11/1/09

Partido Político en Alcorcón busca lider.

¿Porqué habré puesto las dos “pes” en mayúscula?. Quizá, porque en Alcorcón corremos el riesgo de que el peor candidato y líder de la oposición de la historia de Alcorcón siga rompiendo el partido, más aún si es que se puede.

Lo de peor candidato es ciertamente difícil, porque tiene la suerte, dudosa, de coincidir que no convivir (dudo que lo soportase) con la de otra coalición política que ha logrado para sí, y ad eternum, ese mérito. Me refiero a la inigualable Adela Otero.

En efecto, Díaz tiene algo de Maquiavelo, y ha logrado colocarse en el medio de un erial, con aquel golpe maestro (no demasiado democrático) de excluir tanto a Pablo Zúñia, a Felipe Garcia Cuenca como a Pepe Ugena y a todos los que le molestaban en el partido,y quizás haya logrado que ahora no quede más remedio que replantearse que siga de candidato. ¿Dónde quedó la doctrina Aznar del dos y me voy? Si ya sé que me dirán que Aznar lo logró a la tercera, y que Díaz se merece las mismas oportunidades. Yo creo que no, y aquí enunció el porqué, y de paso, si alguien cree que sí y se anima, podríamos iniciar un sano debate.

Digo que no, porque Díaz recibió un partido que venía de gobernar y no supo capitalizarlo. Digo que no porque Díaz se ha enfrentado primero al peor líder de la oposición y luego al peor Alcalde de la historia de la democracia en Alcorcón. Y a pesar de ello perdió.

Digo que no porque Joaquín Vilubrales y Pablo Zúñiga, por contra, recogiéron un partido que venía de la oposición, que estaba desorientado, que era un cementerio de Elefantes y que condenaba a sus votantes a la desesperanza, en suma un partido que nos había hecho creer que la izquierda ganaría siempre porque Alcorcón era una Ciudad de izquierdas.

Y Zuñiga, haciendo equipo, trabajando, dando ilusión a todos, lo convirtió en el partido con más afiliados de Alcorcón, gobernó cuatro años con absoluta solvencia, cometió errores, si eso es cierto, pero a pesar de ello, dejó un partido con un suelo electoral enorme para un Alcorcón etiquetado de Ciudad de izquierdas dentro de lo que se hace llamar Cinturón Rojo y que murió de éxito y hasta es posible que de soberbia.

Y Díaz no es capaz de crecer políticamente, no es capaz de ganar unas elecciones frente al peor gobierno municipal de la historia de Alcorcón, frente al peor Alcalde de la historia, demuestra empíricamente que no es buen candidato ni líder de la oposición, aunque llegado el momento, podría ser un gran Alcalde; pero mucho me temo, y eso es más intuición que opinión, no ganaría unas elecciones ni aunque se retirase el rival.

El actual líder del PP en Alcorcón no responde a las necesidades de Alcorcón y no hace una tarea de oposición como se merecen los vecinos y vecinas de Alcorcón. Es el peor líder de oposición que hemos tenido núnca en Alcorcón. Y siento decirlo así, pero yo dudo que una mala oposición te dé más votos.

Esta generación, y hablo en primera del plural, en la que una serie de españoles, más o menos preparados política y profesionalmente, y que viendo cerradas las puertas del destino natural, se corre el riesgo queden hastiados de la política. Hoy el PP tiene la opción de optar por un sistema de elección y de selección que tenga como fundamento la valía del candidato, sus habilidades demostradas en la vida profesional y laboral, en suma, eso de lo que Rajoy habló en campaña refiriéndose al esfuerzo y al mérito. Pues nada a aplicarse el cuento.

Y volviendo al sitio que ocupamos, unos por convicción y otros por afección, todos los que no somos ni ultras ni progres, opinámos que ahí esta el futuro del PP, y ahí está el futuro de un Alcorcón al que no le queda más remedio que superar la dicotomía ideológica que toda Europa y medio mundo han superado hace años.

El muro cayó hace años, los retos son otros, y desde el PP se corre el riesgo de que el hueco que voluntariamente han dejado de lado, UPyD lo ocupe, un hueco en suma que se quede con eso que no es centro, sino superación de las ideologías del Siglo XX.

Una Tercera Vía que lo sea y que sin el lastre de los complejos políticos de siempre, ocupe un lugar necesario en la política española.

6 comentarios:

El Bastión dijo...

Diaz es lo que nos queda, me temo. Además, de cara a gobernar con UPyD y Verdes en coalición, no tengo ninguna duda que será un alcalde dialogante.
Pero no hay que vender la piel del oso. Cascallana es mucho Cascallana.

Pedro dijo...

Estoy seguro que Fernando Díaz sería un Alcalde dialogante. No tengo la menor duda de ello. El problema es que para llegar a ser Alcalde hacen falta muchas más cosas de las que, hasta ahora, está demostrando.

Anónimo dijo...

Me temo que el PP en alcorcón, a pesar de su tirón electoral, no dispone de personas cualificadas para dirigir el Ayuntamiento.
Aunque puestos a elegir prefiero a Díaz antes que el oligárquico de Cascallana.
Ahora, si UPyD o Los Verdes me presentan el suyo, ya serían más opciones.

de UPyD Alcorcón. dijo...

UPyD presentará a su candidato cuando llegue el momento, que no queda tanto para eso.

Anónimo dijo...

Y todos esos que dices que han sido "jubilados" por Diaz, los García Cuenca, Ugena y demás, ¿por qué no hacen como tú y se pasan a Upa y Dance?
No es que sean progres como le gustan al Savater, pero tú tampoco lo eres (ni lo eras cuando estabas en el PP, que te contabas entre los duros)pero hueco sí que llenan.

Pedro dijo...

Personalmente núnca me he considerado progre radical. Estoy alejado de eso, exactamente a la misma distancia del liberalismo radical. Pero no niego, ni negare, que hay ideas en ambas opciones que son dignas de defender y aplicar.

Así mismo, tanto del partido liberal, como del partido progresista hay muchas cosas que son perfectamente aplicables a una política actual y sobre todo, cosas que se pueden aplicar en otros partidos.

Pero, como he dicho en muchas ocasiones, estamos en el siglo XXI y creo que esos tópicos políticos y esas formas medievales deben quedar al margen cuanto antes, en beneficio de cualquier sociedad que quiera avanzar social y políticamente.

Los jubilados, como Usted los llama del PP, pueden hacer con su vida política lo que les de la real gana. Cada uno es libre de hacer lo que quiera. Faltaba más. Lo que está muy claro, es que nadie debe invlucrarse en un proyecto para llenar hueco. Para eso nada.

Eso sí, cualquier persona que quiera aportar su trabajo en UPyD tiene las puertas abiertas, en tanto en cuanto, cumpla la premisa de una política común entre todas las formas de pensamiento que existen dentro de UPyD con un nexo común: la sensatez.

La política de hoy en día tiene que estar lejos de los tópicos en los que Usted está posicionado. Una idea puede ser buena y beneficiar al ciudadano venga del lado que venga. Eso es lo que Ustedes no entienden.

Por cierto, deja Usted bastante que desear con su desprecio al nombrar al partido Unión Progreso y Democracia.Con eso, Usted sólo se califica.