22/2/09

Ladran, luego cabalgamos.

Recupero un artículo que ya escribí hace unos meses, paro parece que alguno no ha debído leerlo y creo interesante que lo haga. Aquí lo expongo de nuevo, aunque algo resumido.

Parece ser que cada vez molestamos más. Seguimos por buen camino. Como se suele decir, "ladran, luego cabalgamos".

Criticas desde los otros partidos políticos.
La creación de UPyD siempre fue criticada con variados argumentos. La mayoría prejuiciosos. Se dijo que nacíamos para fastidiar al PP y al PSOE... vagos argumentos.

La respuesta a esta pregunta que se hacen los que no saben porque nace UPyD es que la hacemos porque es nuestra obligación. Porque queremos hacer política coherente y sensata, lejos de partidismos y ataduras y UPyD es la identidad con la que debemos hacerla. Lo hacemos porque la política municipal de un Partido en Alcorcón se hace desde Alcorcón. Lo hacemos porque estamos seguros que las convicciones nos proyectarán al gobierno municipal, pero no necesitan del gobierno para convertirse en energía política y fuerza moral. Lo hacemos porque es nuestra forma de resistir frenta a la política de los dos grandes partidos políticos, más preocupados en sus intereses particulares que en Alcorcón, y continuar enarbolando ideas claras y distintas sobre la realidad que nos rodea persiguiendo el sueño de hacer un Alcorcón mejor. Lo hacemos porque un Partido Político debe ser una organización permanente que cuenta con una ideología y una tradición, la renueva en un programa y una plataforma y la encarna en mujeres y hombres calificados y competentes para llevarlas a la práctica desde el gobierno. Lo hacemos porque estamos empalagados de las recetas tecnocráticas según las cuales hay que tener candidato atractivo, apuntar a un target y diseñar la publicidad subliminal para tener una oferta electoral exitosa. Los hacemos porque somos un poco tradicionales y bastante tercos, y pensamos que lo nuevo en la política de Alcorcón será tener la organización política bien estructurada, la realidad bien estudiada, la propuesta bien articulada, los cuadros bien preparados y el diálogo bien aceitado con todas las entidades representativas y que entre tanto todo eso se va concretando se debe identificar, a través de los procedimientos adecuados, las personas con alta calificación moral y política para convertirlos en abanderados de esa causa.

Como seguimos pensando que ese es el orden correcto de las cosas tendremos mañana un lineamiento programático para iniciar conversaciones, a la luz pública, con partidos amigos y con personalidades dispuestas a gestar una alternativa política. En estas circunstancias aspiramos a ser el eje aglutinante de esa alternativa, aunque debemos reconocer la necesidad de aunar esfuerzos con otras expresiones compatibles.

Formar un buen partido político es una tarea provechosa, interesante, de aprendizaje y crecimiento siempre que prevalezcan la solidaridad y el objetivo común de gobernar bien y no el mero afán de ganar como si fuere una puja deportiva, tal y como hacen tanto el PP como el PSOE.

¿Porque se molesta el PSOE?
Un gobierno que aspire al pluralismo democrático no debiera molestarse por las actividades tendientes a forjar una alternativa. Pero este gobierno se molesta tanto, se esmera tanto en evitarla e impedirla mediante tantas argucias, que refuerza las sospechas de que está empeñado en remodelar el sistema político a la medida de un régimen plebiscitario y bipartidista.

¿Porque se molesta el PP?
El actual partido de la oposición, desde hace años ha perdido el rumbo. Sus posturas y pensamientos políticos cambian de dirección dependiendo del viento. Muchas de las decisiones tomadas son partidistas, dejando de lado la problemática del vecino de Alcorcón. Otras de estas decisiones, son totalmente contrarias a las posturas que siempre ha defendido el PP históricamente. Sus molestias vienen por el gran caudal de votos que cruza, día a día, antes votantes del PP, ahora de UPyD.

Por eso construir una alternativa política en Alcorcón es una misión de grandes proyecciones. Reafirmará la vigencia de nuestro partido en el primer plano de la política; contribuirá a crear un sistema competitivo entre partidos o coaliciones; impedirá la consumación de un régimen bipartidista con sus serias amenazas y permitirá llenar de contenido un escenario político empobrecido, con pocas ideas y mucha propaganda, con buenas oportunidades y pocas estrategias para aprovecharlas, con mucha soberbia y poca modestia; con mucha producción simbólica sobre el pasado y poca sinceridad para admitir los graves errores cometidos; con mucha recriminación hacia las culpas de los otros y poco debate acerca de cómo se piensa afrontar el futuro.

Es una empresa bien difícil.
Pero así y todo no hay razón para que sintamos complejo alguno de inferioridad. Todas esas barreras pueden evitarse con un partido político moderno, bien organizado, con cuadros motivados y concientes, con disciplina y control ético de las conductas. Los militantes de UPyD en Alcocón sabemos cómo hacerlo y Alcorcón necesita que una alternativa se forme antes que la hegemonía arrase con la democracia en nuestro municipio.

Muchos vecinos padecen ese complejo. Habrá entre ellos quienes creen que el actual grupo en el poder merece un premio y quieren ayudarlo. No estamos de acuerdo pero ser convencido por los adversarios es una contingencia de la política. Habrá otros que piensan que aspirar a gobernar Alcorcón es imposible y ven al UPyD como un emblema, como un partido simpático pero con pocas posibilidades. No estamos de acuerdo y quisiéramos devolverles la fe y la conciencia de que la política es municipal en primer término y que un político de nuestro partido que no lo entienda, no formará parte de nuestras filas.

Como integrante de la conducción de UPyD en Alcorcón me adelanto a reconocer y pedir disculpar por errores y limitaciones que nos impiden despertar la fe que nosotros sí tenemos en un UPyD unido y lleno de contenidos renovadores que puede jugar un papel muy digno y trascendente en la política grande, devolviéndole sentido a las gestiones locales.

Pero no acepto la crítica de la falta de ideas.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Un partido político que sólo es conocido por el nombre de la persona que lo preside no es un partido político, sera eso sí, cualquier cosa. ¿Alguien sabe qué dice el programa de la llamada UPyD sobre política antiterrorista, sobre las centrales nucleares o alguien conoce cuál es la posición de esta gente sobre el respaldo estatal a las empresas y a las familias o los ataques de Israel a Palestina por ejemplo?¿Qué opinan sobre la oleada de currupción instalada en las filas del PP o sobre la huelga de los jueces? No digo que el chiringo de Rosa Díez no tenga opinión unificada sobre estos asuntos. Digo que, si la tiene, casi nadie lo sabe y, en todo caso, a casi nadie le importa. O mas bien, quizá quieran que no se sepa, jugando así a ver si captan votos desencantados de cualquier lado. Ya habrá tiempo de definir ideas, posiciones e incluso de argumentar la palabra "progreso" de sus siglas cuando tengan más votos o más ex diputados del Partido Popular en sus filas. De momento, su progreso despierta más interés en simpatizantes "populares".



Rosa Díez es un trasunto tardío de Alejandro Lerroux, salvando su falta de republicanismo. El llamado "emperador del Paralelo" alcanzó notoriedad gracias a la virulencia demagógica de sus ataques contra el catalanismo, como Rosa Díez lo está consiguiendo españoleando, haciendo como si ella no hubiera formado parte de un Gobierno presidido por el PNV y ahora estuviera instalada en la España única e indivisible que se decía antaño, la de la banderita por delante. Eso sí, ella tiene varias ventajas, puede decir que es de izquierdas, aunque eso sea discutible, por su procedencia del PSE-PSOE, puede presumir de sentirse vasca y defensora del País Vasco y puede sentirse orgullosa de hacer oposición unipersonal al gobierno estilo pepero. Todo vale y de todos los lados sacará algo. Hace bien.



Supongo que, como suele suceder con casi todos los partidos basados en un supuesto lider carismático, en este caso los amiguetes, los tránsfugas, los desencantados, los trepas, los desilusionados de otros partidos y toda esta gente que confluye en este partido y que están en segundo plano, no durarán demasiado e irán viendo frustradas sus ilusiones de alternativa frente a los socialistas y a los peperos. Parece que no es bueno el blanco y tampoco el negro, pero el color rosa poco a poco se va transformando en un gris que presagia tormenta.

Anónimo dijo...

Recordamos que Cascallana y su séquito apoyaron a Rosa Díez cuando esta quiso ocupar la direccion general del PSOE? Ah claro, pero ahora que se ha marchado del PSOE ya es mala. Si estas en el PSOE bueno. Si estas contra el PSOE, malo. Si quieres saber la posición de UPyD a nivel nacional mira la web del partido y encontrarás todo lo que quieras.

Un afiliado a UPyD.