14/4/09

POLÍTICA MUNICIPAL. Con mayúsculas, por favor.

Demasiadas veces al hablar de política se suelen mezclar definiciones y conceptos que no tienen nada que ver entre ellos, debido al desconocimiento de los vecin@s en la diferencia que existe entre la política nacional, autonómica y municipal.

Tenemos que empezar a separar significados y hacer ver que son cosas completamente distintas, aunque bien es cierto que en muchos casos todos podemos caer en errores. Lo grave es cuando estos errores de apreciación son de los partidos políticos que puede que se encuentren pensando en otras metas más altas antes que preocuparse de que sus representantes en los Municipios se involucren al cien por cien en el proyecto municipal. Mucho menos de inculcarles un compromiso total para con sus vecin@s a la hora de hacer sus propuestas, y sobre todo que la política sea un arte de buenos modos, pues en definitiva de lo que se trata es de que al Municipio al que representan progrese, sea quien sea el que lleve la gestión.

Esa debe ser la señal de salida para comenzar a superarse, utilizando ingenio y llegando a ilusionar a los vecin@s con propuestas novedosas y que de verdad hagan prosporar al Municipio. Con esa superación y ese ingenio se consigue llegar al vecin@, que puede ser un ignorante en lo que se cuece en la cocina de la política municipal, pero que ni mucho menos es tonto.

Yo desde siempre he considerado que ser representante político del Municipio donde resides es el mayor honor que puedes recibir. Mucho más si el resultado de tú gestión resulta positivo. Pero para ello es necesario saber diferenciar, precisamente eso, que la política municipal es distinta, una gestión que lleva consigo la gran obligación de, superando intereses partidistas, entregarse por entero a esas necesidades que a veces, si el partido en el poder es el tuyo, te puede llevar al propio enfrentamiento si no se obtienen las mejoras programadas.

¡¡¡ Y no digamos nada si tu partido no es ni siquiera el autonómico !!!.

La consecuencia, a veces, puede ser una lucha contra corriente, difícil de superar al no coincidir con tus postulados, y no recibir la colaboración en la medida deseada.

Por desgracia, en la actualidad, no parece que ninguno de los partidos políticos parace que pongan los intereses municipales por encima de los intereses generales de su partido a nivel autonómico y mucho meno nacional aunque existan iniciativas a nivel Municipal que incluso los propios partidos a nivel municipal crean que son buenas. Pero como el partido desde la central nos dice que no..... que los vecin@s se fastidien.

- ¡¡ Pero si la iniciativa es buena y el proyecto excelente !!.
- Ya, pero en el partido nos dicen que no.
- ¿Y los vecin@s?.
- El partido es lo primero.

Triste, pero cruda realidad en la actualidad.

En Alcorcón tenemos abierta una oportunidad tod@s los vecin@s para obligar a los partidos políticos a contar con nuestras opiniones y crear un proyecto ilusionante en el ámbito municipal.

Tenemos que abrir la lata a la que está sometida la política municipal y que la democracia participativa sea una realidad. Y abrir esa lata significa llamar a la puerta de los movimientos sociales, de las asociaciones de vecinos y culturales, de Los Verdes, de los sindicatos alternativos, de los colectivos jóvenes, y, como no, del partido en la oposición que se quiera sumar y crea en la necesidad de un cambio político en formas y fondo. Es decir propiciar una suma de la sociedad crítica para formular una convocatoria ciudadana que culmine en las próximas elecciones Municipales con un proyecto electoral que pueda terminar de una vez por todas con las formas y el fondo en los que el actúal Alcalde y sus Concejales han impuesto en Alcorcón, consiguiendo, incluso, que personas de distinta forma de pensar, tengan lazos de unión y abandonen el partido actualmente en el Gobierno.

Y si los partidos de la oposición no quieren o no les interesa sumarse a esta corriente que impera en los vecin@s de Alcorcón, habría que buscar un proyecto que deje tocados los cimientos del bipartidismo e ilusione a los vecin@s con un programa claro y contundente, y lo que es más importante y más difícil, un proyecto que no se agote en esas mismas elecciones y que va más allá de los tiempos electorales.

Porque los vecin@s tenemos derecho a que se nos consulte en las formas que queremos que sea nuestro Municipio, nuestros barrios y nuestras calles. Y en la actualidad, ningúno de los partidos representa a los vecin@s. Representan los intereses de sus propios partidos, y así nos va.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Con dos coj...y un palito. Sí señor

Eternauta

Anónimo dijo...

verdad verdadera como puños