9/2/09

Si dices la verdad y piensas diferente, pues molestas.

“Un Estado puede ser agitado y conmovido por lo que la prensa diga, pero ese mismo Estado puede morir por lo que la prensa calle. Para el primer mal hay un remedio en las Leyes; para el segundo, ninguno. Escoged, pues, entre la Libertad y la Muerte".
Luis A. de Bonald


Hacer daño a supuestos opositores como mecanismo de persecución fue una de las características del régimen anterior y de las mafias políticas.

Abusar del poder para acallar las voces discrepantes es una aberración ética; pero cuando además se emplea contra terceras personas que poco o nada tienen que ver con la polémica, traspasa entonces las fronteras morales más básicas.

El objetivo es atemorizar; no solo a la persona involucrada sino a los medios y a los ciudadanos.

Resuenan en mis oídos las chocantes frases ahogadas por el acomodo o el fanatismo de los que dicen no creer que Alcorcón está tiranizado por una Democracia de mayorias. Lacera semejante ignorancia, porque las evidencias son tan contundentes que hasta los ciegos la olfatean, e igual que yo, piensan que vamos hacia escenarios dantescos que jamás sospechamos volver a vivir.

Los vecinos y vecinas de Alcorcón debemos ser conscientes que la tiranía de la Democracia de las mayorías, para aquellos que dicen que exagero, no se manifiesta a través de un decreto, sino por síntomas visibles como la "persecución" que pueden sufrir ahora opositores políticos, a los que se pretende eliminar su libertad de expresión, y olvidan que, igual que ellos, son ciudadanos que tienen derecho a expresarse y a decir en mayúscula, en negrita y subrayado que aquí las cosas andan pésimamente mal.

El que quiera luchar hoy contra la mentira y la ignorancia y escribir la verdad tendrá que vencer por lo menos las famosas cinco dificultades. Tendrá que tener el valor de escribir la verdad aunque se la desfigure por doquier; la inteligencia necesaria para descubrirla; el arte de hacerla manejable como un arma; el discernimiento indispensable para difundirla.

Si díces la verdad, profundizas en los problemas de los vecinos, si opinas de forma diferente a la imperante, si eres un opositor político, ten cuidado. Ahora no se puede decir la verdad, la verdad ya no nos hace libres, la verdad hay que silenciarla para alimentar la mentira y la injusticia.....

¡¡¡¡ PUES VA SER QUE NO !!!!!

Bien analizada, la libertad política es una fábula imaginada por los gobiernos para adormecer a sus gobernados. (Napoleón Bonaparte)

Parece que el corso no andaba mal encaminado respecto a lo que hoy supone la dictadura de lo políticamente correcto, del pudor que se tiene a la hora de criticar al Gobierno por parte de la Oposición, del mínimo aprecio a la verdad que tiene el PSOE. La clase política que ha raptado la soberanía nacional se escuda en la “libertad política” y en el “todos pueden llegar a serlo” para continuar en el poder, en la poltrona, calentitos, sin preocuparse mínimamente por el bienestar de los ciudadanos. Y, por ahora, no es otro su cometido.

Cuenta la leyenda que una vez una serpiente empezó a perseguir a una luciérnaga. Esta huía rápido y con miedo de la feroz depredadora, y la serpiente no pensaba desistir. Huyo un día, y ella no desistía, dos días y nada...En el tercer día, ya sin fuerzas, la luciérnaga paró y dijo a la serpiente:
- ¿Puedo hacerte una pregunta?
- No he tenido este precedente con nadie, pero como te voy a devorar, puedes preguntar...
- ¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?
- No
- ¿Yo te hice algún mal?
- No
- Entonces, ¿Porqué quieres acabar conmigo?
- Porque no soporto verte brillar...

Es mejor darse cuenta de que es ley de vida.

No hay comentarios: