30/11/08

Fernando Díaz y Pablo Zúñiga: INOCENTES.

La Audiencia Provincial archiva las actuaciones contra el Partido Popular en el Esanche Norte

Tras siete años de persecución en los tribunales y dos procesos electorales contaminados por las innumerables injurias y difamaciones públicas sostenidas por el aparato mediático del PSOE de Alcorcón, la Audiencia Provincial ha sido incapaz de encontrar responsabilidad penal alguna derivada de la actuación de Fernando Díaz, ex-Concejal de Hacienda y Pablo Zúñiga, ex-Alcalde de Alcorcón en relación al desarrollo urbanístico del Ensanche Norte de Alcorcón.

El auto decretado por la Audiencia Provincial el pasado 12 de octubre pone fin a un periplo judicial que comenzó en el año 2001 cuando Enrique Cascallana, varios Concejales Socialistas, alguno de Izquierda Unida y una asociación creada por el aparato del PSOE de Alcorcón denominada "Asociación de Ciudadanos por una Democracia Decente", interpusieron una denuncia contra Pablo Zúñiga, Fernando Díez, el arquitecto municipal y el Oficial Mayor del Ayuntamiento de Alcorcón, varios propietarios y constructores y el arquitecto Leopoldo Arnáiz por los presuntos delitos de falsedad en documento público, información privilegiada, prevaricación, cohecho y maquinación para alterar el precio de las cosas.

La denuncia recayó en el Juzgado de Instrucción nº 2 de Alcorcón donde el Juez no apreció indicio de delito alguno y fue archivada haciendo pieza aparte de la documentación referente a Leopoldo Arnaíz que se unió a las diligencias que contra él se seguían en otro juzgado ajeno a Alcorcón.

Insatisfechos con la resolución judicial y cegados por el notable rendimiento mediático obtenido, los denunciantes presentaron recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Madrid y ésta devolvió el asunto al Juez de Instrucción quien para asegurarse de que no había delito encargó a la Unidad de Delitos Monetarios de la Guardia Civil una investigación sobre los encausados.

La cosa se iba liando y la imagen pública de los encausados se degradaba con la entrada en escena de cada nuevo Órgano Jurisdiccional. Una nueva declaración ante el juez y el fiscal anticorrupción convenientemente aireada por el PSOE de Alcorcón, ensombrecía definitivamente la imagen del Partido Popular y aunque la sentencia no llegaba todo el mundo veía el humo e intuía el fuego.

Siete años después el asunto ha vuelto a la Audiencia Provincial de Madrid y con los papeles en la mano y todas las diligencias judiciales practicadas el Tribunal ha dictado el auto 310/2008 por el que se acuerda desestimar el recurso de apelación presentado por el PSOE de Alcorcón y sus amigos confirmando el auto de sobreseimiento inicial dictado por el Juzgado de Instrucción nº2 de Alcorcón.

Hasta aquí la historia judicial que ha terminado con un importante varapalo hacia Enrique Cascallana Gallastegui, José Miguel de la Torre Moncayo, Miguel Luis Arranz Sánchez, Manuel Lumbreras Fernández, José Quirós Díaz-Valdés, Fernando Fornovi Godoy (IU) y la Asociación de Ciudadanos por una Democracia inDecente creada ad-hoc para el proceso. Todos ellos partícipes de un linchamiento moral y cómplices de una utilización repugnante de la justicia con fines electorales.

(Hasta aquí, texto sacado íntegro del blog amigo: El cascallazo; www.elcascallazo.com)

Es injusto, como siempre pasa casualmente en Alcorcón, que pocos medios de comunicación locales, por no decir ninguno, saquen esta noticia, que es de gran interés político en Alcorcón. El interés político de los medios de comunicación locales, así como el gran poder del PSOE de Alcorcón para con estos medios es preocupante.

Los medios de comunicación locales están más preocupados en la subvenciones que la información veraz en imparcial. Están más preocupados por el dinero y el poder, que por la información. Paradojas de la vida.

Desde esta blog, siempre he denunciado el bipartidismo actual, lastre democrático sin lugar a dudas. Pero del mismo modo, denuncio el lastre democrático que supone la falta de libertad de opinión en prensa y la censura a la que nos vemos sometidos los partidos que no comulgan con ruedas de molino, como son, por ejemplo, el PP y UPyD de Alcorcón.

Desde este blog, informo y denuncio públicamente, la censura que se ha dado a esta, y otras noticias, de los partidos políticos que no tienen nada que ver con el PSOE de Alcorcón.

Así mismo, felicito públicamente al PP de Alcorcón, a Pablo Zúñiga y a Fernando Díaz por esta resolución judicial, que no por ser esperada, es más que justa. Feliciades de verdad por esa lucha que habéis mantenido, demostrando, una vez más, que la verdad sólo tiene un camino, y que el PSOE de Alcorcón, ha manipulado, mentido y engañado para llegar al poder.

Como he dicho muchas veces, en política no vale todo, aunque los socialistas lo crean.

STOP A LA CENSURA EN LA PRENSA.

Un saludo.

8 comentarios:

Lorenzo dijo...

Para muchos vecinos de Alcorcón, Pablo Zúñiga fue el mejor Alcalde de Alcorcón. Lo peor de su mandato fueron determinados concejales de los que se rodeó.
Personalmente me alegro por Zúñiga mucho, y no estaría de más verle por Alcorcón de nuevo, eso sí, rodeado de mejores personas que los que tenía.

Pedro dijo...

Señor Lorenzo:
Pablo Zúñiga tiene dificil su vuelta, porque si algo tienen de bueno los del PSOE en toda España, es su capacidad de movilización y propaganda. Son verdaderos expertos en el típico "PASALO".
A Zúñiga le hicieron mucho daño esos "PASALO", difamando y atacando constantemente en mentiras, como demuestra esta resolución judicial.

Como ves, yo que milito en otro partido político, no me duele en prendas felicitar y aplaudir las cosas buenas que hagan o les pasen a otros partidos políticos. No todo es bueno o malo en términos absolutos en los partidos políticos ni en nada. Incluido el nuestro, por supuesto.

Un abrazo y gracias por tú aportación.

Anónimo dijo...

Lorenzo y Pedro estáis equivocado. Pablo Zuñiga pago su prepotencia y soberbia frente a su gobierno. Y aporto muy poco o nada al municipio en cuanto mejoras existentes. Desgraciadamente el fallo de su mandato y castigo popular se traduzco en el tumor llamado Enrique Cascallana que no hizo mérito alguno, si no aprovecho el declive del PP al frente del mandato de este señor y de la muerte de Joaquín Vilumbrales que a bien seguro ahora continuaría gobernado en Alcorcón. Y hubiera sido un gran alcalde para todos.

Pedro dijo...

Señor Anónimo.
Para calificar a una persona, y adjetivarla de alguna forma, supongo que primero tenemos que conocerla.

Lo único que yo expongo en mi blog es que el PSOE de Alcorcón supo utilizar las mentiras en contra de Zúñiga. Le acusaron y le difamaron. Y ahí está la sentencia que lo corrobora.

De lo que sí puedo dar fe es que Zúñiga se rodeó de un determinado grupo de gente equivocado, que pensaban más en sí mismos, que en el pueblo. Y así paso, claro está.

Si Zúñiga fue culpablo de todo lo malo, también lo fue de lo bueno para el PP. Lo único que está claro, es que a Zúñiga le salió muy caro perder las elecciones, mientras que muchos de los que estaban con él aún siguen en el PP con puestos de responsabilidad dentro del partido, e incluso siendo concejales.

Al PP, una vez marchado Zúñiga, le hubiera venido bien una regeneración. Pero si Zúñiga fue culpable de algo, también lo fue el resto del equipo que con él estaban. Pero ya sabemos que esto no ha sido así, y aún, hoy en día, tras perder elecciones, siguen en su sitio acomodados en sus poltronas, mienrtas que Zúñiga no lo está.

un saludo y gracias por su aportación.

Anónimo dijo...

Pedro esta cayendo en el olvido. El señor Zuñiga nunca apostó por la vivienda pública si no su vía de especulación y los proyectos que llevo a cabo fueron en su día para fomentar la vivienda de adquisición libre y quiso enriquecerse del boom inmobiliario del momento.
Estuvo enredado en la trama de la Asamblea de Madrid.
Cambio el nombre de la calle de la Libertad por el de Joaquín Vilumbrales sin el consentimiento y el referendum popular de los vecinos y vecinas residentes.
No mejoro, ni aumento la plantillas de las distintas administraciones y servicios municipales.
Se hizo un retrato que en su día costo un dineral sin haber sido alcalde electo por los ciudadanos-nas de Alcorcón.
En las fiestas patronales lo festejos de los fuegos artificiales puso el logo del PP para y con el dinero de los contribuyentes.
Y ten contaría, tantas y tantas cosas. Me gustaría que mirase hacia atrás el historial de este señor al frente del Gobierno Municipal.

Anónimo dijo...

Me hace usted gracia lo que dice de que mientras que muchos de los que estaban con él aun sigue en el PP con puestos de responsabilidad e incluso de concejales en la oposición. Si usted tuviera la suerte de ser concejal en las próxima elecciones municipales y se diera la misma situación usted se agarraría a un clavo ardiendo contar de seguir ocupando dicho puesto. A todo buen españolito le gusta el dinero, las mujeres, el buen vino y una buena vida. Venga, venga...
Vamos a ser sinceros y usted no esta en política por amor al arte. Los nostalgicos de la justicia y del buen hacer ya no existen.
El desprecio del dinero es bastante frecuente, sobre todo entre aquellos que no lo tienen. Digamos las cosas como en realidad son: es muy agradable poseerlo, por las comodidades que nos procura, en primer término, y más todavia por la impresión de seguridad con que nos libra de todo embarazo y nos tranquiliza. Y es que entre un deseo y un pensar casi siempre hay lugar para una tontería. Y no se me ofenda señor Pedro.

Pedro dijo...

Los nostágicos, como Usted los llama, son personas con valores y un pensamiento de la política diferente al que impera. Por suerte existen y existirán. Eso es lo que nos diferencia en UPyD a los demás.

Si habla de dinero, le asegura que los que ahora mismo forman parte del Comite de UPyD de Alcorcón, a ninguno, le hace falta el dinero para vivir. Todos tienen sus trabajos, cualificados por cierto, y empresas. Estan en política por creencias y fe. Fe en que la política no es la que, actualmente, se hace.

Uno se agarra a un clavo ardiendo cuando no tiene oficio ni beneficio, y sú única forma de ingreso es la política. Es decir, profesionales de la política.
Nadie hace desprecios al dinero. Es necesario para vivir, pero ganándolo honradamente con trabajo. Usted me entiende perfectamente.

Y no se preocupe,que no me ofendo en absoluto. Tonterias tenemos todos. Pero tiempo al tiempo....

Un saludo.

Anónimo dijo...

Pablo Zúñiga fué Secretario General del PP de Alcorcón 12 años, y Presidente del mismo 8 más. Es decir, durante 20 años fué uno de sus máximos dirigentes (El era el Presidente cuando el PP ganó las elecciones en Alcorcón). Supongo que algo habrá tenido que ver en los éxitos del mismo.
No obstante, liderar es asumir riesgos. Y uno de ellos es el de la culpa en la derrota. Ya lo dijo Napoleón: La victoria tiene muchos padres, la derrota es huérfana.
En cuanto a muchas de las cosas que se dijeron, no son ciertas, o al menos, son verdades a medias.
Otras, grandes mentiras.
El cambio de nombre de una calle es potestad del Alcalde-Presidente, que lo hace por decreto. Algo así como ha hecho Cascallana a la hora de bautizar calles y plazas como, por ejemplo, la de la República.
Y si todos coincidimos en que Joaquín Vilumbrales era tan buena persona, no debemos ser tan mezquinos de negarle el nombre de una de nuestras principales calles, digo yo.
En cuanto al tema del cuadrito. Creo recordar que formaba parte de un lote de cinco cuadros, como en su momento explicó el propio Concejal de Cultura y Primer Teniente de Alcalde, Uno del Rey, y otro de todos los Alcaldes de la Democracia, como existen en tantos lugares. Querer emponzoñar ésto, es también un síntoma de demagogia.
Por cierto, creo que fué el Gobierno de Zúñiga el que remodeló la Avenida del Alcalde José Aranda, embelleciéndola, y además colocando un homenaje a la Constitución Española, que fué inaugurado por uno de los Padres de la Constitución, Gabriel Cisneros. Alguna diferencia de trato hay entre unos, y otros.
Por otra parte, creo que Zúñiga fué culpable de muchas otras cosas, y muchos otros desaciertos: En primer lugar, creo que se alejó de los vecinos, confiando más en una buena gestión, que en una impecable "puesta en escena"; se rodeó de personas buenas, y de personas nefastas, como siempre ocurre, y tampoco fué capaz de hacerse con la opinión favorable de los medios de comunicación (más por manipulación de éstos, yo creo). Aún así, él era el número uno, y justo es que asuma responsabilidades.

Y ahí creo que radica la grandeza de Pablo Zúñiga. En que las asumió, consiciente de que debía hacerlo, porque ese es el precio del liderazgo. Le felicito por ello.

Llegados a este punto, realmente pienso que lo importante es dejar de mirar al pasado y ver cual es nuestro presente, y nuestro futuro. Y éste no puede ser más incierto, y más preocupante.

A mi no me preocupa ya Pablo Zúñiga, ni Jesús Bedmar, ni Felipe González,.... ni Evita Perón. Lo que necesito, lo que necesitamos, y de manera urgente, es alguien capaz. Que ponga en orden al PP de Alcorcón, y que sea capaz de erigirse en verdadera alternativa.

Y de lo que hay, nada de nada.

¿Cualquier tiempo pasado fué mejor? Ni lo sé, ni me importa. Lo que si sé, es que el presente está hecho un asco. Y no se le ve solución en el horizonte.

Saludos.