengan ni claro ni facil. Y eso si es posible.

Una cura de humildad viene bien a todos, a los que estan, y a los que creen que pueden estar...