6/11/08

Escrito para la solución de conflictos políticos.





El propósito de este escrito es fortalecer la participación de los vecinos de Alcorcón en el proceso democrático local y mejorar la capacidad de las instituciones municipales para responder a las necesidades de sus ciudadanos.

¿Que importancia tiene la construcción de consensos?
El concepto de paz política no es simplemente un tiempo de ausencia de guerra o confrontación política, sino un estado de armonía social y desarrollo humano. Para su consolidación, y por ende, la de la democracia, cobra importancia la búsqueda de consenso, entendido como una forma de solucionar problemas politicos y tomar las decisiones pertinentes para solucionar esos problemas.

Para una efectiva participación en política, un lider que apoye el desarrollo local, debe poseer habilidades que favorezcan el consenso político, ya que en lugar de dejar las soluciones a los problemas de importancia o las decisiones únicamente al Partido en el poder de turno, debe pretender la participación no sólo de los políticos, sino de todos los integrantes del municipio, sin importar que tan diferentes puntos de vista u opinión puedan tener del problema.

Muchas veces, algunas personas pueden tener cualidades naturales para lograr que un grupo alcance acuerdos, especialmente por el sentido común con que ven las cosas. Si a ello se le añaden unas técnicas apropiadas, su papel dentro del partido y del municipio pueden crecer y ser útil para la solución de los problemas a los que se deben enfrentar los vecinos.

Alcanzar consensos necesita de una alta participación ciudadana, para que se convierta gradualmente en una conducta cotidiana, que privilegie lo que une a lo que diferencia. Algunos factores pueden ser importantes para su construcción:
- Hay que dar cabida a todas las opiniones.
- Todos los partidos políticos y asociaciones vecinales deben ser parte del proceso.
- Así mismo, todos los anteriores deben ser informados de cualquier cosa que afecte a ese proceso, por lo tanto, no pueden existir cosas ocultas.
- El diálogo no puede romperse nunca.
- Nadie sabe más que los demás.
- La verdad se encuentra entre todos.
- Ninguna opción o idea puede se decantada sin haberla debatido.
- Todos los puntos de vista son importantes.
- Intentar evitar el voto y favorecer el acuerdo.
- Ni vencedores ni vencidos.
- Hablar por hablar no tiene sentido.
- Llegar a resultados concretos y prácticos.

Estas reglas no deben olvidarse nunca por un lider político ni por el partido al que representa, sino convertirse una actitud permanente que se mantenga en la relación entre el partido político y las asociaciones y movimientos vecinales, y así mantener una relaciónde credibiliad y confianza mutua.

¿Qué es un consenso?
Consentimiento universal o acuerdo de un gran grupo de personas o de grupos sociales. El consenso es acuerdo de todos.

Consenso y disenso
Si bien el consenso es muy importante en las relaciones políticas, sociales, personales, etc, también es muy importante aceptar el disenso.
Tanto el consenso como el disenso son de gran importancia en una democracia real: El ciudadano debe sentirse libre para estar o no de acuerdo. Esa es la importancia del consenso y del disenso, ya que no se puede esperar, ni es deseable, que todo el mundo piense y opine igual.

Un buen partido político debe participar en la vida vecinal promoviendo el consenso entre los intereses y necesidades de los vecinos, comunidades y sectores, donde la Alcaldía, por ejemplo, puede ser un vehículo que garantice la armonía y mantenga el bien común como fin supremo.

La construcción de consensos, es, entonces, el instrumento más adecuado para hacer legítimo el trabajo de los partidos políticos, y eso depende, en gran medida, de la directiva de esos mismos partidos.

¿Qué es el disenso?
Discrepancia, divergencia, contienda, discordia, o falta de acuerdo entre las partes.

Del acuerdo al consenso.
Existe la opinión muy generalizada de que al haber más participación y tomar en cuenta la opinión de todos resulta muy difícil establecer acuerdos, al punto que se vuelve casi imposible concretar acciones y objetivos. Pero la experiencia demuestra que construir consensos no es perder el tiempo. Por el contrario si para tomar decisiones se emplean formas tradicionales, como la simple votación, es probable que queden por fuera muchas opiniones e inquietudes que, incluso, pueden más tarde convertirse en resistencia pasiva a los acuerdos que se adoptan.

La forma tradicional de solucionar diferencias, basada en la ley del más fuerte, genera tarde o temprano crisis que pueden resultar casi imposibles de manejar y deja de lado la experiencia de numerosas sociedades en las cuales la construcción de consensos respecto a los grandes problemas nacionales hace más fuertes y valiosos los acuerdos.

No tener miedo o evadir sino saberlos enfrentar viene a ser el valor fundamental que se expresa en los modernos procesos de solución de conflictos.

¿Qué son los conflictos?
Es frecuente que exista discrepancias entre los miembros de una familia, entre amigos o entre vecinos de una comunidad. Las diferencias siempre existen pero se convierten en conflictos cuando literalmente provocan enojo o choque entre dos o más personas. Los conflictos son parte de la vida, algo común que no deberían causar asombro.

Lo importante no es saber si hay conflictos sino aprender a manejarlos, de manera que las soluciones se construyan con la participación de todos, en decir mediante el consenso.

Pero no es tarea fácil. La historia de la humanidad está llena de ejemplos que demuestran la existencia de una herencia emocional que lleva a “huir o pelear” en el momento que existe un conflicto. En la práctica, huir resulta una opción muy cara porque los problemas seguirán existiendo Pero la actitud de pelear también es contraproducente pues no lo resuelve sino que, casi siempre, lo hace más grande y peligroso.

En ocasiones también se manifiesta una actitud llamada agresión pasiva, que se caracteriza por no confrontar abiertamente pero que, en el fondo, guarda resentimientos que tarde o temprano saldrán a flote y harán más difícil encontrar salidas.

¿Que hacer para manejar los conflictos que a diario se presentan?
En primer lugar, se necesita un cambio de actitud que lleve a no simplemente pensar “tú contra mí”, sino en términos de “nosotros contra el problema”. Ya no se trata de que alguna de las parte en discordia gane y la otra pierda; por el contrario, una solución exitosa será aquella en la cual todos ganen, a partir de privilegiar lo coincidente y dar menos importancia a lo divergente.

Por tanto, los conflictos vienen a ser algo cotidiano en la relación entre el gobierno local y los ciudadanos pues a medida que crece la participación también aumenta los puntos de vista que reclaman ser tomados en cuenta. La participación fomenta la aparición de actores que requieren habilidades especiales para mejorar la calidad de las discusiones y las decisiones que se adopten.

Tipos de conflictos.
En la vida política cotidiana se encuentra diversidad de conflictos que, por el tipo de efectos que generan, suelen ser clasificados como positivos o negativos.

Positivo
Un conflicto es positivo cuando refuerza las metas u objetivos que se ha trazado la persona o institución, lo cual contribuye a mejorar el rendimiento y la calidad.
Por ejemplo, la iniciativa de algunos miembros de una organización comunitaria para que los directivos rindan cuentas de su gestión, puede provocar conflictos al creer éstos últimos que existen dudas sobre su actuación, incluso económica, pero puede llevar a que adopten la costumbre de informar periódicamente sobre lo que hacen y así evitar falsas apreciaciones.

Igual cosa sucede cuando un nuevo partido político llega con ideas y actitudes novedosas que, en un primer momento, pueden provocar pero que, a la larga, implica mejora en la calidad de los servicios que se prestan por parte de la alcaldía.

CONFLICTO POSITIVO
Refuerza metas u objetivos y mejora el rendimiento y la calidad


Negativos.
Son aquellos que entorpecen el cumplimiento de objetivos y la calidad de la gestión. Estos conflictos generalmente son destructivos.
Por ejemplo, hay ocasiones en que personas divulgan, de forma verbal o escrita, información para desprestigiar o bien denunciar hechos que no son abordados de forma correcta. Ello deteriora la comunicación, polariza la opinión de las personas y, lejos de aportar a la solución del problema denunciando, genera malestar y tensión.

También se puede caer en tal situación cuando los dirigentes de las organizaciones no comprenden la importancia de dar espacios para la elección de otras personas y caen en la actitud de considerarse dueños de las mismas. El resultado más común es el debilitamiento y hasta desaparición de las instituciones.

Los conflictos negativos requieren de una intervención oportuna y adecuada a fin de manejarlos y darles solución. De lo contrario, pueden provocar mayores diferencias cuya superación resulta más difícil.

CONFLICTO NEGATIVO
Entorpecen el cumplimiento de objetivos, son destructivos.


Habilidades para resolver los conflictos políticos.
Si los conflictos son parte de la vida política y siempre van a existir, lo mejor es aprender a resolverlos de manera que no afecten negativamente las relaciones con los demás. Es necesario desarrollar algunas habilidades que permitan resolverlos efectivamente:

1. CONOCER LAS PROVOCACIONES
Las provocaciones son conductas verbales o no verbales que causan enojo, cólera u otra reacción emocional. Son como el relámpago, cuando truenan interfieren en la comunicación entre las personas.

Esto lleva a que las partes en conflicto enfoquen su atención en conductas fastidiosas en vez de atender el problema que están tratando de solucionar. Por lo tanto, si se pone atención a estas provocaciones y se entiende lo que significan, se pueden evitar.

Todos las personas reaccionan a provocaciones que les incomodan. A alguien, por ejemplo puede no gustarle cuando le agitan un dedo frente a la cara o sobre el hombro. Para otros, un empleado municipal que no atiende debidamente y hace esperar a los usuarios es motivo para sentir cólera y no querer saber nada de la alcaldía.

PROVOCACIONES:
Son conductas verbales o no verbales que causan una reacción de enojo.


2. ESCUCHAR ACTIVAMENTE.
La buena comunicación requiere ante todo de buenos oyentes. Oír activamente implica no solo estar en silencio y no hablar. Requiere hacer un importante esfuerzo para entender lo que se dice. Las personas que son oyentes activos hacen sentir a la otra persona que de verdad han sido escuchada.

Ser un buen oyente requiere concentración. Muchas personas reconocen si están siendo escuchadas nada más con señales no verbales, tal el caso del contacto con los ojos o la forma de mover la cabeza. Señales verbales de atención son el hecho de hacer preguntas, resumir las ideas o parafrasearlas. Cuando un oyente es físicamente
atento, el que habla se siente más cómodo y motivado para comunicarse mejor.

Hay quienes creen que ser buen oyente significa estar de acuerdo en todo lo que dice su interlocutor. En realidad, aunque no se esté de acuerdo todas las personas merecen ser escuchadas con atención, incluso si como resultado se tenga que dar una respuesta negativa.

ESCUCHAR ACTIVAMENTE:
Hacer sentir, y demostrar a la otra persona que de verdad ha sido escuchada.


3. GENERAR OPCIONES
La tercer habilidad importante para el manejo de conflictos es la capacidad de generar opciones para resolverlos.

Como se dijo antes, en muchos casos y al momento de enfrentar una situación problemática, la mayoría de personas tiende a optar únicamente par dos caminos: pelear o correr.

Sin embargo, ninguno de ellos es el mejor. La verdadera solución viene dada por un esfuerzo creativo para encontrar nuevas alternativas basadas en una visión completa de todas las aristas del problema. Solo si se conoce a profundidad las motivaciones que subyacen detrás de cada planteamiento es posible desarrollar soluciones consistentes.

No existen ideas tontas o inadecuadas ya que todas expresan una manera particular de ver las cosas, por lo que una inicial lluvia de ideas puede contribuir a la expresión de todos los involucrados, bajo el principio de que nadie tiene derecho a calificarlas como buenas o malas, son simples ideas. Un paso posterior es discutir detalladamente cada una de ellas y valorar las consecuencias positivas o negativas que pueden implicar para todos los interesados.

GENERAR OPCIONES:
Crear diversas alternativas de solución ante una situación problemática.


Componentes del conflicto.
Cuando existe un conflicto es importante tener en cuenta los elementos que usualmente están presentes, con lo cual se hace más fácil atenderlo:

EL PROBLEMA
Conjunto de impactos negativos, de naturaleza diversa, generados por las decisiones y comportamientos de las personas.

LOS ACTORES
Los individuos u organizaciones intervinientes.Por su forma de intervención pueden ser causantes o afectados. En un conflicto siempre hay dos o más actores.

LAS POSICIONES
Son las propuestas que se defienden frente a un problema concreto. Pueden cambiarse de acuerdo a la evolución de las circunstancias.

LOS INTERESES
Son las motivaciones que se encuentran detrás de las posiciones. Aquí intervienen principios. Expectativas o emociones.

LOS ESCENARIOS
Estos pueden ser ambientes donde se desarrolla el conflicto: la familia, una comunidad, una directiva, una municipalidad, etc.

Pasos importantes.
Resolver efectivamente un conflicto requiere la realización de un proceso que, al ser desarrollado paso a paso, puede resultar en una gestión exitosa:

VOLUNTAD DE HABLAR
La comunicación es necesaria para superar diferencias, por lo que resulta primordial que las partes estén dispuestas a hablar.

PREPARAR CONDICIONES
Es importante que el diálogo pueda realizarse en un lugar adecuado, exista un ambiente propicio y se cuente con el tiempo necesario.

REGLAS CLARAS
- Acudir con sincero interés para establecer un acuerdo
- Escuchar activamente los puntos de vista ajenos
- Tener en mente todas las opciones
- Identificar coincidencias
- Disposición para continuar dialogando si las soluciones no se encuentran rápidamente

ENCONTRAR UN ACUERDO

Es el momento decisivo en el cual las partes deben hacer todos los esfuerzos necesarios para llegar a un acuerdo satisfactorio para todos.

¿Como solucionar los conflictos?
Cada día las personas se enfrentan a nuevos conflictos que requieren solución. Esta puede ser tan sencilla como decir lo siento mucho o más compleja como quejarse ante la policía. En ocasiones no requerirá sino una conversación directa con otra persona, pero en otros casos habrá necesidad de ayuda externa.

El manejo personal de conflictos consiste en dos o más individuos trabajando juntos para resolver el problema y llegar a acuerdos; este proceso se llama negociación. En ella se discute directamente sin la intervención de terceros.

En otras circunstancias los conflictos pueden ir más allá y poner en riesgo la gestión administrativa, la imagen institucional o las relaciones laborales. Al crecer la tensión se bloquea la comunicación y las consecuencias pueden ser impredecibles. Es el momento en que se necesita la aparición de una persona ajena al conflicto para tratar de encontrarle una solución. Las formas más comunes son la conciliación, el arbitraje y la mediación.

CONCILIADOR
Actuar de conciliador es posible cuando se tiene una relación de confianza con alguna o ambas partes. Su papel es servir como vinculo de comunicación, hacer razonar y convencer a las partes por separado, ayudándoles a comprender mejor los hechos, interpretar los mensajes provenientes del otro, buscar información y convencerlos para llegar a una solución.

La conciliación es una forma muy común de intervención, usada en medios familiares, comunales e institucionales que, como las alcaldías, están más cerca de las necesidades de la población.

ARBITRO
Es también un mediador pero al cual se le reconoce explícitamente poder y aturoridad para intervenir en el conflicto.Es posible cuando las partes lo solicitan o cuando una ley, acuerdo o reglamento así lo contempla.

A diferencia de la mediación, el arbitraje siempre produce algún tipo de arreglo. Pero tiene el riesgo de que la decisión no satisfaga a todas las partes y su duración sea temporal. Por ello,la aceptación de las reglas y el adecuado comocimiento de los argumentos son fundamentales antes de emitir el juicio.

MEDIADOR
La mediación involucra a una tercera persona llamada mediador-a, quien desde una posición neutral asiste a los disputantes para resolver su problema, pero siempre teniendo presente que solo ellos pueden resolverlo.

Las mediaciones siempre son confidenciales. Una de las más importantes tareas de quien cumple ese papel es ayudar a separar los verdaderos intereses de las posiciones establecidas. Además, apoya a los involucrados para discutir el problema de manera franca y abierta e ir más allá de la postura desde la cual se encurentran, lo cual conduce a tener un cuadro verdadero del conificio.

La mediación tambitán requiere establecer reglas claras desde un inicio: mantener el respeto, no interrumpir, decir la verdad y no ser intransigente. No se permite usar frases tales como ¡yo no sé nada! ¿por qué debo cambiar?, ¡eso ni pensarlo!,¡yo tengo la razón!. Tampoco se acepta amenazar o agredir verbal y físicamente. Por el contrario, escuchar activamente y trabajar juntos en la mejor forma de llegar a una solución donde todos ganen.

El proceso de mediación.
La mediación es una manera de solucionar conflictos en la cual es común que se solicite la participación de los líderes comunitarios y de las autoridades municipales, por lo cual es necesario conocer los pasos del proceso de mediación:

1. PREPARAR CONDICIONES
El mediador hace que las partes se sientan relajadas y tranquilas explicando las reglas del juego, la naturaleza de su intervención que no es elegir la solución que considere más adecuada sino ayudar a las prartes para que lleguen por sí mismas a ella.

2. ESCUCHAR LAS POSICIONES
Cada parte explica su visión del problema sin permitir interrupciones ni dar lugar a aclaraciones, bajo condición de que se mantendrá la confidencialidad.

3. ENCONTRAR PUNTOS EN COMUN
El mediador hace un resumen de cada una de las posiciones e identifica los puntos en que están de acuerdo ambas partes, tratando de asegurar que los aspectos coincidentes sean comprendidos completamente.

4. IDENTIFICAR POSIBLES SOLUCIONES
Es el momento en que las partes deben pensar en posibles soluciones al problema, basadas en los aspectos comunes que se han encontrado; el mediador cumple la función de hacer una lista de las alternativas encontradas sin descartar ninguna.

5. REVISAR Y DISCUTIR SOLUCIONES
En base a las expresiones de las partes el mediador busca las reacciones que provocan cada una de ellas y encontrar aquella respecto a la cual existe mayor aceptación y resulta posible construir consenso.

6. LLEGAR A UN ACUERDO
El mediador ayuda a las partes para llegar a un acuerdo basado en el consenso y que, de preferencia, pueda quedar por escrito. El acuerdo debe incluir lo que sucederá si alguna de ellas rompe lo establecido.

En sintesis, la mediación produce buenos resultados ya que los participantes, con la asistencia de una persona imparcial, aislan las cuestiones principales de las secundarias para desarrollar opciones aceptables para todos, considerar alterinativas y llegar a un acuerdo mutuamente aceptable.

ANTE TODO, PREVENIR...
Lo ideal a que los conflictos no lleguen a ser tan graves que afecten las relaciones personales, comunitarias o laborales. Para lograrlo es importante siempre tener presente algunas ideas:
• Reconocer y aceptar las diferencias individuales
• Ser honestos consigo mismo y con los demás
• No asumir que siempre se tiene la razón
• No ponerse a la defensiva
• Escuchar activamente
• Tomar conciencia de los recursos disponibles
• Promover la cooperación
• Aprender de experiencias pasadas
• Ser generador de opciones

3 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Natalia dijo...

Hola,tengo 11 años,voy a 5º de E.P.O y tengo que realizar un trabajo de educación para la ciudadania sobre la solución de conflictos.Gracias a este blog he podido solventar mis dudas sobre la solución de conflictos políticos y así realizar mejor mi trabajo.
Mis más sinceros agradecimientos.
Adiós