7/4/09

Cascallana no sabe, no contesta.


A nuestro Alcalde, Senador, Ciudadano y vecino de Alcrcón le ha comido la lengua el gato. Sólo habla de lo que le gusta y cuando quiere. Los vecin@s no tenemos derecho a saber nada que él no quieraque sepamos de nuestro Ayuntamiento.

Desde que salió a la luz pública la enorme deuda a la que nuestro Alcalde ha llevado al Ayuntamiento, no ha dicho esta boca es mía. Ni lo hará. Claro, si lo hiciera de forma sincera lo mismo en las próximas elecciones no sacaban ni diez Concejales.

La última negativa del Alcalde, Senador, Ciudadano y vecino de Alcorcón ha sido al diario digital 20minutos.es al cual se ha negado a contestar la pregunta que sí han contestado otros Alcaldes, aunque la mayoría de las respuestas de estos ha sido tirar balones fuera.

Pero nuestro Alcalde, como está por encima del bien y del mal, sujeto a los altares divinos, camino de ser proclamado Santo Patrón del Ladrillo y la tala de árboles, rehusa hacer declaraciones.

Bien Alcalde, bien. Sigue Usted abriendo el camino que le lleva fuera de la Alcaldía, y a este paso, le llevará fuera de Alcorcón también, porque la mayoría de los vecin@s ya no le quieren ni ver.

Pero no se preocupe que Campodón, por ejemplo, está ahí al lado y siempre podrá ver Alcorcón con el rabillo del ojo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Ah! ¿Pero el Sr. Alcalde reside en una zona limítrofe entre dos municipios y no le preocupan los problemas que se plantean en estas zonas por culpa de los políticos?

Anónimo dijo...

quien calla, otorga.

Pedro dijo...

Hola.
El Alcalde se donde vive por un motivo sencillo: Es vecino del que suscribe, por lo tanto, no vive en una zona limítrofe.

Lo de Campodon lo he puesto como ejemplo. Pero os aseguro que es un buen ejemplo.

Un saludo.
Pedro

Anónimo dijo...

Solo sabe lo que le interesa saber y solo hace declaracione cuando quiere colocarse una medalla.

Anónimo dijo...

Cascallana ha llevado al Ayuntamiento a la ruina más absoluta con su política de gastos sin ningún tipo de contención. Tantas subvenciones, tantos regalitos en sueldos exagerados, tantos puestos de confianza con sueldos disparatados, tantos centros cívicos sin sentido, tantas plazas de aparcamiento sin estudiar la necesidad real de las mismas y el famoso CREAA (que se ha comido las plusvalías del Ensanche Sur sin ni siquiera cobrarlas, ha llevado al Ayuntamiento a esta situación, de la que él y su equipo son culpables. Cascallana tanta paz lleves como das.