2/11/08

Objetivo: centrarse en Alcorcón.

Para apuntar hacia una alternativa política real, un movimiento tiene que tener una esencia práctica: tiene que tener una continuidad organizativa y una ideología consciente que sea capaz de clarificar la alternativa, explicando cómo es posible conseguirla y para qué vale la pena luchar.

El desafío de esta alternativa política, no es descartar la ideología per se, sino desarrollar un planteamiento más rico y sofisticado que se adapte a las demandas de nuestro tiempo.

Hoy necesitamos urgentemente un movimiento político que pueda articular de forma programática las aspiraciones más profundas de la humanidad.

Todos nosotros estamos de acuerdo en algo tan evidente como que, los actuales partidos políticos, los mayoritarios, se han dedicado a "resolver" los problemas de Estado, dejando de lado, como mero apoyo y maquinaria partidista, a sus delegaciones municipales, no teniendo en cuenta que, al fin y al cabo, los partidos en los municipios deben tener un independencia relativa para solucionar los problemas de los vecinos, que al fin y al cabo, para eso deben estar.

¿Por qué los partidos políticos deben centrarse más en su Ciudad?
Es evidente que los edificios comienzan por sus cimientos, es decir, no debemos comenzar la casa por el tejado. Así mismo es como actuan los actuales partidos políticos. Grave error.

Los partidos políticos que deben defender los intereses de los vecinos de la ciudad donde estan asentados, tienen que luchar contra el centralismo político, es decir, no dejarse llevar por las intenciones o deseos del jefe del partido nacional o regional de turno. Hay que defender la independencia política, eso si, sin caer en el provincianismo rancio, que al fin y al cabo, sería lo mismo que el centralismo puro y duro.

Cualquier partido político que quiera tener un asentamiento en su ciudad y poder tener capacidad resolutiva para los problemas de los vecinos, tiene que centrarse en ser un partido abierto al pueblo, garantizando así lo positivo de lo local frente a la globalización.

Esta es la única forma para tener éxito real (éxito medido en resolución de problemas y conflictos municipales, es decir, los problemas reales de los vecinos a los que deben representar), y poder administrar la sociedad con eficacia, honetidad y racionalidad, comprendiendo que la solución es administrar con éxito.

No se debe obviar que parte de este éxito se debe a crear políticas para unir el sector público privado en un sólo proyecto de ciudad.

Los partidos tradicionales y sus limitaciones.
Los actuales partidos políticos han evolucionado con el paso de los años, y en la actualidad estamos representados por unos partidos mayoritarios que tienen una estructura oligarquica y ha perdido importancia, tanto la ideologia como los programas electorales y muy por encima de todo esto, la opinión de los vecinos a quienes representan.

En la actualidad, los partidos políticos tienen su fuerza en la imagen del "lider". Esto explica muy claramente, por ejemplo, como Esperanza Aguirre saca, en las últimas elecciones Municipales y Autónomicas, un porcentaje de voto muy superior al de Fernando Díaz en Alcorcón (PP), y por ende, Enrique Cascalla incrementa su porcentaje de voto comparativamente con su compañero de partido para la Comunidad de Madrid, el señor Simancas (PSOE). La imagen que el vecino tenga de esos líderes decanta un buen porcentaje de voto, dejando de lado, para ese gran porcentaje de voto, el tema ideológico y de programa electoral.

Evidentemente, otro gran punto a favor de los "lideres" es su capacidad de gestión, quedando, de nuevo, en un plano muy alejado el programa electoral. Así se ha visto en Alcorcón, donde los dos grandes partidos han tenido y tienen, graves discrepancias internas, con falta de trasparencia y democracia interna, pero de una forma más clara e intensa la de los populares, con lo que el resultado electoral, en otro porcentaje, refleja el descontento de los vecinos para con los políticos del Partido Popular.

Otro grave problema de los partidos políticos actuales, mejor dicho, del sistema bipartista imperfecto actual (PP-PSOE), es el estar sujetos y atados a los nacionalismos periféricos que crean ruptura y crispación, así como ataduras en determinadas decisiones políticas.

Por otro lado tenemos en los partidos actuales, el grave defecto de dejar de lado la participación ciudadana y la grave falta de transparencia de los funcionamientos de los Ayuntamientos, Gobiernos Municipales y Gobierno Nacional, generando una gran desconfianza en el sistema y falta de credibilidad en los partidos. Si un partido quiere llegar a tener éxito municipal debe desacreditar estas formas de hacer política.

Por todo lo dicho anteriormente, los vecinos perciben a la clase política actual, y por ende, a los dos grandes partidos, como ineficaz, alejada de la realidad y de los problemas cotidianos, incomunicada y sólo preocupada por mantenerse en el poder por intereses partidistas no entendidos ni compartidos, donde las necesidades de las ciudades y de los vecinos quedan a parte y son las grandes olvidadas.

La regeneración política municipal como solución a los problemas.
El panorama político actual al que se enfrenta la ciudadanía hace que den su apoyo a otros partidos políticos y otras formas de hacer política. Estos nuevos partidos políticos no están sometidos a las presiones ni a las políticas de pactos.

Estos nuevos partidos suelen estar formados por personas más cercanas y sensibles a los problemas reales de los vecinos, a sus necesidades y a las preferencias de los vecinos. Ejercen un control real sobre los Alcaldes, y suavizan los conflictos y fomentan el diálogo y los acuerdos. Hacen menos costosa la toma de decisiones, y muy por encima de todo esto, algo que hace mucha falta, como es el aplicar el sentido común y la sensatez a la política tradicional.

Tiende a confundirse, en multitud de ocasiones, los términos política municipalista de política independiente. Los partidos actuales (PP-PSOE)apelan a la disciplina de partido para sacar adelante sus propios intereses, mientras que una política municipal debe sólo estar preocupado en contribuir la calidad de vida del municipio al que representan y a sus vecinos.

Si he dicho que la defensa de los intereses de los vecinos es un paso más en el movimiento político de las personas independientes, UPyD en Alcorcón debe suponer otro paso más. La unificación de todos los vecinos de Alcorcón que tengan como prioriad la defensa de los intereses de los vecinos de Alcorcón.

UPyD en Alcorcón no estará exento de algunos inconvenientes:
- Los problemas intrinsecos de no ser un gran partido (aún).
- La posición alineada de una gran parte de la sociedad hacia el bipartidismo.
- El descrédito ciudadano a cerca de la política y todo lo que tiene que ver con ella.

¿UPyD de Alcorcón no debe tener idelogía?
Por supuesto que sí.
En primer lugar, la misma ideología que marca el partido a nivel nacional, pero teniendo muy en cuenta que para que su implantación municipal tenga éxito debe tener presente:
- Ser un partido donde el principio y el fin sean los propios vecinos de Alcorcón.
- Alcorcón es como una familia política, un organinismo vivo compuesto por ciudadanos, no por una clase política excluyente.
- La misión debe ser generar una gestión municipal democrática honesta y transparente, capaz y comprometida con las transforaciones políticas, económicas y sociales del entorno.

UPyD en Alcorcón deberá fomentar la participación, entendida como:
- Un derecho de los ciudadanos.
- Un proceso activo, donde se comienza por escuchar a todos los sectores sociales y económicos.
- Compartir el poder y devolver la libertad, la autonomía y la responsabilidad a los ciudadanos.

La mayor ventaja que tiene UPyD en Alcorcón, es que, al ser un partido de nueva creación, no tiene sogas que ahoguen sus posturas, y no tiene porque someterse a las decisiones de nadie, ni a los grupos de presión, ni a los grandes intereses especulativos, ni comerciales e industriales.

El gran valor que tiene UPyD en Alcorcón es la facultad pedagógica de intentar recuperar la implicación, la práctica y la experiencia participativa de las personas y de las asociaciones vecinales.

¿Y cuales deben ser los retos de UPyD en Alcorcón?
- Hacer reflexionar a la gente, si en pleno siglo XXI caben planteamientos políticos basados en los movimientos ideológicos de principios del siglo XX.
- Hay que arbitrar los mecanismos necesarios de formación de sus integrantes para que puedan defender mejor los intereses de los municipios a los que se deben.
- Hay que articular los mecanismos para desvincular del partido a las personas que no tengan como fin la ayuda y el servicio a los demás. (Fuera de la política las personas con el único de fin de aparentar, enriquecerse y vivir del cuento)
- Se debe generar total coordinación para forjar un gran grupo que en un futuro próximo equilibre y modernice la política municipal.
- Hay que velar por el desarrollo sostenible guardando un equilibrio entre las necesidades sociales,económicas y ambientales para satisfacer las necesidades del presente preservando el futuro.

En Alcorcón UPyD debe crecer por la inquietud de las personas y agrupaciones que, desde la independencia política, pueda defender mejor los intereses de los vecinos de Alcorcón.

La lucha de UPyD en Alcorcón debe centrarse en ir contra las actitudes sectarias de los grandes partidos actuales, la concienciación ciudadana, y sobre todo la información y la comunicación.

La autonomía local. La descentralización.
Recordemos que, en 1978, con la Constitución, nace la primera descentralización, donde los gobiernos municipales pasaron de no existir, a gozar de amplias competencias y gestionar el 40% del gasto público total. Pero, y desde mi humilde opinión, las decentralización se ha realizado mal e incompleta, dando prioridad a los Gobiernos de las comunidades autónomas, dejando de lado a los que, de verdad resuelven los problemas de los vecinos: Los ayuntamientos.

De forma personal, creo y pienso que, el grado de desarrollo económico y la descentralización política tienden a ir de la mano.

UPyD crecerá en Alcorcón, como en el resto de España sin lugar a dudas, pero siempre tiene que tener presente que, en Alcorcón hay que centrarse en la política municipal, hay que centrarse en dar soluciones reales a los problemas vecinales,hay que centrarse en estar cercano a los vecinos, lejos de la política que han creado los grandes partidos en Alcorcón.

UPyD tiene el reto de centrarse en una política alejada de los estereotipos que han llevado tanto PP como PSOE. No tiene que caer en esos errores y no debe vincular sus actos hoy en día, y sus votos en el Consistorio mañana, a las decisiones personales del partido a nivel nacional, dejando de lado los intereses de los vecinos.

No hay comentarios: