27/1/09

Enrique Cascallana: El Alcalde mediático.

El todavía alcalde de Alcorcón con su “dream team” de asesores y en plan estrella rutilante del firmamento político, lejos de su esperpéntico boniatismo militante, filtró y habló a la prensa lo bueno que es al ayudar a Obrum, adelantándole 80.000 euros porque de ello dependían 200 familias. Esto lo hace, no os quepa la menor duda para intentar detener los continuos meneos que la prensa le está sacudiendo por su protagonismo en la ”operación Ensanche Sur”, de la que quiere escabullirse como sea por la puerta de atrás.

El personaje persigue con desespero permanecer al pairo en el proceloso mar del escándalo urbanístico que han guisado en Alcorcón el chef de cocina y alcalde del PSOE, lo que le ha llevado a sendos despliegues tácticos para ir pasando de puntillas por esta vergonzosa situación.

Al todavía alcalde para la eternidad, por ese desmedido afán de salir en la foto, montar ruedas de prensa y decir que le dejen trabajar porque tiene un proyecto para Alcorcón que es la releche se le está desmontando su castillo de naipes. Un auténtico genio de alcalde, oiga, el que nos ha tocado en suerte en el pueblo, con cerca de siete años que lleva para construir una promesa electoral, que si por él fuera o fuese, Alcorcón sería Ladrillolandía, y “el pueblo que me quiere”, que es como su “rock de Alcorcón”, que este alcalde es, con mis respetos a “la Faraona”, una especie de Lola Flores de la política.

Yo creo que el alcalde más famoso de España vuelve a cometer un grave error político adelantando ese dinero a la constructora y vuelve, una vez más, a favorecer unas empresas y perjudicar a otras.

Ya que es tan bueno, tan generoso, tan honrado, tan humilde y tan socialista, podía pagar los 65 millones de Euros que debe el Ayuntamiento a empresarios locales. Muchos de ellos paseán a diario por el Ayuntamiento, otros telefonéan. Todos para saber cuando van a cobrar ese dinero, su dinero, pues en la situación económica que se encuentran van a tener que cerrar muchas de esas empresas y otras ya han comenzado a despedir a empleados.

Señor Alcalde, ¿cuantas familias van a perder el trabajo por su impago?
Teniendo en cuenta que esas facturas pendientes vienen desde hace un par de años, no hay pequeña empresa que aguante esos retrasos.

Que verguenza Enrique, que verguenza.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tu solo te contestas. Tiene que sacar adelante su gran proyecto mediático cueste lo que cueste. Los empresarios somos pecata minuta para él aunque es mucho dinero el que nos debe.
Un saludo y gracias por hacerte eco de la situacion de los empresarios con el Ayuntamiento.

Javier dijo...

El márketing y la imagen es lo que cuenta, el ciudadano no.... al menos ese parece ser el pensamiento de este señor y su corporación.. así nos va....

Muchas gracias por tus visitas a mi blog.

Por cierto, ¿cómo se hace uno seguidor del tuyo?