11/12/08

Pagar por ir al médico.

Otra vuelta de tuerca más. Esto de la política cada vez está peor. Y no es que esté peor, es que cada día miran mucho menos por los ciudadanos.

Pagar por ir al médico
Siguen empeñados en cobrarnos, de una forma u otra, por ir al médico. Los servicios públicos más esenciales se privatizan, argumentando que, así, costarán menos a la ciudadanía debido a la competencia entre las empresas. Cuando se quiere privatizar un servicio público alegando que funcionan mal o están sobredimensionados en vez de arreglarlos o mejorar su gestión, utilizan esta excusa para privatizarlos.^
Pero en este caso, lo mires por donde lo mires, utilizando sus propios argumentos, no encontramos nada que pueda ser utilizable.

Los logros sociales (servicios públicos o sistemas de protección social, sanitaria y educativa universales) conseguidos con las luchas de tantos trabajadores y trabajadoras a lo largo de muchos años, están condenados con las políticas de administraciones y gobiernos con este “talante”.

Por eso, algún pensador reciente, sugiere dejar de hablar de privatización y “utilizar términos que hagan honor a la verdad: estamos hablando de alienar y poner el producto de décadas de trabajo de miles de personas en manos de una ínfima minoría de grandes inversores. Esto no es otra cosa que uno de los más grandes atracos padecidos por nuestra generación y todas las anteriores”.

Por supuesto, el PP de Alcorcón, encabezado por el Sr.Díaz no dice ni pio ante estas decisiones, a la que se opone frontalmente el Ayuntamiento de Alcorcón

En época de crisis económica, estas son las iniciativas políticas que mejor vienen al pueblo. Sí señora, cobrarle por ir al médico.

Cobrarnos por acudir al médico tiene un nombre: Robo.
Y los que roban tienen otro nombre: Ladrones.

.... en el camino nos encontraremos.

1 comentario:

Pepucho dijo...

Nos asusta, diría mejor, nos aterroriza oír eso de PRIVATIZAR LA SANIDAD.
Como todo en la vida, los extremos nunca han sido buenos (la experiencia nos lo demuestra), y en este tiempo que nos toca vivir en el que nos posicionamos hacia el centro de la balanza, más aún.
Digo esto a propósito de la machacona polémica que de debate hoy en nuestro país: sanidad pública o sanidad privada. Porqué razón queremos una sanidad totalmente pública con los costos que esto supone para el Estado; por qué razón queremos una sanidad totalmente privada con el costo tan grande que ello supone al individuo y a las familias.
Afortunadamente la sociedad española goza hoy de un nivel social y económico bastante acepetable (hablo siempre en general) Yo me pregunto ¿por qué no se diseña un sistema sanitario igualitario para las dos partes afectadas: estado/ciudadano.
Hoy el ciudadano puede costearse sin hacer mucha inversión una iguala médica de atención primaria; se imaginan ustedes el ahorro que supondría para el Estado el no tener que mantener el ingente número de centros de salud que hay repartidos por todo el país. No entiendo de cifras, pero los miles y miles de millones de euros que se ahorraría se podrían invertir en otros sectores de la sanidad pública: hospitalaria, preventiva, investigación, dependencia, etc.
La regeneración en la sanidad española es urgente y necesaria.