21/10/08

El mayor error de un político: el cinismo.

El cinismo de los políticos destruye la democracia
El presente artículo responde a la necesidad urgente de intentar restaurar el órden moral de los políticos y sobre todo de las autoridades del Ayuntamiento de Alcorcón, que han hecho de la política, una fuente de escándalo, de inmoralidad y de corrupción. En definitiva, han convertido la política en su forma de vida, y se han olvidado del pueblo y los vecinos, a quien deben sus puestos.


Lo grave de este problema, es que de esta manera se vienen gobernando los destinos de nuestro Municipio, que no hace otra cosa, que sumergirnos en la inmoralidad y en la extrema pobreza política que esta destruyendo la democracia.

Por eso, creo que poniendo al descubierto el cinismo de los políticos actuales, estos deben tomar conciencia de la absurda actitud que está perjudicando su vida política y moral, así como la calidad de vida de todos los vecinos de Alcorcón. En ese sentido, debemos saber que: Unos "líderes democráticos" corruptos y decadentes es peor y mas destructivo que los dictadores corruptos".

Por eso, el pueblo sintiéndose frustrado por estos actos de hipocresía, falta de trasparencia, falta de democracia interna y de cinismo de los políticos actuales, se atreven en reclamar una tercera vía política, un partido nuevo, con nuevas caras, nueva gente, una alternativa real y creible que mejore su Municipio.

DEFINICIÓN DE CINISMO
El cinismo, es el arma del incapaz que lo utiliza como escudo para encubrir su sinvergüencería, desfachatez, obscenidad descarada y procacidad. El cinismo político y la corrupción ha creado una DOCTRINA DE LOS CÍNICOS, y como toda doctrina tiene muchos líderes, estos vienen sistemáticamente socavando la base moral de nuestras instituciones. En este caso, el cinismo en los políticos, vendría a ser una actitud de lo más aberrante que se podría esperar de una autoridad, que no obstante, tiene capacidad de reflexión y raciocinio cometa actos de corrupción, arrogancia y falta de democracia (es decir dictadura encubierta)generalmente.

Esto lo descalifica totalmente para seguir siendo funcionario o representante de los vecinos, porque la falta de escrúpulos, la vergüenza y el descaro de seguir persistiendo en su cargo enlodan a su familia y todo el ambiente político, y además, involucra a los que están en su entorno, que por lo general lo conviertan en sus testaferros políticos y sociales.

En consecuencia, los políticos deben evitar incurrir en el cinismo, realizando su trabajo con honestidad y humildad, o en su defecto renunciar para no seguir destruyendo la democracia. Sobre todo, tener la valentía y reconocer que necesita rehabilitar sus valores y sus principios de vida. ¡Esto debe ser la actitud que deben tomar los que pertenecen a la DOCTRINA DE LOS CÍNICOS!

En realidad, esta plaga del cinismo es la que hoy viene destruyendo a nuestro sistema democrático, por la incapacidad moral e intelectual de aquellos políticos improvisados que por el afán de lograr poder y de vivir del cuento (impuestos de los vecinos) se meten en la política, sin saber nada de política. Porque si supieran no presentarían estas actitudes de cinismo descarado.

Lo esencial en este problema es: ¿Que hacer para erradicar esta plaga que esta corrompiendo a nuestras instituciones? La respuesta está en el clamor que hoy hacen los líderes de los organismos mundiales que piden: "En este nuevo siglo, la humanidad necesita de una ética mundial que contenga nuevos sistemas con mecanismos innovados con respecto a teorías éticas científicas que pueda cambiar el enfoque del conocimiento errado que tienen los políticos de, basado en los valores de vida"

La nueva alternativa política, debe plantear que es tiempo de rehabilitar y cultivar los valores de vida que son: la verdad, la justicia, la unidad, la libertad, la paz, la armonía, la democracia y la vida. Valores que contienen un alto conocimiento político y moral que puede darnos bases sólidas e incorruptibles a una vida política. A decir verdad creo que no hay otra alternativa para salir de la crisis político-moral, porque los valores de vida son de carácter universal y está dada para toda clase de personas sin excepción. "CUREMOS EL CINISMO DE LOS POLÍTICOS CON EL VALOR MÁS IMPORTANTE, EL VALOR DE LA VERDAD. A MÁS VALORES, MENOS CINISMO"

DEFINICIÓN DE LA POLÍTICA
Para definir la política en el sentido mas estricto, tenemos que recurrir a las "Ciencias Políticas", que nos da mayor claridad de lo que es política desde una perspectiva mas técnica. En principio, la ciencia política sistematiza el orden de la sociedad en cuatro subsistemas, que son: Biológico, cultural, económico y político. Luego define con claridad las libertades políticas con ciertas garantías legales que pone restricciones a los poderes de un gobierno y a las vidas de sus dirigentes.

Cada uno de estas concepciones del desarrollo social, contiene una verdad lógica que dice: "NO hay desarrollo sin progreso biológico, moral, cultural, económico y político", es decir que un desarrollo auténtico y sostenido tiene que ser integral. En otras palabras, el desarrollo debe ser en forma conjunta, a la vez biológico, moral, cultural y político. En resumen esta es la concepción integral de una sociedad.

Esto significa, si sacrificamos uno de estos subsistemas, sería un error costoso, porque se dejaría un vacío que impediría seguir avanzando hacia un desarrollo integral. Por ejemplo, si sacrificamos el área cultural, que produce personas éticas, morales y un buen servicio administrativo, sería fatal para una gestión de Gobierno de cualquier índole, porque esto sería la manzana podrida que contagiaría a los demás. Por eso, debemos entender que cada subsistema es condición de los demás, y cada uno depende de los demás. Es decir, para que haya un desarrollo integral, no se puede obviar ninguno de los subsistemas.

Técnicamente, ciencias políticas, es la expresión general que comprende a un conjunto de conocimientos específicos, sistemáticos y generalmente a las relaciones y procesos sociales que se ocupan de los asuntos humanos. Esto significa, que a través de la ciencia, los grupos sociales(partidos) pueden dar mayor lucidez doctrinaria e ideológica a sus partidos a fin que puedan aplicar en un sistema de democracia más técnico, transparente, justa, equitativa. Y a la vez, evite en lo más mínimo las anomalías y desviaciones que suele presentarse en el sistema democrático.

La política, según el diccionario es el arte y practica de gobernar. Es decir, que se refiere a todas las actividades que esté inmiscuido un gobierno de cualquier índole. Pero, directamente está dirigido a las distintas manifestaciones de los políticos, frentes sociales y movimientos, que aspiran a conquistar el poder en el gobierno de cualquier índole. Algunas veces, la palabra política también se emplea para referirse a planes de proyección de futuro o aspiraciones y programas para el futuro de alguna organización empresarial.

En síntesis, la palabra política en términos de gobierno, se utiliza como principio fundamental y característico de toda la dinámica de la democracia, que tiene como propósito la reivindicación de los derechos humanos garantizado por la Constitución. En virtud de ello, los ciudadanos pueden participar como electores y ser elegidos sin ningún impedimento. En ese sentido el ejercicio de ser parte de la política en la conducción de los órganos de gobierno, está regido por las leyes que protegen la moral y el orden público. Podemos sintetizar diciendo: "LA POLÍTICA ES LA MADRE DE LA DEMOCRACIA. LA POLÍTICA EFICIENTE NO DEBE DEJAR DE LADO LA CIENCIA, ASÍ DARÁ MÁS FRUTOS"

BUSQUEMOS QUE LOS TÉRMINOS DE CINISMO Y POLÍTICA NUNCA SE JUNTEN
En principio hay que recordar que históricamente la política fue el sector donde se inició la implantación del principio democrático, pero esto fue en respuesta a las necesidades de encontrar un sistema de gobierno que pueda velar por la justicia y la verdad, sobre todo que respete la dignidad de la persona humana atendiendo prioritariamente las necesidades de la población más desfavorecida.

Esta búsqueda prácticamente obligó a que el hombre forme grupos sociales libremente formados, para que lleven la voz expresa del pueblo a una acción política común. Es decir, que sería el pueblo mismo quien elegiría a sus representantes para que gobiernen en beneficio de las grandes mayorías. Lo ideal es, que los líderes de gobierno digan: "HE VENIDO A SERVIR AL PUEBLO Y NO A SERVIRME DEL PUEBLO"

Además, la democracia según nuestra constitución promueve un conjunto de valores fundamentales que son básicos para tener una conducta correcta y una alta calidad de vida.


Entre los más importantes tenemos:
El respeto a la dignidad de la persona.
El respeto a los derechos inviolables e inalienables.
El bien común como un fin y criterio regulador de la vida política.
Promueve la paz y la moralidad pública.
Busca la justicia y la libertad como columna vertebral de un buen plan de gobierno.

La bandera de la verdad, debe flamear en el asta principal de la democracia.
Estos valores son principios suficientes para que todo hombre de gobierno tenga sustento moral en sus vidas. Además, todo sistema político se funda tanto en un sistema de valores como sobre una filosofía de ciencia, que genera ideas claras del propósito que tiene la política en ordenar la sociedad con paz, justicia y desarrollo.

Si existen estos dos caminos de autocontrol social, el político no puede involucrarse absolutamente en actos que transgredan las leyes constitucionales y los valores sociales. En otras palabras no se puede caer en el cinismo más ruin para ser ingrato y desleal con nuestros votantes, simpatizantes y militantes, así como para el resto de vecinos que no nos han votado.

Es cierto que los gobiernos establecieron un código de ética y le falta incluir en este los valores de vida ya mencionados, y este código debe ser mas publicitado por todos los medios en todas las oficinas públicas. Para tratar de inculcar a sus funcionarios públicos principios morales y valores de vida, que puedan elevar su calidad de vida politica y moral. Esto los alentará a no cometer, incurrir o involucrarse en actos de corrupción, de cinismo, de dictadura encubierta, de prepotencia, de arrogancia y de lejanía con el ciudadano.

Lamentablemente, estamos viviendo un tiempo donde al Gobierno del Ayuntamiento de Alcorcón y a la oposición, no les interesa nada el pueblo, prácticamente viven en una realidad ajena a todo lo que estamos pasando, para ellos no hay dignidad, no existe verdad ni justicia, sólo se interesan en el dinero y nada mas que el dinero para sus cuentas bancarias, son terriblemente egoístas. Y por culpa de esta corrupción actúan cínicamente con tal de entornillarse en el poder.


Por esta razón, nunca debieran haberse juntado el cinismo con la política, porque esto está destruyendo nuestra democracia. Hacemos un llamado a los vecinos de Alcorcón comprometidos con la democracia: "LUCHEMOS PARA QUE NO SE JUNTEN LAS PALABRAS CINISMO Y DEMOCRACIA EN LAS AUTORIDADES". " LUCHEMOS POR UNA NUEVA ALTERNATIVA POLÍTICA"

DESTRUCCIÓN DE LA DEMOCRACIA
Es evidente que la falta de liderazgo, el desorden político que existe en los dos grandes partidos políticos y el cinismo de los mismos políticos, nos está llevando hacia la destrucción del sistema democrático.

Esto explica como por falta de una educación en valores y principios de vida, el valor de la vida humana se ha ido deteriorando a tal extremo que sus efectos han alcanzado a altos funcionarios del gobierno. Y como consecuencia hoy se evidencia la degradación de las conductas que se reflejen en la corrupción y la incertidumbre moral que existe en la función pública.

En realidad, la muerte de los valores de vida y de la moral, la vida social se ha sumergido en un relativismo de normas éticas, donde todo cambia, todo es negociable, todos pueden pactar o hacer un acuerdo prescindiendo de las leyes, con tal que haya algún beneficio personal. Lo grave es, que nadie quiere denunciar a nadie porque las normas éticas no lo permiten, es decir, que muchos funcionarios dicen: "Por ética profesional, no lo denuncio a mi colega", como si la ética fuese hecha para encubrir una corrupción. Los valores de vida que están en nuestro interior desde el momento que tenemos vida, son: la verdad, la justicia, la unidad, la libertad, la paz, la armonía, la democracia y la vida. Estos deben regir el comportamiento de los políticos para que no se destruya la democracia, porque los valores dan solidez y firmeza a un Gobierno de cualquier índole. Si esto es lo correcto, es prudente no dejarnos llevar por la ética.

Todo esto nos está llevando a un nefasto relativismo que está controlando casi a todo el sector público. Lo lamentable es ver que este problema no esta afectando aisladamente, sino que sutil y sistemáticamente se viene infiltrando en las principales instituciones. Triste es saber que las personas que tienen el deber moral de servir al ciudadano, se vienen corrompiendo, perdiendo de esta manera su razón de ser, porque su vida ya no está fundamentada en la VERDAD, sino que esta sometido a la mentira y a una vida falsa e ilusoria.

Además, la desmoralización es la pérdida de la integridad personal, y de la desintegración de una escala de valores, principios, ideas y definiciones que afecta la estructura y el funcionamiento de las instituciones públicas y privadas. Lo que significa poner en riesgo la permanencia del sistema democrático que lejos de haber estado al servicio del pueblo, esta sólo ha sido utilizado para beneficiar a la gente que tienen poder político.

Esta forma corrupta de servir, desfigura el propósito real que tiene una democracia, y que a pesar de sus leyes y reglas que rige la vida institucional, estos vienen siendo transgredidos a vista y paciencia de las autoridades de fiscalización y control. Es decir, si los funcionarios de alto nivel no se ajustan a las leyes constitucionales y civiles, de nada valdrá el sistema democrático por más que tenga valores y un código de principios. Aquí debemos recordar que democracia no se mide en función de su sistema, sino en función de la calidad de vida moral de sus gobernantes, esto debemos tomar muy en cuenta a la hora de votar, que nuestro voto sea por la moral del político y no por sus promesas y por su ideología.

CONCLUSIÓN
Concluimos entonces, que el cinismo de un político se produce, después que voluntariamente se haya alejado de la vida real, de los problemas de los ciudadanos, de que la sordera le impida dar marcha atrás a decisiones tomadas en contra del pueblo.... Por supuesto, que cuando este mal forma todo una DOCTRINA DE CINISMO, entonces por deducción lógica podemos predecir que la destrucción del sistema democrático es inevitable. Y algunos políticos, su cinismo llega a lo máximo, cuando dicen: "Si me atacan a mí, están atacando la democracia, si me destruyen a mí, están destruyendo la democracia....".

Si queremos encontrar solución a este problema, entonces debemos conocer correctamente cual es al causa que ocasiona estas conductas deterioradas. Si no conocemos los síntomas y las causas, nunca encontraremos soluciones. Por lo tanto, un sistema no puede ser la causa de la corrupción, ni menos el deterioro de las conductas, porque este mal está ligado íntimamente con la vida moral de cada funcionario.


¿Acaso el hombre carece de facultades, talento, y dones? Si esto fuese así, porque habría que respetar las normas y leyes que rigen la vida humana.

En ese sentido, si no hay un sistema que oriente a las familias, todo lo que se haga por querer moralizar al hombre, será pérdida de tiempo y terminará fracasando. Por lo manifestado, es urgente que Alcorcón tenga como Política de Gobierno principal una Nueva Política, donde los planes mas importantes sean los problemas de los vecinos de Alcorcón.


Toda esta política debe estar fundamentada en los valores de vida, y como meta conseguir que las familias vivan en armonía familiar en sus hogares.

De no lograr instalar una nueva política, me temo que sólo nos quedará observar el caos social que se está originando en Alcorcón y que terminará con horribles consecuencias, porque estas serán perpetradas por el descontento y la enervación de los vecinos que están cansados de tanto cinismo en los políticos.


Sin embargo, esto parece que ya está sucediendo, porque en algunas localidades, municipios y Comunidades Autónomas, diferentes alternativas políticas florecen, tanto en organización, como en votos, dada la escasez de líderes de los partidos actuales, para un gobierno mas serio, responsable y con capacidad moral.

Los políticos cínicos, cuando están en el poder, enseguida revelan sus verdaderos rostros.

Como ejemplo, el Alcorcón, tenemos dos botones.

No hay comentarios: