17/3/09

Y Cascallana, de nuevo, en guerra política. Sólo contra todos.

El Ayuntamiento de Madrid junto con el Ministerio de Defensa soterrarán parte de la nacional cinco (2,6 km urbanos exactamente)a su paso por Batan. Una obra que terminará con las pesadillas y el ruido de los vecinos de la zona, que aguantaban en algunos tramos hasta 83,5 decibelios, muy por encima de los 55 decibelios, el máximo permitido por la normativa europea.

Han pasado 20 años desde que el entonces presidente de la Comunidad Joaquín Leguina imaginó aquello de la Castellana del Sur. La denominación respondía a la idea de urbanizar la zona de los cuarteles de Campamento y construir una gran avenida que uniría el barrio de Aluche con Alcorcón. Una nueva entrada a Madrid. Y al fin parece que se va a hacer realidad. Pero la operación trae un regalo de Pascua para más de 15.000 vecinos.

Pero aquí aparece nuestro Alcalde Senador.
Uno de los problemas que presenta esta gran operación es el desarrollo colindante que se construirá en Alcorcón. El municipio madrileño ha proyectado un nuevo barrio con unas 30.000 viviendas. Y eso, básicamente, para Madrid se traduce en miles de coches que entrarán y saldrán a diario por la Castellana del Sur y que se meterán en el nuevo túnel.

Precisamente, el Ayuntamiento de la capital logró el compromiso de dicho municipio y de la Comunidad de Madrid de que se presentaría un informe de movilidad complementario para analizar cómo afectaría ese tráfico a las nuevas infraestructuras. Pero, aseguran fuentes de la Concejalía de Urbanismo, ese informe no lo han visto. Tampoco hay en ese desarrollo ningún dinero presupuestado para solucionar los problemas de tráfico. Por ello, han presentado un recurso contencioso administrativo en el TSJM contra la aprobación del desarrollo. Los vecinos de Aluche han hecho lo propio mediante alegaciones.

El alcalde de Alcorcón (PSOE), Enrique Cascallana, discrepa "radicalmente". "Sí hay un informe de Movilidad. El proyecto está consensuado y viene de un protocolo de 2006. No entiendo de dónde viene esto, más allá de los problemas que el Ayuntamiento tenga con la Comunidad. Tenemos más de 20.000 jóvenes esperando una vivienda. Esto está más que discutido, hablado y aprobado por el Consejo de Gobierno de la Comunidad".

Señor Alcalde: Aquí no hay ningún problema entre el Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad. Aquí el problema es otro, en el que Usted es parte involucrada. No tire más balones fuera que ahora mismo ese balón está en su tejado. Ahora veremos qué y como sale de esta.

Fuente: Diario El País.
http://www.elpais.com/articulo/madrid/tunel/silenciar/Batan/elpepiespmad/20090317elpmad_8/Tes

1 comentario:

PROYECTOALCORCON dijo...

Vaya. Todavía hay posibilidades de que Cascallana vea reducido su Imperio de ladrillo.