20/1/09

Algo tendrán que temer.

Parece ser que UPyD molesta. Y mucho. Tras varios mensajes de ataques y algunos email que han ido por el mismo camino, saco este artículo por una vez. Y digo por una vez porque no voy ni a molestarme ni a perder el tiempo, en adelante, de sacar estas cosas que no nos interesan ni nos importan, y mucho menos a los vecinos de Alcorcón.

Esta molestia es directamente proporcional al avance de UPyD en toda España, según encuestas realizadas por varios medios de comunicación, incluso por varios partidos políticos. De ahí, los ataques hacia UPyD desde los dos frentes mayoristas.

En Alcorcón comienzan los ataques, como lo hacen en toda España. Era de esperar, como esperamos que esos ataques se vean incrementados una vez que pasen las elecciones al Parlamento Europeo.

Pero como expresa Rosa Díez en su blog:Los mandamases de los partidos políticos nacionales están desconcertados. Los jefes y los voceros del Partido Socialista y del Partido Popular andan desde hace unas semanas compitiendo entre ellos para ver quien consigue incidir más en sus lectores y potenciales electores para explicarles lo tremendamente de derechas o de izquierdas que somos -- o, particularmente-- lo es Rosa Díez. Esta fiebre descriptiva de nuestra ideología coincide en el tiempo con las encuestas de opinión y de valoración de liderazgos: cuando más expectativa de crecimiento tiene Unión Progreso y Democracia, cuando mejor valoración recibe su portavoz, más arrecian los "artículos" descriptivos de "lo que somos". Por supuesto, nadie habla de lo que hacemos o de lo que defendemos, porque para eso haría falta pensar y argumentar; y esa cualidad y capacidad no están siempre al alcance de los que dirigen los partidos señalados o los que se prestan desde los medios de comunicación a hacerles la propaganda de sus consignas.

Desde el PP
Cuando los que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen pierden el respeto, proclama un aforismo de Lichtenberg. No hay lealtades inquebrantables en política. La crisis interna que padece el PP ofrece a la opinión pública el dudoso espectáculo de un vodevil autista que antepone al debate racional los arrebatos de la poltronería, el divismo, la pugna generacional y la sed de control. Ante semejante visión, muchos votantes del PP, desencantados con el partido, se plantean hoy cambiar el sentido del voto en favor de Unión, Progreso y Democracia. Avalan la tendencia los últimos datos del CIS, que revelan una caída de dos puntos y medio del PP y un sospechosamente correlativo aumento de la intención de voto del nuevo partido: del 1,2 al 2,6%. Y la web de UPyD ya supera en visitas a la del PP.

Como también expresa Rosa Díez en su blog: En el PP, como son más acomplejados, la lluvia de "reportajes" sobre nuestro partido y sobre mí misma no cesa. En algunos digitales como "El Confidencial" incluso han hecho una serie de dos capítulos para tener más espacio y "descomponer" a Rosa Díez y a UPyD. Época nos dedica una portada y un reportaje para descubrir cuan de izquierdas (y cuan nacionalista) soy: estuve en un gobierno de coalición (gran aportación del periodismo de investigación); tenía una ikurriña en mi despacho (pena que no se fijaran en la bandera española que siempre estuvo en mi mesa); en los viajes de promoción de las empresas vascas me acompañaban empresarios del PNV (mecachis..., por qué no harían en tiempos de Aznar una ley para prohibir a los ciudadanos del PNV dirigir empresas o trabajar en ellas...!!); o haber hecho una campaña de turismo bajo el lema "Ven y cuéntalo" (otra gran aportación del periodismo de investigación: no se había enterado nadie hasta que lo han publicado ellos.) Por cierto, en eso de criticarme por haber sido miembro de un gobierno de coalición coinciden los que me califican de derechas con los que me califican de izquierdas. Los extremos, como siempre, se tocan. Claro que los medios al servicio del PP están casi obligados a hacer estas cosas de propaganda, dado que los dirigentes de ese partido me dedican (nos dedican) un valioso tiempo cada vez que comparecen ante los medios de comunicación. Desde González Pons que nos "acusa" de copiar sus iniciativas (anda, o sea que vamos a ser de derechas....) hasta Soraya Sáez de Santamaría que explica que estamos en total desacuerdo en "el aborto y la Monarquía". Y, como llevaba preparada esa intervención, saca un papel y lee, entrecomillada, una declaración mía en la que reflexiono sobre hasta qué punto la Monarquía debiera de ser consciente de que el cuestionamiento del orden constitucional y de sus símbolos que practica/permite el PSOE terminará afectándola. Y dice la Portavoz :"En consecuencia, votó en contra de la partida presupuestaria para la Casa Real". ¡Toma castaña" En consecuencia ...se fue a comprar un par de zapatos... No tienen remedio. Claro que luego viene Rajoy y dice en la COPE que no coincide conmigo en nada. Vamos, como Patxi López. Lo dicho: se tocan.

Desde el PSOE
Pues si desde el PP nos quieren colocar la etiqueta de ser un partido de izquierdas, llegan estos, y nos califican como partido de derechas. ¿En que quedamos?.Ya sucedió en las pasadas elecciones generales de marzo de 2008. Hubo un serio esfuerzo mediático por colocar a Rosa Díez, y a Unión, Progreso y Democracia (UPyD) junto al PP. Incluso situarla más a la derecha que la línea de Rajoy, y en connivencia con los llamados “sectores más duros” del PP. Y el objetivo de situar a Rosa Díez y a UPyD a la derecha no ha desaparecido desde entonces. Ha continuado durante todos estos meses.

Y vuelvo a citar a Rosa Díez: Es verdad que el Partido Socialista hace esta labor de zapa contra nosotros con más inteligencia mediática que el Partido Popular; no en vano hace ya mucho tiempo que en el PSOE se ha sustituido la política por la demoscopia. Por eso no es de extrañar que el partido que gobierna (es un decir) gestionen la propaganda mejor que el PP, pues estos últimos todavía no han descubierto qué quieren ser de mayores y se pasan los días pares y/o impares discutiendo si vienen o van. Anticipo que esta apreciación nada tiene que ver con el hecho de que Mariano Rajoy sea gallego; se dice que cuando uno ve un gallego nunca sabe si sube o baja; pero el gallego sí que lo sabe. Creo que no hacen falta más explicaciones.

Les decía que a izquierda y derecha (es un decir) arrecian los "artículos" explicando por qué no hay que votarnos. Los más cercanos al poder instituido ( o sea, al PSOE) cumplen bastante bien la consigna de la "patronal" que es la de de ignorarnos: sencillamente no existimos. Así nadie de sus lectores o escuchantes podrá plantearse siquiera la posibilidad de darnos su confianza. Pero de vez en cuando se les escapa algún espontáneo como Cercas en El País o el nunca suficientemente bien ponderado director de El Plural que se sienten obligados a insistir en que somos un partido a la derecha de la derecha española y que por tanto nadie que se considere de izquierdas deberá de cometer el pecado de votarnos. Patxi López también ha ayudado en esa dirección al afirmar que "Rosa Díez es una persona de derechas a la que nadie de izquierdas deberá votar" y con la que "no coincido en nada". También alguno de los diputados nacionales del PSOE (de la Rocha, entre otros) ha insistido en esa misma teoría cuando hemos defendido en las Cortes la devolución al Estado de la competencia de Educación; o cuando hemos votado en contra de la admisión a trámite del Proyecto de Estatuto de Autonomía de Castilla la Mancha; o cuando -- es la pera-- hemos propuesto a través de una Moción que el Gobierno actúe con la Ley en la mano y expulse a ETA de los cuarenta y dos ayuntamientos vascos y navarros en los que gobierna.


¿Quienes temen a UPyD?
Pués muy sencillo. Aquellos que llevan años traicionando la larga tradición democrática de los españoles. Porque UPyD mantiene unas ideas políticas de profundo calado democrático y con una defensa patriótica de España, de su unidad y de su fortaleza. Y esta alternativa de UPyD es acogida como agua de mayo en este invierno político, frío y seco. Y quienes más y mejor absorben el mensaje son las gentes, deseosas de que cambie esta situación de falsedad y de engaño.

Y termino el artículo con unas palabras, de nuevo, de Rosa Díez: Aviso a diestro y siniestro: todo esto nos la refanfinfla. Y no nos merecen ningún respeto quienes para ocultar su mediocridad y su falta de respeto a la sociedad plural y democrática han rebajado la política hasta estos niveles. Nuestra única ambición es que los ciudadanos sepan lo que queremos hacer y por qué lo queremos hacer. Que conozcan nuestras propuestas y nuestros argumentos. Y que se sientan identificados con ellas hasta el extremos de darnos su confianza para que podamos llevarlas a cabo. Y en eso vamos a seguir trabajando. Porque creemos en la política y en la necesidad de hacer política de otra manera. Porque hablamos a ciudadanos con libre albedrío, dueños de su pensamiento y de su voto. Porque creemos en una ciudadanía independiente, crítica, libre para elegir. Porque no nos interesa nada la política de panfleto o de consigna que se ha impuesto en España para que se puedan mantener en el poder alternativamente los dos partidos políticos cuyo modelo ya ha fracasado. Porque no nos da miedo defender en todos los lugares de España las cosas en las que creemos; porque tenemos un sentido institucional de la política; porque tenemos ambición de país.

Dejemos a los sectarios y a los acomplejados que sigan en sus cosas; que sigan con esa estrategia mediocre y papanata que parte de la base de que los ciudadanos no piensan ni tienen criterio. Dejémosles que sigan adjetivándonos en vez de rebatir nuestros argumentos. Y sigamos adelante. Sigamos hablando con la gente, escuchando sus problemas y sus sugerencias, debatiendo sobre sus propuestas. Sigamos nuestra tarea de acercar la política a la ciudadanía; empeñémonos en buscar complicidades, en regenerar la democracia.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pedro queremos un hijo tuyo. Uuummm que bien te expresas y que bien lo haces. Chaval va pa alcalde por lo menos. Es verdad son todos iguales no hay partido político como los de UPyD de Alcorcón estan to dios acojonados con vosotros. Te queda pequeño la política municipal el próximo artículo a por Cascallana o el tripartido imperfecto del Gobierno Municipal.

Anónimo dijo...

con tontos como el anterior anónimo entiendo como va la política en alcorcon. no ofende quien quiere sino quien puede. con dios. ya pediran algunos ya lo haran.

Anónimo dijo...

La verdad es que me confunde el hecho de que usted tenga tanta información del municipio pero sin embargo no se haya dejado ver y oir por un pleno. Para cuando una aparición?
Saludos y mucho ánimo.

Pedro dijo...

Ante los insultos, descalificaciones, y demás tonterias, no entro al juego. Lo dejo en las opiniones para que todo el mundo pueda ver como Usted sólo se retrata.

Para el último anónimo. Le aseguro que voy a plenos. No a todos, ya que mis obligaciones laborales no me lo permiten, pero sí a todos los que puedo. Gracias por los ánimos.

Un saludo.