31/3/09

Diferencia entre ideas y realidad.

Algunos personajes parece que no se enteran de nada,no se quieren enterar, o lo que es más grave, actúan de mala fé. No lo hacen en política municipal. Pero lo grave es que parece que no se enteran tampoco en tema de la Lengua Castellana, la de Cervantes, y eso es muy preocupante para quien se supone que nos puede representar o nos representa en un Ayuntamiento.

Veámos.
Segúen el RAE, la palabra idea significa:
1. f. Primero y más obvio de los actos del entendimiento, que se limita al simple conocimiento de algo.

La palabra realidad significa:
1. f. Existencia real y efectiva de algo.
2. f. Verdad, lo que ocurre verdaderamente.
3. f. Lo que es efectivo o tiene valor práctico, en contraposición con lo fantástico e ilusorio.

Cuando a uno le llega un mensaje, de cualquier tipo, y más aún si es de trabajo, siempre aparece un asunto o un título. Si aparece una palabra u otra, es obvio que el significado no es el mismo.

Para trabajar en un proyecto de cualquiér índole hay que tener ideas. Estas pueden ser de creación propia o absorvidas de otras personas o modelos, amoldándolas a la situación de cada uno, en tanto en cuanto, sean buenas ideas para comenzar a realizar un proyecto en condiciones.

Cuando a uno le piden ideas, estas se plasman en un papel en blanco. Luego, entre el equipo de trabajo, se moldean, se añaden o desechan las ideas que no sean válidas. En política, las ideas deben partir, por ejemplo, de los vecin@s, los partidos las amoldan, y finalmente las plasman en un programa electoral definitivo y real. Es decir, pasan de las ideas a la realidad. Ese es el fin de la idea.

La realidad es bien distinta. La realidad es el fin de la idea. Es plasmar de forma oficial las ideas para llevarlas a cabo.

Pero algunos no se enteran, no se quieren enterar, o bien no saben leer la lengua de Cervantes. Y si lo hacen de mala fe, pues mira, peor para ellos que le dan demasiada importancia a gilipolleces por no atender e interpretar lo que leen antes que dedicarse a realizar el trabajo que tienen que hacer.

Y hasta ahora he sido cortes con determinadas personas en determinadas actuaciones. Quizás esté llegando el momento de no ser tan cortés.

1 comentario:

Anónimo dijo...

a buen entendedor pocas palabras bastan.