25/5/09

Carta abierta: No ofende quien quiere, sino quien puede.


Veo que, aparte de no tener sentido del humor, reaccionas de un modo extemporáneo en el muro de mi facebook. Hay un refrán muy ejercitado por la marinería y que dice: El que se pica, ajos come.

Has soltado una serie de descalificaciones personales que demuestran tú categoría personal. ¿Y cuál ha sido el motivo para despertar las iras de este señor? Pues sencillo: Pensar de forma diferente. He discrepado de su manera de actuar en alguna cuestión, que no en otras, y me he atrevido a manifestarlo públicamente. Gran pecado capital, sin lugar a dudas.

Cuando señalas a alguien, como lo haces conmigo, tres dedos te señalan a tí. Si se lucha por lo que se cree y lo que se quiere, se puede perder, pero aun así siempre se ganará. Eso sí, de frente, siempre de frente, aunque sea para hablar a la muerte, como dijo el poeta. Por eso, lo que no me gusta, pero que acepto en buena Ley, es que hayas decidido hacer un comentario contra mi cuando yo, públicamente, te he defendido siempre de los comentarios hostiles hacia tú persona. Aunque se porque lo haces: simplemente porque es gratis, pero te has buscado un mal enemigo. Fíjate pues, si las cosas son sencillas una vez superado el matíz.

La política municipal se está utilizando para el sostenimiento de estructuras personales y particulares de algunos personajes que vienen viviendo de la política en los últimos 30 años. L@s vecin@s piden un cambio y una nueva expresión que respete al vecin@. Y eso ni lo entiendes, ni sabes lo que es, ni sabes como hacerlo.

Y ahora, vamos a navegar para encontrarnos con el protagonista objeto de tus desvelos: El que suscribe. Sigo viendo, con cierta pena, que no sabes nada de política municipal. El que suscribe no es un político profesional ni aspira a serlo. Convertir a personas en políticos en profesionales es degenerar la democracia.Creo que ocho años como reprentación política deberían ser más que suficiente para cualquier persona que quiera aportar algo a su Municipio. Más de ocho años en política es parasitar, es decir, vivir del cuento. Pero si tengo algo, desde siempre, son inquitudes socio-políticas y eso no viene de repente, como os ha pasado a algunos, eso se lleva dentro desde siempre. Y por eso me he esforzado en leer y formarme en municipalismo, asociacionismo, democracia participativa, y formación socio-política en general. Por eso llevo desde los dieciseis años luchando políticamente y colaborando con diversos proyectos. Por otro lado, intento ser un excelente profesional en mi vida laboral, en mi vida personal y de la política el que piensa diferente ¡no es mi enemigo!. Hay muchas personas que no piensan como yo y realizan perfectamente su función. ¿Qué tengo yo que decir a eso? Nada. Simplemente reconocer su talento.

¿Sabes lo que hace un vecin@ independiente con formación profesional y socio-política en la política municipal? ¿No? Pues yo no te lo voy a explicar porque si no, además de seguir intentando ofenderme te podrías ir de este artículo con un master en política municipal.

En política no existe la fe. Y en el caso de la política municipal, solo existe el presupuesto, el trabajo, la formación, el saber hacer, el carisma y la honradez. No hay más. Si tú crees en tú proyecto tal y como lo lleváis en la actualidad, ¡adelante!, pero permite que exista gente que discrepe de las posibilidades de ese proyecto tal y como lo tenéis enfocado en Alcorcón. No permitir la discrepancia política es lo más parecido al régimen del actúal Gobierno Municipal, aunque viniendo tú de él, si no te conociera, podría pensar que eres un componente más de ese partido político que estás en otro para restar votos a otras opciones políticas. Como un caballo de troya. Pero se que esto no es así... ¿o sí?

Tus conocimientos políticos municipales son nulos. A toda esa perogrullada sobre ortodoxia municipal, regeneración democrática y participación ciudadana que intentáis abanderar le falta, en Alcorcón, un componente de máximo peso que tampoco te voy a contar, pues puedes aprender demasiado.

No deberías permitirte el lujo de ofender a nadie, ni dar opiniones que no han sido pedidas, ni juicios de valor, ni malas contestaciones...Una vez, bueno, dos también, tres, pasan, pero quizá a la cuarta se vea que no es un algo puntual, es una actitud, y como es el caso, merecen una contestación. No se puede ni se debe estar a Dios rogando y con el mazo dando, como haces tú. Una persona que "dirige" un partido político y se "rebaja" a constestar con ofensas y ataques a un vecin@ del Municipio donde pretende conseguir representación municipal demuestra, una vez más, el desconocimiento de la política municipal.

Me lo he pasado pipa navegando gracias a ti. Vuelvo con pata de palo y loro al hombro que, por cierto, aún no tiene nombre. Lo dejaré suelto en casa a ver si pronto se aclimata. Si por un casual, ya que es muy rebelde, pide hacerse de vuestro partido, por favor, no lo aceptéis que jura mucho y devora los barriles de ron.

Espero y deseo que esta sea la última carta que tenga que escribir por estas cosas. Si descrepas de mis opiniones de forma lógica, con argumentos y con buenas formas, bienvenido a los debates políticos lógicos. Pero no dudes que si me atacas en lo personal o haces juicios de valor falsos, me defenderé sin dudarlo.

Saludos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Es usted el mejor político municipal en internet y más concretamente en estos blog masivamente visitados por los ciudadanos de Alcorcón. Por todas las esquinas, rincones, parques calles, plazas, restaurantes, bares, cafeterías etc etc, se oye hablar de su experiencia y sabiduría en política municipal, de sus proyectos y de sus propuestas.
Lo que me extraña es que no este usted al frente de un Proyecto serio para Alcorcón. Según usted Cascallana es un impresentable y muy mal gestor, de Fernando Díaz opina usted prácticamente lo mismo.
De usted un paso al frente y entre en uno de los grandes ya que si realmente vale lo que usted nos vende será el candidato a la Alcaldía de Alcorcón.
Si no es así, sea usted más HUMILDE.